¿Urge reestructurar los programas de medicina en México para facilitar la práctica de la medicina basada en evidencia?

Equipo editorial de Medscape

16 de marzo de 2023

Solo 20% de los programas curriculares de medicina de instituciones mexicanas de educación superior incluye dentro de su plan de estudios materias formativas para practicar medicina basada en evidencia, según una revisión sistemática publicada en BMJ Evidence-Based Medicine.[1]

La medicina basada en evidencia es el uso meticuloso, explícito, juicioso y razonable de la mejor evidencia científica disponible para tomar decisiones sobre el cuidado de pacientes. Implica poner en la balanza tanto la experiencia clínica del médico como los valores y percepciones del paciente y la capacidad de buscar y discriminar información, lo que requiere además de un buen manejo de técnicas de investigación epidemiológica y de bioestadística, así como de habilidades de pensamiento crítico y de comunicación efectiva.[2]

Según los autores de la revisión sistemática, es importante destacar que la incorporación de la medicina basada en la evidencia en los programas educativos de medicina no solo es necesaria, sino también urgente.

Metodología y resultados

La revisión sistemática analizó los programas curriculares disponibles y avalados por el Consejo Mexicano para la Acreditación de la Educación Médica A. C. (COMAEM) antes de noviembre de 2022. Las materias consideradas como formativas para la medicina basada en evidencia fueron: metodología de la investigación, epidemiología, bioestadística, investigación clínica, salud pública, epidemiología clínica, diseminación científica e informática en la salud. Asimismo, se tomó en cuenta si las instituciones eran públicas o privadas.

Se identificaron 171 programas registrados, 60 únicos, de los cuales 50% correspondía a instituciones públicas. Se encontraron solo 16 materias formativas para la medicina basada en evidencia en el quinto y sexto semestres, de los cuales 12 (20%) eran obligatorias y 4 optativas (6,7%). Además, los créditos académicos asignados a materias formativas de la medicina basada en evidencia eran mínimos. La región Norte incluyó en su programa más materias formativas para la medicina basada en evidencia (n = 4), seguida por las regiones Centro-Norte (n = 3) y Central (n = 3).

Las materias formativas para medicina basada en evidencia más frecuentes en los programas son: salud pública (55%), epidemiología (40%), metodología de la investigación (36,7%) y bioestadística (28,3%), seguidas de informática en la salud, investigación clínica y epidemiología clínica, que se ofrecen en menos de 20% de los programas. Algunos de ellos incluyen más de un solo curso, a excepción de la bioestadística. Salud pública es el curso más ofrecido (n = 35) en todos los currículos, mientras que no se identificó ningún curso de divulgación científica.

En cuanto a las materias optativas, se encontró que menos de 5% de los planes de estudio ofrecían materias formadoras para la medicina basada en evidencia, con excepción de bioestadística (11,7%). Los resultados de esta investigación pueden consultarse de forma gráfica y en español en estos infográficos.

"Formar médicos capaces"

Dr. David Rodríguez

El Dr. David Rodríguez, investigador principal del estudio y fundador del proyecto TEBMx.org, destacó: "Formar médicos capaces de implementar estos principios puede impactar positivamente en la reducción de las desigualdades que enfrentamos en Latinoamérica. En primer lugar porque la práctica clínica basada en evidencia se aplica de forma objetiva a través de métodos estandarizados, lo que reduce las decisiones subjetivas y la posibilidad de discriminación en el cuidado de la salud. En segundo lugar, la identificación de intervenciones seguras y efectivas a nivel de investigación clínica puede escalarse a nivel poblacional y así contribuir al desarrollo de políticas públicas y decisiones de salud basadas en evidencia".

Como llamado a la acción, los autores desarrollaron un observatorio colaborativo en línea para dar seguimiento a los currículos de los médicos, así como para promover la integración de la medicina basada en evidencia como un primer paso para mejorar la educación médica y promover la salud pública en los próximos años.

Dra. María del Carmen Candia Plata

La Dra. María del Carmen Candia Plata, investigadora asociada del Departamento de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad de Sonora, México, y fundadora de la Escuela de Medicina de la misma institución, que no participó en el estudio, mencionó que las competencias indispensables que ayudan a un médico a practicar la medicina basada en evidencia radican en los comportamientos que permitirían a cualquier profesionista alcanzar un desempeño adecuado basado en las evidencias aportadas científicamente en cada una de sus disciplinas.

La especialista dijo que los comportamientos asociados con el desarrollo de capacidades básicas de pensamiento, comunicación, responsabilidad personal y social, así como aptitudes analíticas (buscar, procesar, organizar, jerarquizar y seleccionar información) se adquieren a muy temprana edad y son la base para el desarrollo de comportamientos disciplinares especializados que sirven a los médicos para gestionar sus recursos y alcanzar un dominio adecuado de la disciplina.

Los programas de licenciatura en medicina se reestructuran o actualizan cada 5 años, según la normativa nacional y los requisitos establecidos por el Sistema de Acreditación de Programas Académicos (COPAES y CIEES). Las últimas actualizaciones se han enfocado en las competencias.

Los autores instan a la reestructuración curricular; no obstante, la Dra. Candia señaló que no es urgente reestructurar los planes y programas de estudio, pero considera necesario buscar la concordancia entre el plan de estudios explícito y el oculto, que se define como aquellos aprendizajes no planificados que ocurren a lo largo de la enseñanza.[3] Desde su perspectiva, este último determina en mayor medida los resultados formativos de los estudiantes de medicina.

Esta noticia se realizó con información de Alma Lorena Ruelas Yanes.

Para más contenido suscríbase a nuestros boletines y siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....