SÍNTESIS CLÍNICA

Impacto de la contaminación atmosférica de Barcelona en la presión arterial

María Nayeli Ortega Villegas

Conflictos de interés

20 de noviembre de 2023

Un estudio observacional de medidas temporales y geográficas de pacientes individuales realizado en la zona metropolitana de Barcelona, en el que se analizó si existía relación entre la presión arterial ambulatoria y algunos contaminantes atmosféricos, concluyó lo siguiente:[1]

  • Existe una asociación positiva entre la presión arterial diastólica ambulatoria y diurna con las concentraciones de PM10 del día anterior.

  • No se encontró asociación de los contaminantes atmosféricos con la presión arterial sistólica ambulatoria ni con la presión arterial diastólica nocturna.

¿Por qué es importante este estudio?

  • Se ha reportado que la exposición a material particulado disminuye la esperanza de vida al incrementar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, respiratorias y cáncer de pulmón. En el sistema cardiovascular se ha asociado con vasoconstricción y alteraciones del ritmo cardiaco.

  • Con respecto a la presión arterial se ha observado una relación positiva con material particulado de varios diámetros, así como con nitrógeno y dióxido de azufre; sin embargo, la mayoría de estudios a la fecha ha evaluado la presión arterial solo de forma clínica.

  • Este es el primer estudio que evalúa la presión arterial ambulatoria y la contaminación atmosférica en afecciones reales de práctica clínica de un área metropolitana grande como lo es Barcelona.

Metodología

  • Se trabajó con los datos de 2.888 pacientes con hipertensión mayores de 18 años y sin tratamiento farmacológico previo, de ocho hospitales y 40 centros de atención primaria en el área metropolitana de Barcelona entre 2005 y 2014, que tuvieran una estación atmosférica cercana a donde se realizaron las mediciones.

  • Los monitores de presión arterial ambulatoria se programaron para realizar mediciones cada 20 minutos por 24 horas. También se midió la presión arterial clínica.

  • Se tomaron en cuenta variables sociodemográficas, factores de riesgo, uso de tabaco y diabetes de tipo 2, temperatura ambiental media y concentración de los contaminantes aéreos: PM10, PM2,5, nitrógeno y dióxido de azufre el mismo día de la medición ambulatoria, así como de dos días previos a esta.

Resultados principales

  • Se encontró una relación positiva entre la presión arterial ambulatoria y la concentración de PM10.

  • Por cada incremento de 10g/m3 de PM10 se observó un aumento de 1,37mm Hg en la presión arterial diastólica de 24 horas y de 1,48 mm Hg de presión arterial diastólica diurna; sin embargo, no se encontró relación significativa en la presión diastólica nocturna.

  • La presión sistólica y la presión arterial clínica no mostraron relación con los contaminantes atmosféricos.

  • Se consideran limitaciones de este estudio la falta de seguimiento a los pacientes, así como el desconocimiento de su estilo de vida que podría estar interfiriendo en los resultados.

Conclusiones

De acuerdo a los autores la alta prevalencia de hipertensión y los resultados obtenidos sugieren que es necesario tomar en cuenta la contaminación ambiental como un factor que interfiere en el control de la presión arterial, especialmente en los pacientes con hipertensión que viven en las grandes áreas metropolitanas.

Los autores han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Contenido relacionado

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....