COVID-19: el resumen semanal (14 al 20 de octubre de 2022)

Matías A. Loewy

21 de octubre de 2022

Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la vacunación contra la COVID-19 en el Centro de información sobre la vacuna contra el SARS-CoV-2.

Si se presenta un evento trascendente relacionado con COVID-19 (SARS-CoV-2) en su país, por favor póngase en contacto con nosotros para agregarlo al próximo resumen semanal.

OMS: COVID-19 sigue siendo una emergencia de salud pública de importancia internacional

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló este miércoles 19 que COVID-19 sigue siendo una emergencia de salud pública de importancia internacional, casi tres años después de que se declarara como tal en enero de 2020. "Aunque la percepción pública es que la pandemia ha terminado en algunas partes del mundo, sigue siendo un evento de salud pública que continúa afectando negativa y fuertemente la salud de la población mundial", justificó el comité de emergencia para COVID-19 del organismo.

Aunque el número de muertes semanales es el más bajo desde comienzos de 2020, "esta pandemia nos ha sorprendido antes y muy bien podría volver a ocurrir", alertó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, Ph. D.

Ómicron transformó al asma en un factor de riesgo

Pese a los temores iniciales, diversos estudios en los primeros dos años de la pandemia mostraron que tener asma no podía considerarse un factor de riesgo de infección o COVID-19 grave. Y hasta la atopia podía ser protectora. Pero la situación ha cambiado con la irrupción de ómicron, dado que esa variante se replica 10 veces menos en el tejido pulmonar que el virus original, pero 70 veces más en los bronquios que delta, exponiendo a los pacientes a exacerbaciones, advirtió el Dr. Colas Tcherakian, neumólogo del Hôpital Foch, en Suresnes, Francia.

"Se ven recurrencias del asma en personas que habían olvidado que la tenían, tos persistente bastante agresiva, especialmente si tienen un factor predisponente como el asma. Así que hoy podemos decir que las personas con asma son una población de mayor riesgo", sentenció el Dr. Tcherakian, quien recomendó a los pacientes cuidar sus bronquios y tratarse si tienden a no tomar sus fármacos.

Desigualdades socioeconómicas influyen en los resultados de la enfermedad

Investigadores brasileños confirmaron en su país la influencia de las desigualdades socioeconómicas en los resultados de COVID-19, en un análisis de casi 1,9 millones de pacientes graves por esa causa. Los municipios en el decil más bajo del producto interno bruto per cápita, por ejemplo, tuvieron 30% más de letalidad por COVID-19, una proporción tres veces mayor de pacientes con SARS-CoV-2 sin recolección de material biológico para su diagnóstico y 140% mayor de ausencia de uso de tomografía computarizada, publicó Preventive Medicine.

El estudio fue liderado por el epidemiólogo Antonio Fernando Boing, Ph. D., del Programa de Posgraduación en Salud Colectiva de la Universidade Federal de Santa Catarina, en Florianópolis, Brasil. "Abordar las desigualdades sociales causadas y amplificadas por la COVID-19, un fenómeno que se observa tanto en países de ingresos altos como bajos, debe estar en la agenda global y coordinarse multilateralmente", escribieron.

Los genes influyen en la respuesta a las vacunas

El grado de inmunidad contra el virus SARS-CoV-2 inducido por la vacunación podría estar parcialmente condicionado por factores genéticos, según un equipo de University of Oxford, en Oxford, Reino Unido. El descubrimiento podría tener implicaciones para mejorar futuras vacunas.

Según el estudio, todavía en etapa de preimpresión, las personas portadoras de un alelo del gen del antígeno leucocitario humano (HLA), HLA-DQB1*06, generaron mayor respuesta de anticuerpos después de la vacunación contra la COVID-19 y tuvieron menos probabilidad de contraer la infección en comparación con quienes no lo portaban. "Un día, más adelante en el futuro, podría haber diferentes vacunas diseñadas para diferentes personas clasificadas por la genética de sus sistemas inmunológicos, ya sea a nivel individual o incluso a nivel de comunidades enteras en diferentes lugares del mundo", opinó el Dr. Adam Finn, Ph. D., profesor de pediatría en University of Bristol, en Bristol, Reino Unido.

Las vacunas proporcionan más defensas que la infección previa

Un estudio español, realizado antes de que la variante ómicron se volviera dominante y publicado a mediados de septiembre en BMC Medicine, reafirma que vacunarse contra la COVID-19 ofrece más protección que la inmunidad adquirida de forma natural, aunque la mayor respuesta de anticuerpos la confiere la llamada "inmunidad híbrida" que resulta de la infección más la vacunación.

