Fisiatras emiten primeras guías de práctica clínica para COVID-19 persistente en pediatría

Alicia Ault

Conflictos de interés

6 de octubre de 2022

Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la COVID-19 en el Centro de información sobre el coronavirus (SARS-CoV-2).

En colaboración con médicos de múltiples especialidades, la American Academy of Physical Medicine & Rehabilitation (AAPM&R) emitió las primeras guías de práctica clínica para el diagnóstico y tratamiento de pacientes pediátricos con COVID-19 persistente.[1]

La organización de fisiatras también emitió una guía separada para personas con COVID-19 persistente que experimentan disfunción autonómica.[2]

La guía pediátrica es, según el grupo, el primer conjunto oficial de recomendaciones para niños que tienen efectos a largo plazo después de infectarse con el virus SARS-CoV-2.

Aunque aún se desconoce en gran medida qué niños pueden tener un mayor riesgo de tener problemas posteriores a la infección, parece que por lo general son mayores y a menudo mujeres, dijo la Dra. Amanda Morrow, coautora principal de la guía pediátrica y médica de rehabilitación que trata a niños en la Clínica de Rehabilitación Pediátrica Pos-COVID-19 en el Kennedy Krieger Institute en Baltimore, Estados Unidos.

Al hablar en una mesa redonda con los medios, dijo que entre 6% y 60% de los niños que han sido infectados también tienen COVID-19 persistente, y citó la amplia gama de estimaciones para la afección. Más de 14,7 millones de niños han dado positivo desde que comenzó la pandemia, según la American Academy of Pediatrics.[3]

Los niños con COVID-19 persistente experimentan con mayor frecuencia fatiga extrema, problemas de atención o concentración, dolor de cabeza, mareos, problemas para dormir, temperaturas elevadas persistentes y ansiedad y depresión, informó la Dra. Morrow.

La guía de 29 páginas tiene recomendaciones detalladas sobre cómo evaluar si los niños tienen COVID-19 persistente. También detalla una variedad de tratamientos, muchos de ellos no farmacológicos, para los síntomas.

El principal objetivo del tratamiento es que los niños vuelvan a la escuela, a las actividades extracurriculares y a la socialización, todo lo cual es importante para el desarrollo del niño, apuntó la Dra. Morrow.

La esperanza es que la declaración "mejore el reconocimiento y la conciencia", dijo, y señaló que cuanto antes puedan intervenir los médicos en casos de COVID-19 persistente, es más probable que tengan éxito. "Algunas de estas estrategias de conservación de energía son muy fáciles de implementar y son muy importantes desde el principio".

Con respecto a la fatiga, por ejemplo, la guía insta a mejorar la nutrición, la hidratación y el sueño, y avanzar lentamente en la actividad física con el objetivo de evitar el malestar posterior al esfuerzo.

Se hacen recomendaciones similares para la disfunción autonómica en niños, con un enfoque en la hidratación (2 a 3 litros de líquido sin cafeína por día), limitando la ingesta de sal a menos de 6 gramos por día y actividad física moderada.

Para los trastornos del sueño, la guía recomienda promover una buena higiene del sueño y un horario de sueño constante, y limitar el tiempo de pantalla de 30 a 60 minutos antes de acostarse.

La declaración estaba dirigida en parte a los médicos de atención primaria, porque a menudo son los primeros en ver a los niños con COVID-19 persistente y pueden ser los que terminen tratándolos, especialmente si no hay clínicas multidisciplinarias de COVID-19 persistente en el área, observó la Dra. Morrow.

El presidente electo de la American Academy of Physical Medicine & Rehabilitation, Dr. Steven R. Flanagan, fisiatra en NYU Langone Health en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, comentó durante la sesión informativa que la organización está considerando "brindar esta información de una manera más accesible o legible a los profesionales de atención primaria, que están en primera línea lidiando con personas que acuden a ellos con COVID-19 persistente".

Casi 95 millones de estadounidenses han sobrevivido a una infección por COVID-19; se estima que 29 millones han tenido algún tipo de síndrome posviral, según el panel AAPM&R PASC.

Disfunción autonómica

El grupo también ha publicado una guía sobre cómo evaluar y tratar a las personas con COVID-19 persistente que tienen deficiencias del sistema nervioso autónomo. Estas personas pueden tener problemas para permanecer erguidas o de pie, sin experimentar síntomas como mareos o palpitaciones.

Por lo general, los primeros síntomas que se presentan son cardiovasculares, dijo la Dra. Alba Azola, codirectora del Johns Hopkins Post-Acute COVID-19 Team y autora principal de la guía de 22 páginas sobre disfunción autonómica. Una parte clave de la guía es ayudar a los médicos a discriminar entre los problemas cardiovasculares estructurales subyacentes y los síntomas autonómicos posvirales, agregó en la sesión informativa.

El tratamiento debe tener en cuenta la energía limitada de los pacientes, puntualizó la Dra. Azola. Si el trabajo de rehabilitación excede esas limitaciones, puede exacerbar los síntomas y alargar el proceso de recuperación.

"La disfunción autonómica no es algo que nos enseñen extensamente o con mucho detalle en la escuela de medicina", reconoció, y señaló que las experiencias acumuladas de los pacientes y los médicos se destilan en la guía. Una cosa que encontraron es que "los síntomas de disfunción autonómica a veces se pueden aliviar con medicamentos comunes y cambios en la dieta".

La Dra. Azola también dijo que era importante que las "fuentes confiables" proporcionen información examinada científicamente a las personas con COVID-19 persistente, a quienes llamó "población vulnerable". Algunos de sus pacientes han sido objeto de "tácticas depredadoras" en línea por proveedores de tratamientos costosos.

La American Academy of Physical Medicine & Rehabilitation ha emitido una guía sobre fatiga, molestias respiratorias, síntomas cognitivos y complicaciones cardiovasculares y espera emitir declaraciones sobre salud mental y neurología en el futuro, finalizó el Dr. Flanagan.

Para más contenido suscríbase a nuestros boletines y siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....