COMENTARIO

Mi consejo: déjense puesto el cubrebocas

Dra. Armelle Pérez-Cortés Villalobos

Conflictos de interés

16 de noviembre de 2022

Con el cambio en la epidemiología de COVID-19 ha sido tentador para muchos gobiernos retirar el uso del cubrebocas (mascarilla), aunque la realidad es que en algunos países nunca hubo un gran apego a su uso, como en Estados Unidos y hay países europeos en los que ha desaparecido casi completamente.

En el caso de México su uso ha disminuido, sin embargo, se ha mantenido a lo largo de la pandemia, por lo que en las últimas semanas se ha cuestionado hasta cuándo seguirá utilizándose.

Con la llegada del invierno arriban los virus respiratorios y en esta temporada invernal consistentemente se ha encontrado una alta circulación de virus.

Actualmente continuamos viendo estabilidad y en algunas regiones repunte de casos de COVID-19, que aun cuando el perfil de la enfermedad ha cambiado y su curso clínico es menos grave, grandes brotes de la infección continúan con importantes implicaciones de salud pública, ya que existen grupos de personas vulnerables a la infección, como pacientes inmunocomprometidos y con enfermedades crónicas que aún no han tenido COVID-19 o que no tienen acceso a dosis de refuerzo. La enfermedad sigue teniendo un papel importante en nuestros hospitales, sobre todo brotes hospitalarios y el contagio de SARS-CoV-2 dentro de este contexto, tanto en pacientes como en personal de salud.

Mi consejo es que no es momento de quitarnos el cubrebocas, puesto que las visitas a urgencias por cuadros respiratorios en esta temporada se han triplicado.

Por otro lado, este año se ha reportado un aumento significativo de casos de influenza. Centers for Disease Control and Prevention (CDC) de Estados Unidos reporta que la actividad de influenza continúa en aumento y estima que durante esta temporada ha habido al menos 2,8 millones de infecciones, 23.000 hospitalizaciones y 1.300 muertes asociadas, y en los siguientes meses continuaremos viendo más casos con mayor frecuencia. Es importante hacer hincapié en la importancia de la vacunación contra la influenza para prevenir infecciones graves y mortalidad asociada.

Asimismo, hay un aumento dramático en el número de casos de virus sincitial respiratorio en algunas regiones del mundo, como Estados Unidos y Canadá, siendo niños menores de 2 años y adultos mayores los grupos de pacientes más vulnerables, en los cuales la infección por virus sincitial respiratorio puede ser grave, incluyendo ingreso a unidades de terapia intensiva.

El aumento de casos de virus sincitial respiratorio en niños pequeños ha sido tan dramático que ha aumentado el número de visitas al Servicio de Urgencias y de hospitalizaciones; algunas provincias de Canadá reportan aumento de ocupación en unidades de terapia intensiva, al grado de que se ha autorizado ingreso de menores de edad a dichas unidades destinadas a los adultos.

Mi consejo es que no es momento de quitarnos el cubrebocas, puesto que las visitas al Servicio de Urgencias por cuadros respiratorios en esta temporada se han triplicado, en comparación a los años previos a la pandemia de COVID-19. En los siguientes meses de invierno continuaremos viendo la circulación de otros virus, como adenovirus, parainfluenza y metaneumovirus, entre otros. Y usar cubrebocas en lugares cerrados puede disminuir su transmisión, así como continuar con la higiene de manos y evitar lugares públicos si se presentan síntomas respiratorios.

Siga a la Dra. Armelle Pérez-Cortés Villalobos de Medscape en español en Twitter @armelleID.

Para más contenido suscríbase a nuestros boletines y siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Contenido relacionado

 

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....