En un análisis de la respuesta de anticuerpos frente a cinco antígenos virales realizado sobre 1.076 participantes, 35,8% de quienes decidieron no vacunarse había perdido toda la inmunidad un año después de la infección. Por el contrario, 99,3% de los completamente vacunados y 94,4% de los parcialmente vacunados tenían una protección serológica adecuada frente al SARS-CoV-2, aunque la inmunidad híbrida resultó ser superior y más duradera. "Esto significa que las personas vacunadas pero que no han pasado la infección necesitarían un refuerzo antes que quienes la han pasado", señaló la Dra. Marianna Karachaliou, Ph. D., pediatra e investigadora del Instituto de Salud Global (ISGlobal) de Barcelona.

COVID-19 persistente es una "pandemia en las sombras"

Ignorada, subestimada o rechazada por la sociedad, COVID-19 persistente es una "pandemia en las sombras", pese a que puede aquejar a una de cada cinco personas que atraviesan la infección aguda y que 80% de ellos ve afectada de algún modo su capacidad funcional cotidiana, aseguró el fisioterapeuta David Putrino, Ph. D., del Departamento de Rehabilitación y Desempeño Humano de la Icahn School of Medicine at Mount Sinai, en Nueva York, Estados Unidos. Según Putrino, uno de los problemas con COVID-19 persistente es que es más difícil de medir que la cantidad de infecciones, hospitalizaciones o decesos, "y somos bastante malos para ver más allá de lo que puede ser medido fácilmente". La ausencia de biomarcadores que apoyen la sospecha es una de las principales dificultades para su diagnóstico, coincidió el Dr. Antonio Gómez Peligros, médico de familia español, en el 44º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), celebrado en Sevilla.

El Dr. Gómez recomendó que los médicos escuchen la historia del paciente y validen su experiencia. Putrino exaltó el papel que pueden y deben jugar las asociaciones de pacientes para poner el tema en la agenda. "A medida que continuamos abordando la pandemia de COVID-19 persistente, mi esperanza es que nuestra mayor debilidad, la cantidad insondable de personas con esta patología, se convierta en nuestra mayor fortaleza: un ejército imparable de afectados, familiares y profesionales aliados que exigen un cambio accionable en el status quo del manejo clínico y la investigación de enfermedades crónicas complejas asociadas a infecciones".

Secuelas neurológicas: "Es como liberar un montón de serpientes en un edificio de oficinas"

Mientras buena parte de la población pretende que la pandemia ya quedó atrás, Colin Furness, Ph. D., epidemiólogo y profesor asistente de la Facultad de Información de University of Toronto, en Toronto, Canadá, vacunado con esquema primario completo y dos dosis de refuerzo, quiere mantener su invicto de COVID-19: usa mascarillas N95 para dar clases o compartir espacios cerrados con otras personas, controla la ventilación de las aulas mediante detectores de dióxido de carbono, evita el transporte público y solo come en restaurantes que dispongan de mesas al aire libre. En realidad no lo asusta la fase aguda de la infección, sino sus eventuales repercusiones caóticas e impredecibles en el cerebro, que afectan de forma persistente a un tercio de los pacientes.

"Es como liberar un montón de serpientes en un edificio de oficinas. La gente empieza a gritar y deja de trabajar. Entonces, si tu cerebro es un edificio de oficinas y los empleados son las células cerebrales, liberas este virus y la gente comienza a gritar y correr de un lado a otro y nadie está muerto, pero nadie está haciendo ningún trabajo", comparó Furness. Coincide en la preocupación Andrew Ewing, Ph. D., profesor de química y biología molecular en Göteborgs Universitet, en Gotemburgo, Suecia, quien sigue abogando por el uso de mascarillas, distanciamiento social y aislamiento prolongado después del contagio. Los síntomas de la niebla cerebral son como los de la conmoción cerebral, señaló, "y eso es lo que queremos evitar". Así como también el Dr. Eric Topol, editor en jefe de Medscape: "La única forma de evitar el COVID-19 persistente es no contagiarse [de SARS-CoV-2]".

Disminución sin precedentes de la esperanza de vida global

La pandemia condujo a una disminución en los niveles de esperanza de vida global "sin precedentes" en los últimos 70 años, pero el impacto de la reducción varió sustancialmente entre regiones y países, según una nueva investigación publicada en Nature Human Behaviour.

