SÍNTESIS CLÍNICA

¿Cuál es el futuro de la vacunación contra la COVID-19 considerando la actual efectividad de los refuerzos frente a ómicron?

Carol Perelman

28 de septiembre de 2022

Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la vacunación contra la COVID-19 en el Centro de información sobre la vacuna contra el SARS-CoV-2.

Una revisión, disponible en un servidor de preimpresión, de 52 estudios sobre la efectividad de las vacunas disponibles contra la COVID-19 luego de aplicar los refuerzos encontró que:[1]

  • Incluso con refuerzo todas las vacunas disponibles contra la COVID-19 tienen una menor efectividad (52,5%) para evitar infección sintomática por ómicron que la que tenían frente a la variante delta.

  • Los refuerzos de las vacunas disponibles proveen alta protección contra enfermedad grave y fallecimiento por ómicron (85,4%) sin encontrar diferencias significativas si las personas tuvieron o no previamente infección por SARS-CoV-2 o si son mayores de edad o población general.

  • La protección contra enfermedad grave y fallecimiento por COVID-19 se mantiene durante al menos tres meses con efectividad de 87,5% (7 a 14 días luego del refuerzo) y de 86,2% (15 a 90 días), decayendo ligeramente, pero de manera significativa, a partir de entonces.

  • Los autores no encontraron diferencias significativas entre tres dosis de vacuna de ARN mensajero, tres dosis de la vacuna de Oxford/AstraZeneca, dos dosis de Janssen o esquemas heterólogos.

¿Por qué es importante este estudio?

  • A pesar de estar apenas disponible como preimpresión, la revisión es relevante por un lado ante la circulación dominante actual de las subvariantes de ómicron que son capaces de evadir inmunidad natural y adquirida y frente al acceso limitado de las nuevas vacunas bivalentes en la mayoría de los países.

Metodología

  • Los autores usaron la base de datos de la plataforma de la International Vaccine Access Center (IVAC VIEW-hub; Johns Hopkins) y revisaron 52 estudios publicados hasta el 30 de junio de 2022 de distintas partes del mundo reportando la efectividad tras refuerzos para evitar infección sintomática, enfermedad grave y fallecimiento por COVID-19, estratificados por edad, infección previa y tiempo transcurrido desde la última dosis de las vacunas disponibles (Pfizer, Moderna, Sinovac, AstraZeneca, Janssen).

  • También revisaron la seguridad de las vacunas según la frecuencia de los efectos adversos reportados.

Siguientes pasos

  • Los autores sugieren futuros estudios que incluyan la efectividad en personas de alto riesgo: con comorbilidades, inmunosupresión y mayores de edad y piden evaluar la aplicación de refuerzos anuales contra la COVID-19 para toda la población comparando el beneficio incremental que darían las próximas generaciones de vacunas.

Enfoque clínico

De igual manera, encontraron que para las vacunas contra la COVID-19 disponibles la relación riesgo-beneficio está bien establecida y es positiva, por lo que sugieren aumentar la confianza para recomendar dosis adicionales según se requieran.

Asimismo, recomiendan que las estrategias de vacunación futuras incluyan una combinación de esquemas que se basen en el perfil de riesgo de las personas; ya que consideran que el refuerzo frecuente no es benéfico ni sostenible para la población general.

Finalmente aclaran que dada la efectividad hallada para enfermedad grave y fallecimiento por COVID-19 de las vacunas disponibles, por el momento existe un requerimiento limitado para acceder a vacunas variante-específicas.

Siga a Carol Perelman de Medscape en español en Twitter @carol_perelman.

Para más contenido suscríbase a nuestros boletines y siga a Medscape en FacebookTwitterInstagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....