El antecedente de la exposición a HCoV-OC43 causante de un resfriado común podría predisponer a algunos a desarrollar COVID-19 persistente

Damian McNamara

29 de septiembre de 2023

Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la COVID-19 en el Centro de información sobre el coronavirus (SARS-CoV-2).

Mucho sobre la COVID-19 persistente sigue siendo un misterio. La relativa novedad de la afección y la heterogeneidad de los síntomas y los cuadros clínicos hacen que los investigadores busquen algunas respuestas definitivas. Además, saber más sobre cómo y por qué se presenta la COVID-19 persistente podría ayudar a los profesionales asistenciales a ofrecer tratamientos más eficaces.[1]

Las personas con enfermedades reumáticas y antecedentes de un tipo específico de infección por el virus del resfriado común denominado coronavirus humano OC43 (HCoV-OC43) tienen un riesgo elevado de padecer COVID-19 persistente, según revela una nueva investigación.

Puesto que los anticuerpos permanecen en la sangre, el HCoV-OC43 también podría ser un biomarcador para predecir qué personas tienen más probabilidades de desarrollar COVID-19 persistente, también conocida como secuelas posagudas de la enfermedad por SARS-CoV-2.

"Los pacientes con enfermedades reumáticas pueden estar predispuestos a padecer COVID-19 persistente debido a sus respuestas inmunitarias desreguladas por su enfermedad o sus tratamientos", afirmó el coautor del estudio, Dr. Zachary Wallace, reumatólogo e investigador médico del Massachusetts General Hospital, en Boston. La autoinmunidad, la fibrosis y otros procesos patológicos propios de las personas con enfermedades reumáticas las convierten en una primera población ideal para evaluar".

Los resultados del estudio, publicados el 6 de septiembre en Science Translational Medicine, también podrían aplicarse a un grupo más amplio de personas.[1] "Los hallazgos observados en pacientes con enfermedades reumáticas podrían ser exclusivos de esta población, pero podrían ser aplicables a personas sin enfermedades reumáticas que experimentan COVID-19 persistente", añadió.

Todo en familia

Todo es relativo. Tanto el HCoV-OC43 como el SARS-CoV-2 pertenecen a la familia de los virus betacoronavirus. El sistema inmunitario de una persona con antecedentes de resfriado común por HCoV-OC43 podría volver a confundir una infección posterior por el SARS-CoV-2 con HCoV-OC43. Entonces lanza una defensa contra el HCoV-OC43, que solo protege parcialmente contra la COVID-19, dejando a la persona más vulnerable a presentar COVID-19 persistente.

"Nuestros hallazgos indican que una respuesta enriquecida al HCoV-OC43 puede estar asociada a peores resultados", afirmó el coautor del estudio, Dr. Jeffrey A. Sparks, de la División de Reumatología, Inflamación e Inmunidad del Brigham and Women's Hospital de Boston, en Boston, Estados Unidos. "Esto significa que las personas cuyo sistema inmunitario ataca a la COVID-19 como una infección completamente nueva podría irles mejor".

"Es probable que se prefiera una respuesta inmunitaria más fuerte al SARS-CoV-2. Dicha respuesta puede eliminar el virus con más eficacia", añadió el Dr. Sparks, "lo que podría ser una vía potencial que diferencie a los que tienen y los que no tienen COVID-19 persistente".

La conexión entre los antecedentes de resfriado por HCoV-OC43 y la posterior COVID-19 persistente fue inesperada. "Inicialmente esperábamos que la respuesta inmunitaria al SARS-CoV-2 fuera el marcador más importante y no esperábamos necesariamente que la respuesta inmunitaria a diferentes patógenos contribuyera de forma tan importante", reconoció el Dr. Wallace.

Los investigadores compararon en dos grupos a personas con y sin síntomas de COVID-19 persistente. Una cohorte de descubrimiento incluyó a 43 personas con enfermedades reumáticas y en una cohorte de validación se evaluó a otras 48 personas.

Desarrollar un biomarcador sérico basado en los niveles de anticuerpos no sería técnicamente difícil. Sin embargo, el Dr. Wallace señaló que primero es necesario reproducir el estudio en poblaciones diferentes y dentro de la situación actual de COVID-19. Tampoco está claro qué nivel de anticuerpos anti-HCoV-OC43 pondría a un individuo en mayor riesgo.

Perspectivas exteriores

"Es un estudio fascinante. Nos proporciona un nivel de información necesario para los pacientes", afirmó el Dr. Fernando Carnavali, director del Mount Sinai Center for Post-COVID Care en el Upper Westside de Nueva York y profesor asociado de medicina en la Icahn School of Medicine, en Nueva York, Estados Unidos.

Por ejemplo, añadió el Dr. Carnavali, puede mostrar a los pacientes que estamos investigando los mecanismos que subyacen a la COVID-19 persistente, que es una afección real. "Algunas personas no creen que tengan COVID-19 persistente y sus familias tampoco lo creen".

Advirtió sobre no dar falsas esperanzas a los pacientes debido al número relativamente pequeño de participantes en el estudio. También sería difícil generalizar estos resultados, continuó: "Este es un grupo de pacientes, pero tenemos que empezar por algún sitio y puede llevar algún tiempo: la investigación seria no se hace de la noche a la mañana".

"Ha habido mucho interés en saber por qué algunos pacientes padecen COVID-19 persistente y otros no. Este trabajo nos informa más sobre los mecanismos que podrían explicar lo que ocurre. Creo que es apasionante", expresó la Dra. Oladunni Adeyiga, que trabaja en un equipo multidisciplinario dirigido por la Dra. Nisha Viswanathan, que trata a personas con COVID-19 persistente.

"Ha habido tantas hipótesis y muchas no han resultado ciertas del todo", comentó la Dra. Adeyiga, que también es profesora clínica adjunta en la División de Enfermedades Infecciosas del Departamento de Medicina de la UCLA, en Los Ángeles, Estados Unidos.

"Estamos aprendiendo a atender a los pacientes con esta afección, pero realmente queremos saber por qué ocurre", finalizó la Dra. Adeyiga. "Disponer de ese tipo de información puede informar sobre más tratamientos en este ámbito".

El estudio tuvo apoyo independiente. Los doctores Wallace, Sparks, Carnavalli y Adeyiga han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Esta noticia fue publicada originalmente en Medscape.

Para más contenido suscríbase a nuestros boletines y siga a Medscape en Facebook, X (antes conocido como Twitter), Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....