En 2021 la mayoría de los países de Europa Occidental experimentó un repunte en la esperanza de vida después de fuertes caídas en 2020, con Bélgica (+ 10,8 meses), Suiza (+ 7,7) y España (+ 7,6) liderando la lista. En cambio, gran parte de los países de Europa Oriental, Estados Unidos y Chile (el único país latinoamericano incluido en el análisis) tuvieron un empeoramiento "sostenido y sustancial" de la esperanza de vida durante el mismo periodo. Así, entre 2019 y 2021 la esperanza de vida en Bulgaria declinó 43 meses, en Estados Unidos 28,2 y en Chile 21,1.

Naltrexona podría aliviar la "niebla mental" y otros síntomas persistentes

Con algunos antecedentes positivos en el tratamiento de la encefalomielitis miálgica/síndrome de fatiga crónica, naltrexona será probada en cuatro ensayos clínicos registrados en ClinicalTrials.gov con cientos de pacientes para evaluar su utilidad en COVID-19 persistente. También está en la lista corta de fármacos que van a ser sometidos a ensayos en la RECOVER Initiative, patrocinada por los National Institutes of Health (NIH) de Estados Unidos. Naltrexona tiene propiedades antiinflamatorias y está aprobado para tratar la adicción al alcohol y los opiáceos.

El Dr. Jack Lambert, experto en enfermedades infecciosas en University College Dublin School of Medicine, en Dublín, Irlanda, cree que naltrexona en bajas dosis puede reparar el daño de la enfermedad más que enmascarar sus síntomas. En un estudio piloto que condujo en 38 pacientes con COVID-19 persistente el fármaco se asoció a mejoras en variables como energía, dolor, insomnio y concentración. Y ahora está planificando un estudio con más participantes para confirmar los resultados.

El periodo de 5 días de aislamiento para los infectados "no tiene ningún sentido"

La influyente recomendación de Centers of Diseases Control and Prevention (CDC) de Estados Unidos de que los pacientes con prueba positiva para COVID-19 deben guardar un aislamiento de cinco días es "arbitraria", "no se ajusta a los datos y no tiene ningún sentido", aseguró en Impact Factor el Dr. F. Perry Wilson, profesor de Medicina de Yale University, en New Haven, Estados Unidos. El Dr. Wilson citó un nuevo estudio en JAMA Network Open realizado sobre 248 jóvenes atletas con diagnóstico de la infección entre enero y mayo de 2022: en el día siete cerca de uno de cada cuatro (27%) todavía seguía dando positivo y el resultado se repitió para la mitad de ellos al día siguiente.

"Tal vez deberíamos decirlo. En este punto, incluso podría imaginar que no haya ninguna recomendación, ningún periodo de aislamiento. Por ejemplo, ‘quédate en casa si sientes que deberías quedarte en casa’. No estoy completamente seguro de que tal política necesariamente resulte en una mayor cantidad de personas infecciosas en la comunidad", reflexionó el Dr. Wilson.

El dilema se reproduce en Alemania. Según una encuesta, una de cada diez personas con COVID-19 va a trabajar aun con un resultado positivo del testeo en casa si presenta un cuadro leve y cuatro estados federales demandaron la anulación del aislamiento obligatorio de cinco días que rige en ese país. Pero se opone el ministro de Salud, Dr. Karl Lauterbach: si esa medida se adoptara, "lo que no sucederá, conduciría a cursos aún más graves de la enfermedad con hospitalización. Eso no tiene sentido ni humana ni económicamente", tuiteó.

El ejercicio y la dieta mejor que socializar para prevenir la ansiedad y la depresión en la pandemia

Seguir una dieta sana y equilibrada, estar al aire libre, realizar actividades físicas, beber mucha agua y evitar el consumo excesivo de noticias estresantes ayudó a prevenir la ansiedad y los síntomas depresivos durante la pandemia de COVID-19, sugiere una nueva investigación longitudinal española sobre más de 1.000 adultos presentada en el 5° Congreso Anual del European College of Neuropsychopharmacology (ECNP), celebrado en Viena, Austria.

En cambio, el contacto social con amigos y familiares no tuvo un impacto significativo, en lo que fue considera un hallazgo "un poco sorprendente", señaló el autor principal, Dr. Joaquim Radua, Ph. D., del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS), en Barcelona, España. ¿La posible explicación? "Las personas que socializaban también podrían haber estado ansiosas por infectarse", dijo el Dr. Radua, por lo cual, en contextos pandémicos o de extrema aprensión sanitaria, estar solos puede ser mejor que estar mal acompañados.

Siga a Matías A. Loewy de Medscape en español en Twitter @MLoewy.

Para más contenido suscríbase a nuestros boletines y siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....