COMENTARIO

Síndrome del corazón festivo: ¿qué debo saber?

Dra. Cecilia Bahit

Conflictos de interés

8 de diciembre de 2022

Para la mayoría de las personas las fiestas de Navidad y de fin de año son un momento de celebración con la familia y los amigos. Sin embargo, se ha reportado un aumento de mortalidad cardiaca y hospitalizaciones por infarto de miocardio con pico en Navidad y Año Nuevo. El riesgo de infarto de miocardio se ha asociado a campeonatos de fútbol, huracanes y caída de la bolsa. Inicialmente publicado en 2004, un estudio que analizó la base de datos del Centro Nacional de Estadísticas en Salud en Estados Unidos reportó un aumento en mortalidad cardiovascular y no cardiovascular durante las fiestas de diciembre, con un aumento de 4,65% en muerte cardiovascular en este periodo.[1]

De manera similar, un estudio publicado en 2016 que analizó datos de mortalidad en Nueva Zelanda durante 15 años reportó un "efecto Navidad", con un aumento de aproximadamente 4% en muertes cardiacas durante las fiestas de diciembre y Año Nuevo.[2] Otro estudio retrospectivo observacional que incluyó más de 280.000 infartos en Suecia encontró que el riesgo de sufrir un infarto de miocardio fue aproximadamente 37% mayor en la víspera de Navidad; también se identificaron pacientes con más riesgo, como adultos mayores de 75 años y aquellos con enfermedades crónicas (p. ej., cardiacas o diabetes).[3]

Además del aumento de infarto de miocardio y muerte cardiovascular se ha descrito un cuadro conocido como síndrome de corazón navideño, también llamado arritmia auricular inducida por alcohol, causa común de enfermedad cardiaca en Estados Unidos.[4] Se caracteriza por una arritmia auricular aguda asociada a un consumo excesivo de alcohol en individuos sin enfermedad cardiaca estructural.

Lo más importante es que este síndrome es reversible, la recuperación de la función cardiaca ocurre cuando se realiza el diagnóstico temprano, se suspende el consumo de alcohol y se controla la arritmia. Una revisión de la literatura de 34 años confirmo el papel definitivo del alcohol en la aparición de la arritmia cardiaca.

Lo más importante es que este síndrome es reversible.

Recientemente se presentó un estudio prospectivo, el primero en analizar, cuantificar y confirmar en tiempo real el efecto del consumo de alcohol en relación a la aparición de fibrilación auricular en pacientes con fibrilación auricular paroxística.[5,6] La buena noticia es que un estudio de 2021 no encontró relación clara entre el consumo de alcohol y el riesgo de arritmia ventricular, sin embargo, se observó una relación en forma de U con muerte súbita.[7]

Habiendo detallado los riesgos asociados a esta época del año, es importante tener en cuenta lo siguiente tanto para nosotros como para familiares y pacientes:

  • Conocer síntomas y pedir ayuda: considerar potenciales síntomas de infarto de miocardio (dolor de pecho, disnea, etcétera), pero también de arritmias, como palpitaciones, taquicardia y falta de aire.

  • Celebrar con moderación: comer en forma saludable durante las fiestas (en particular, consumo de sodio en pacientes con hipertensión o insuficiencia cardiaca). Un estudio demostró que la ingesta inusualmente exagerada aumenta el riesgo de infarto de miocardio cuatro veces dentro de las dos horas de la misma. Evite el consumo excesivo de alcohol y reduzca así el riesgo de arritmia supraventricular descrito anteriormente.[8]

  • Manténgase en movimiento: continúe con el ejercicio físico habitual y si esto no es posible, reemplácelo por algo que pueda realizar en el lugar en que se encuentra (p. ej., caminata).

  • No olvidar los fármacos, en particular para aquellos que viajan durante las fiestas.

  • Manejo del estrés: tome tiempo para planificar sin exigencias. Quizá incorporar meditación o a su rutina, aunque sea por algunos minutos, para generar un espacio de atención plena que le permita conectarse con el momento presente en esta época de tanto estrés sea benéfico. Esto es de vital importancia porque los individuos estresados con alto nivel de cortisol tienen un riesgo cinco veces mayor de muerte cardiovascular.

Siga a la Dra. Cecilia Bahit de Medscape en español en Twitter @CeciliaBahit.

Para más contenido suscríbase a nuestros boletines y siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Contenido relacionado

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....