La mitad de los pacientes con espondiloartritis axial presenta remisión con inhibidores del factor de necrosis tumoral

Marcia Frellick

Conflictos de interés

30 de mayo de 2023

CLEVELAND, USA. Alrededor de la mitad (52%) de los pacientes que vive con espondiloartritis axial y enfermedad inflamatoria intestinal concomitante alcanzaron la remisión clínica de la primera a los 12 meses de empezar a tomar un inhibidor del factor de necrosis tumoral, según informaron investigadores en el Congreso Anual de la Spondyloarthritis Research and Treatment Network (SPARTAN) de 2023.[1]

No se ha dilucidado bien la evolución de la espondiloartritis axial en pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal que comienzan tratamiento con inhibidores del factor de necrosis tumoral.

Dr. Rahul Dalal

El Dr. Rahul S. Dalal, fellow en enfermedad inflamatoria intestinal de la División de Gastroenterología, Hepatología y Endoscopia del Brigham and Women's Hospital en Boston, Estados Unidos, y sus colaboradores estudiaron si determinados factores clínicos se asociaban a la remisión de la espondiloartritis axial después de que los pacientes que además padecían enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa, iniciaran un tratamiento con inhibidores del factor de necrosis tumoral.

Mayor probabilidad de remisión en enfermedad corta y con adalimumab

Descubrieron que quienes padecían enfermedad inflamatoria intestinal desde hacía menos de 5 años y quienes utilizaban el inhibidor del factor de necrosis tumoral adalimumab, en comparación con otro inhibidor del factor de necrosis tumoral, tenían más probabilidades de alcanzar la remisión de la espondiloartritis axial al año. Los odds ratios calculados para esos factores fueron estadísticamente significativos.

El Dr. Dalal señaló que a la mayoría de los pacientes del estudio (70%) se les prescribió adalimumab, y dado que en el estudio no se compararon directamente los inhibidores del factor de necrosis tumoral, es difícil decir si adalimumab debería ser el tratamiento preferido para estos pacientes. "Pero es una cuestión interesante que debería abordarse en un estudio más amplio", agregó.

Otros inhibidores del factor de necrosis tumoral utilizaron fueron infliximab (27%), golimumab (2%) y certolizumab pegol (1%).

Detalles del estudio

En el estudio de cohortes retrospectivo se incluyeron 82 adultos con enfermedad inflamatoria intestinal y espondilitis anquilosante o sacroilitis que iniciaron el uso de inhibidores del factor de necrosis tumoral aprobados para la enfermedad inflamatoria intestinal entre enero de 2012 y octubre de 2021 en un gran centro académico.

La remisión clínica de la espondiloartritis axial fue el criterio de valoración principal, definido como la ausencia o el control adecuado del dolor y la rigidez relacionados con la espondiloartritis axial documentados en la nota reumatológica 1 año (± 2 meses) después de iniciar los inhibidores del factor de necrosis tumoral.

El criterio de valoración  secundario fue la remisión clínica de la enfermedad inflamatoria intestinal, definida como 2 o menos en el índice clínico simple de actividad de la colitis, una puntuación inferior a 5 en el índice de Harvey-Bradshaw o la evaluación por el médico sin uso de glucocorticoides orales o intravenosos durante 30 días. El Dr. Dalal señaló que 74% de los participantes en el estudio alcanzó ese criterio de valoración en el periodo estudiado.

"Algunos pacientes respondieron bien a los inhibidores del factor de necrosis tumoral para la enfermedad inflamatoria intestinal, pero no necesariamente para la espondiloartritis", explicó.

Los autores señalaron que no hubo suficientes observaciones para calcular los odds ratios de las variables, como el origen étnico hispanoamericano, la inflamación endoscópica y los antecedentes de uso de vedolizumab, secukinumab o ustekinumab.

El Dr. Dalal indicó que es importante estudiar a esta población porque los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal y espondiloartritis axial utilizan algunos de los mismos fármacos, pero no se sabe cómo actúa cada uno de estos en los pacientes.

"No tenemos muchos datos que nos digan quién va a responder a los tratamientos de ambas enfermedades simultáneamente", comentó.

Conclusiones "tranquilizadoras"

La Dra. Jean Liew, especialista en espondiloartritis de la Boston University, en Boston, Estados Unidos, quien no participó en el estudio, señaló que el equipo informó asociaciones univariantes de factores clínicos con el logro de la remisión clínica de la espondiloartritis axial, pero no en los análisis multivariables con ajuste respecto a posibles factores de confusión.

Dra. Jean Liew

La especialista comentó que el hecho de que la mitad de los pacientes logrará la remisión clínica es "tranquilizador, ya que anecdóticamente podemos encontrar que los pacientes con espondiloartritis asociada a la enfermedad inflamatoria intestinal tienden a tener síntomas más difíciles de tratar, así como opciones de tratamiento más limitadas. Por ejemplo, no pueden utilizar inhibidores de la interleucina-17".

Añadió que el estudio es pequeño y descriptivo, y que los análisis posteriores están limitados por el reducido número de pacientes. "Creo que si se pudiera realizar un estudio del mismo tipo a mayor escala y con un mayor número de pacientes, podría generar más datos sobre qué tipo de pacientes con espondiloartritis asociada a la enfermedad inflamatoria intestinal tienen más probabilidades de obtener una buena respuesta tras empezar el manejo con un inhibidor del factor de necrosis tumoral".

"Por supuesto, la otra pregunta es durante cuánto tiempo esos pacientes tendrían un buen control de la enfermedad mientras se encontraran bajo tratamiento con el inhibidor. ¿Cuál es la duración del tratamiento? Este estudio no plantea ni responde a esa pregunta", reflexionó la Dra. Liew.

El Dr. Dalal añadió que en futuras investigaciones será importante estudiar la respuesta a fármacos distintos de los inhibidores del factor de necrosis tumoral, especialmente los inhibidores de la cinasa Janus (JAK).

Eso ayudará a demostrar "si existe un algoritmo de tratamiento que pueda adaptarse a esta población para determinar qué agentes elegir primero", explicó. "Creo que para ello necesitamos estudios multicéntricos".

El Dr. Dalal ha recibido becas de Pfizer y Janssen y ha sido consultor de Centaur Labs y Janssen. La Dra. Liew ha declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Este artículo fue originalmente publicado en MDedge.com, parte de la Red Profesional de Medscape.

Para más contenido suscríbase a nuestros boletines y siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....