ENIGMA DIAGNÓSTICO

Un paciente, ¿3 infecciones?

Dr. Thomas Kron; Dra. Linda Fischer

Conflictos de interés

2 de noviembre de 2022

Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la viruela símica en el Centro de información sobre viruela símica.

En la serie de Enigma diagnóstico presentamos casos mundiales que generaron incertidumbre y resultaron un reto para los médicos tratantes por su singularidad. ¿Conoce de alguno? Déjenos saber.

Paciente masculino de 36 años, originario y residente de Italia, acude al Departamento de Urgencias del Policlinico Universitario di Catania "G.Rodolico - San Marco", en Catania, Italia, debido a la extensión en su cuerpo de ampollas dolorosas.

El paciente informó que estuvo en España durante 5 días, del 16 al 20 de junio de 2022. Nueve días después, presentó fiebre, dolor de garganta, fatiga y dolor de cabeza. El 2 de julio, dio positivo en la prueba del SARS-CoV-2 y ese mismo día, por la tarde, le apareció una erupción en el brazo izquierdo. Al día siguiente, aparecieron pequeñas ampollas dolorosas rodeadas de un halo eritematoso en el tronco, las piernas, la cara y los glúteos. El 5 de julio decide acudir a urgencias. 

Al ser admitido, refirió haber sido tratado en 2019 por presentar infección por T. pallidum. Se realizó una prueba de virus de inmunodeficiencia humana (VIH) que resultó negativa en 2021. Recibió 2 dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2 de ácido ribonucleico mensajero (ARNm) de BioNTech/Pfizer (la última en diciembre de 2021) y refiere haber presentado COVID-19 en enero de 2022. Asimismo, mencionó prácticas sexuales sin preservativo con hombres durante su estancia en España. ¿Cuál es el probable diagnóstico?

Hallazgos y exámenes de laboratorio

El cuerpo del paciente, incluida la palma de la mano derecha y la región perianal, estaba cubierto de lesiones cutáneas en varios estadios, desde pequeñas vesículas hasta pústulas enrojecidas y placas. La mucosa oral no presentaba ningún problema, las amígdalas estaban agrandadas.

También se apreciaba una hepatoesplenomegalia moderada y un ganglio linfático agrandado y doloroso en la ingle derecha.

La radiografía de tórax mostraba una hipodiafanía parenquimatosa.

Los hisopos de exudado de las pústulas y las secreciones nasofaríngeas enviados al laboratorio de referencia de Palermo el segundo día de hospitalización dieron positivo para el virus de la viruela símica y para el SARS-CoV-2. El virus de la viruela símica pertenecía al clado de África Occidental de la variante responsable del brote español; el genoma del SARS-CoV-2 estaba clasificado como linaje BA.5.1.

Las pruebas serológicas para hepatitis viral, herpes simple, gonorrea, clamidia y linfogranuloma venéreo fueron negativas. Sin embargo, la prueba del virus de inmunodeficiencia humana tipo 1 (VIH-1) dio resultado positivo (carga viral de 234.000 copias/ml).

Prueba

Resultado

Valor de referencia

Proteína C reactiva

69 mg/l

0,0 a 5,0 mg/l

Fibrinógeno

713 mg/dl

170 a 400 mg/dl

Tiempo de protrombina

1,21

0,8 a 1,2

linfocitos CD4

812 células/μl

410 a 1.590 células/μl

Terapia con sotrovimab, dolutegravir, abacavir y lamivudina

Al tercer día, casi todas las lesiones cutáneas empezaron a convertirse en costras. El paciente recibió sotrovimab (500 mg por vía intravenosa). El día 5 (9 de julio de 2022), casi todos los síntomas habían desaparecido y los valores de laboratorio previamente alterados se normalizaron. El día 6 (11 de julio de 2022), los hisopados nasofaríngeos seguían positivos para el virus del SARS-CoV-2 y la viruela símica, aunque no aparecieron nuevas lesiones cutáneas.

Como los síntomas se habían resuelto, el paciente fue dado de alta del hospital para permanecer en aislamiento en casa.

Se inició una triple combinación de dolutegravir, abacavir y lamivudina para el tratamiento de la infección del virus de inmunodeficiencia humana.

Siempre hay que tener en cuenta la coinfección

Para los autores, este caso ilustró que la viruela símica y la COVID-19 pueden ser clínicamente similares. Además, la casuística confirmó que, en el caso de una coinfección, la historia clínica y la aclaración de los hábitos sexuales son cruciales para un diagnóstico correcto.

Los médicos aconsejan estar siempre atentos a la posibilidad de coinfección del virus del SARS-CoV-2 y de la viruela símica, especialmente en personas que hayan viajado recientemente a zonas en las que se haya producido un brote de viruela símica.

Además, el caso subrayó que las relaciones sexuales son probablemente la vía predominante de transmisión de la viruela símica. Por lo tanto, los autores recomendaron un cribado exhaustivo de las infecciones de transmisión sexual en los pacientes con viruela símica.

Para más contenido suscríbase a nuestros boletines y siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Contenido relacionado

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....