Los peluqueros están en "exceso de riesgo" de desarrollar dermatitis de contacto alérgica

Brandon May

Conflictos de interés

8 de noviembre de 2022

En comparación con la población general, los peluqueros experimentan un riesgo excesivo de dermatitis de contacto alérgica relacionada con los ingredientes de los cosméticos para el cabello, sugiere una revisión sistemática.[1]

"La investigación ha demostrado que hasta 70% de los peluqueros sufren daños en la piel relacionados con el trabajo, principalmente dermatitis en las manos, en algún momento de su carrera", escribieron Wolfgang Uter de la Friedrich-Alexander University Erlangen-Nürnberg y los coautores. En general, apuntaron, las enfermedades profesionales de la piel, como la dermatitis de contacto alérgica de las manos, representan hasta 35% de las enfermedades profesionales notificadas. El estudio se publicó en versión electrónica el 17 de octubre en Contact Dermatitis.

Según los investigadores, el trabajo húmedo y el contacto de la piel con detergentes y productos químicos para el cabello son los principales factores de riesgo de desarrollar enfermedades cutáneas ocupacionales en esta población.

Para comprender mejor la carga de la alergia de contacto ocupacional en los peluqueros, los investigadores recopilaron evidencia publicada desde el año 2000 sobre dermatitis de contacto alérgica a productos químicos cosméticos para el cabello. Buscaron en la literatura nueve sustancias seleccionadas de antemano por expertos y partes interesadas. Los investigadores también examinaron la prevalencia de la sensibilización entre los peluqueros y otras personas a las que se les realizaron pruebas de parches en la piel.

Sustancia por sustancia

Los ingredientes cosméticos potencialmente sensibilizantes informados con más frecuencia en los estudios incluyeron parafenilendiamina (PPD), persulfatos (principalmente persulfato de amonio [APS]), tioglicolato de glicerilo (GMTG) y tioglicolato de amonio (ATG).

En un análisis combinado, la prevalencia general de alergia de contacto a la parafenilendiamina fue de 4,3% para pacientes a los que se les realizó la prueba del parche consecutivamente, pero específicamente en peluqueros, la prevalencia general de alergia de contacto a este ingrediente fue de 28,6%, informaron los revisores.

La prevalencia combinada de alergia de contacto a persulfato de amonio fue de 5,5% en consumidores y de 17,2% en peluqueros. En otros estudios de revisión, los riesgos de alergia de contacto a persulfato de amonio, tioglicolato de glicerilo y tioglicolato de amonio también fueron elevados en los peluqueros, en comparación con todos los controles.

El riesgo relativo calculado de alergia de contacto a la parafenilendiamina fue aproximadamente 5,4 más alto para los peluqueros, mientras que el riesgo relativo para la sensibilización a tioglicolato de amonio fue de 3,4 para los peluqueros, en comparación con los consumidores.

Al comentar sobre estos hallazgos, el Dr. James A. Yiannias, profesor de dermatología en la Facultad de Medicina de la Mayo Clinic en Phoenix, Estados Unidos, dijo a Medscape Noticias Médicas que muchos proveedores y pacientes solo están preocupados por las moléculas de tintes para el cabello como parafenilendiamina y aminofenol, así como productos químicos para permanentes, ondulados y alisadores como tioglicolato de glicerilo.

"Aunque estos son alérgenos comunes en los peluqueros, los alérgenos como las fragancias y algunos conservantes que se encuentran en los productos para el cuidado diario del cabello, como champús, acondicionadores y lacas, también son causas comunes de dermatitis de contacto alérgica", anotó el Dr. Yiannias, que no participó en la investigación.

Consecuencias de la exposición

El Dr. Yiannias explicó que el empeoramiento progresivo de la dermatitis de contacto alérgica puede ocurrir con la exposición continua a los alérgenos y, si no se mitiga adecuadamente, puede provocar problemas mayores. "Las molestias iniciales de irritación leve e hiperqueratosis pueden evolucionar a un estado de fisuración con riesgo de sangrado y dolor significativo", explicó.

Pero una vez que se produce una dermatitis grave y no se trata, el Dr. Yiannias aseguró que los peluqueros "pueden necesitar cambiar de carrera" o al menos enfrentarse al desempleo a corto o largo plazos.

Los investigadores sugirieron que reducir la exposición al alérgeno es clave para la prevención de los síntomas y agregaron que se necesita una orientación adecuada sobre el uso seguro de nuevos productos. Además, los investigadores sugirieron que las escuelas vocacionales deberían implementar más rigurosamente la educación para peluqueros que aborde cómo proteger la piel de manera adecuada en el trabajo.

"A los peluqueros se les enseña durante su formación a tener cuidado con la exposición a los alérgenos evitando tocar ingredientes de alto riesgo como los tintes para el cabello", añadió el Dr. Yiannias. "Sin embargo, en la práctica esto es muy difícil, ya que el uso de guantes puede afectar las sensaciones táctiles que los peluqueros a menudo consideran que es esencial para realizar su trabajo".

El estudio no recibió financiamiento de la industria. El Dr. Yiannias ha declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido suscríbase a nuestros boletines y siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Contenido relacionado

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....