La cirugía bariátrica podría aumentar el riesgo de epilepsia

Batya Swift Yasgur

Conflictos de interés

10 de octubre de 2022

La cirugía bariátrica podría aumentar el riesgo de desarrollar epilepsia, sugiere una nueva investigación.[1]

Al analizar los registros de salud, los investigadores compararon a casi 17.000 pacientes, que se habían sometido a cirugía bariátrica, con más de 620.000 personas con obesidad que no se habían sometido a la cirugía.

Durante un periodo de seguimiento mínimo de tres años, el grupo de cirugía tuvo 45% más de riesgo de desarrollar epilepsia que el grupo sin cirugía. Además, los pacientes que sufrieron un ictus después de la cirugía bariátrica tenían 14 veces más probabilidades de desarrollar epilepsia que aquellos que no sufrieron un ictus.

"Al considerar someterse a una cirugía bariátrica, las personas deben hablar con sus médicos sobre los beneficios y los riesgos", dijo a Medscape Noticias Médicas el investigador principal, Dr. Jorge Burneo, profesor de neurología, bioestadística y epidemiología, y catedrático de epilepsia en la Western University, en London, Canadá.

"Si bien la pérdida de peso tiene muchos beneficios para la salud, nuestros hallazgos sugieren que la epilepsia es un riesgo a largo plazo de la cirugía bariátrica para perder peso", informó el Dr. Burneo.

Los hallazgos se publicaron en versión electrónica el 28 de septiembre en Neurology.

¿Factor de riesgo no reconocido?

La cirugía bariátrica se ha vuelto más común a medida que aumentan las tasas globales de obesidad. La cirugía ha demostrado reducir el riesgo de afecciones graves relacionadas con la obesidad, señalaron los investigadores.

Sin embargo, "además de los resultados positivos de la cirugía bariátrica, también se han identificado varias complicaciones neurológicas a largo plazo", escribieron.

Un estudio anterior informó un mayor riesgo de epilepsia después del bypass gástrico. Esos hallazgos "sugieren que la cirugía bariátrica puede ser un factor de riesgo de epilepsia no reconocido; sin embargo, esta posible asociación no se ha explorado a fondo", reconocieron los investigadores.

El Dr. Burneo dijo que realizó el estudio porque ha visto pacientes con epilepsia en su clínica que estaban "sin factores de riesgo, con resonancias magnéticas normales, que compartían el historial de cirugía bariátrica antes del desarrollo de la epilepsia".

El objetivo principal de los investigadores era "evaluar si aumentaba el riesgo de epilepsia, después de la cirugía bariátrica para perder peso, en relación con una cohorte no quirúrgica de pacientes con obesidad", anotó.

El estudio utilizó bases de datos administrativas de salud de Ontario, Canadá. Se incluyeron pacientes desde el 1 de julio de 2010 hasta el 31 de diciembre de 2016 y se les dio seguimiento hasta el 31 de diciembre de 2019. El análisis incluyó a 639.472 participantes, 2,7% de los cuales se había sometido a cirugía bariátrica.

La cohorte "expuesta" estaba formada por todos los residentes de Ontario mayores de 18 años que se habían sometido a una cirugía bariátrica durante ese periodo de 6 años (n = 16.958; 65,1% mujeres; edad promedio: 47,4 años), mientras que la cohorte "no expuesta" estaba formada por pacientes hospitalizados con diagnóstico de obesidad que no habían sido sometidos a cirugía bariátrica (n = 622.514; 62,8% mujeres; edad promedio: 47,6 años).

Los pacientes con antecedentes de convulsiones, epilepsia, factores de riesgo de epilepsia, cirugía cerebral previa, trastornos psiquiátricos o abuso/dependencia de drogas o alcohol fueron excluidos del análisis.

Los investigadores recopilaron datos sobre las características sociodemográficas de los pacientes en la fecha del índice, así como las puntuaciones del índice de comorbilidad de Charlson durante los 2 años anteriores al índice, y datos sobre varias comorbilidades específicas, como diabetes, hipertensión, apnea del sueño, depresión/ansiedad y factores cardiovasculares.

Las cohortes expuestas y no expuestas fueron seguidas durante un periodo medio de 5,8 y 5,9 años-persona, respectivamente.

Mecanismos "poco claros"

Antes de la ponderación, 0,4% de los participantes de la cohorte expuesta (n = 73) desarrollaron epilepsia, frente a 0,2% de los participantes de la cohorte no expuesta (n = 1260) al final del periodo de seguimiento.

En las cohortes ponderadas, hubo 50,1 diagnósticos de epilepsia por 100.000 años-persona, frente a 34,1 por 100.000 años-persona (diferencia de tasas: 16 por 100.000 años-persona).

El análisis multivariado de la cohorte ponderada mostró que el hazard ratio (HR) para los casos de epilepsia asociados con la cirugía bariátrica fue de 1,45 (intervalo de confianza de 95% [IC 95%]: 1,35 a 1,56), después de ajustar por la apnea del sueño e incluir el ictus como una covariable fluctuante en el tiempo.

Tener un ictus durante el periodo de seguimiento aumentó la epilepsia 14 veces en la cohorte expuesta (HR: 14,03; IC 95%: 4,25 a 46,25).

Los investigadores indicaron que no pudieron medir el estado de obesidad o el índice de masa corporal durante todo el estudio y que algunas comorbilidades relacionadas con la obesidad "pueden afectar el riesgo de epilepsia".

Además, el Dr. Burneo informó que el estudio no investigó las posibles causas y mecanismos de la asociación entre la cirugía bariátrica y el riesgo de epilepsia.

Las hipótesis "incluyen posibles deficiencias nutricionales, recibir anestesia general u otras causas poco claras", dijo.

"La investigación futura debería investigar la epilepsia como una posible complicación a largo plazo de la cirugía bariátrica, y explorar los posibles efectos de este procedimiento", añadió el Dr. Burneo.

Discusión sobre el riesgo-beneficio

Al comentar para Medscape Noticias Médicas, la Dra. Jacqueline French, profesora de neurología en la NYU Grossman School of Medicine, en Nueva York, Estados Unidos, y directora del Consorcio para el Estudio de la Epilepsia de la NYU, dijo que "los hallazgos no la sorprendieron en 100%" porque ha visto en su práctica clínica "un número de pacientes que desarrollaron epilepsia después de la cirugía bariátrica o tenían antecedentes de cirugía bariátrica en el momento en que desarrollaron la epilepsia".

Por otro lado, también ha visto pacientes que no tenían antecedentes de cirugía bariátrica y que desarrollaron epilepsia.

"No puedo decir si hay una asociación, aunque lo he tenido como pensamiento en segundo plano y me preguntaba al respecto", externó la Dra. French, quien no participó en el estudio y también es la directora médica y de innovación de la Epilepsy Foundation.

Anotó que los posibles mecanismos subyacentes a la asociación son que la cirugía de derivación gástrica conduce a una "alteración significativa" en la absorción de nutrientes. Además, "ahora sabemos que el microbioma está asociado con la epilepsia" y que se producen cambios en el microbioma intestinal después de la cirugía bariátrica, continuó la Dra. French.

Hay dos mensajes que los médicos que ejercen pueden llevarse a casa, agregó.

"Aunque el riesgo de desarrollar epilepsia es muy bajo, debe presentarse como parte de los riesgos y beneficios para los pacientes que consideran la cirugía bariátrica", señaló.

"Es igualmente importante hacer un seguimiento de las posibles diferencias en estos pacientes que desarrollan epilepsia después de la cirugía bariátrica. ¿Existe un cierto perfil metabólico o algún nutriente absorbido previamente que ahora no se absorbe que podría predisponer a las personas al riesgo?", reflexionó la Dra. French.

Sería "enormemente importante saberlo, porque podría no solo pertenecer a estas personas, sino a toda otra cohorte de personas que desarrollan epilepsia", concluyó la Dra. French.

El estudio fue financiado por Ontario Ministry of Health, Ministry of Long-Term Care de Canadá y Jack Cowin Endowed Chair in Epilepsy Research de Western University . El Dr. Burneo ocupa la Cátedra Jack Cowin Endowed en Investigación de la Epilepsia en Western University . Los otros investigadores y la Dra. French han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido suscríbase a nuestros boletines y siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....