TENDENCIA CLÍNICA

Ojos

Ryan Syrek

Conflictos de interés

23 de septiembre de 2022

Semanalmente identificamos un término de búsqueda frecuente, analizamos qué causó su popularidad y presentamos una infografía relacionada. Si tiene una sugerencia sobre cuál es la Tendencia clínica destacada y por qué compártala con nosotros en Twitter o Facebook. 

Desde los emocionantes descubrimientos en Suecia sobre una nueva estrategia de trasplante de córnea hasta la preocupación por el glaucoma en poblaciones específicas y los vínculos entre los problemas visuales y la psicosis, las noticias recientes relacionadas con los ojos han dado lugar al tema principal de la Tendencia clínica de esta semana. Científicos de la Linköping University, en Suecia, han creado recientemente un implante de tejido que restablece la vista en personas con graves problemas de visión y ceguera (ver infografía).

 

El enfoque con el tejido derivado del cerdo tuvo el mismo éxito que una córnea humana donada. "Esto superó nuestras expectativas", dijeron a Medscape Noticias Médicas los autores del estudio, Mehrdad Rafat, Ph. D., y Neil Lagali, Ph. D. "Lo que nos sorprendió fue lo bien que funcionó el implante para restaurar el espesor y la forma de la córnea afectada y cómo esto se tradujo en una excelente visión para los pacientes, que en algunos casos dio por resultado una agudeza visual perfecta de 20/20". Se calcula que 12,7 millones de personas en todo el mundo están a la espera de un trasplante de córnea, y que solo se dispone de una córnea de donante humano por cada 70 que se necesitan. Los países con ingresos bajos y medianos son los más afectados, pues tienen un acceso limitado o nulo a los trasplantes de córnea.

En una noticia preocupante relacionada con la vista, en un estudio reciente se descubrió que las personas de raza negra tienen seis veces más probabilidades que los blancos no hispanoamericanos de perder la vista de forma significativa debido al glaucoma, aun cuando el acceso a la asistencia médica sea similar. Los participantes de raza negra tenían el doble de riesgo de padecer los arquetipos de pérdida temprana del campo visual en comparación con los participantes blancos no hispanoamericanos (hazard ratio [HR]: 1,98; intervalo de confianza de 95% [IC 95%]: 1,48 a 2,66). También presentaban un riesgo seis veces mayor para los arquetipos de pérdida avanzada (HR: 6,17; IC 95%: 3,69 a 10,32). Incluso después de ajustar los modelos estadísticos teniendo en cuenta la frecuencia de los exámenes oculares, persistió la diferencia entre los participantes negros y los blancos no hispanoamericanos. Los investigadores también ajustaron muchos otros factores de riesgo potenciales, tales como nivel socioeconómico, antecedentes familiares de glaucoma, índice de masa corporal, presión arterial, diabetes y actividad física.

Otro problema relacionado con los ojos que está recibiendo atención recientemente es el síndrome de visión por computadora. Un estudio reciente ha revelado que el síndrome de visión por computadora está significativamente asociado a la migraña y al insomnio, siendo el estrés un factor mediador central. Los investigadores administraron un cuestionario en línea a más de 700 adultos. Los resultados mostraron que 70,5% de los participantes tenía un síndrome de fatiga crónica. La cefalea fue el "síntoma ocular más molesto" (34%), seguido del ardor ocular (10,8%). Los síntomas extraoculares más molestos fueron el dolor de cuello y la dorsalgia (43,3% y 33,4%, respectivamente). Un análisis multivariable mediante un modelo de regresión lineal también mostró que el síndrome de visión por computadora (β = 3,26) se relacionaba significativamente con una mayor tasa de insomnio. El análisis mostró que el estrés mediaba la asociación entre el síndrome de visión por computadora y la migraña en 52,8% de los casos y entre el síndrome de visión por computadora y el insomnio en 80% de los casos.

En un estudio independiente se descubrió recientemente que las disfunciones visuales subjetivas sutiles conllevan peor pronóstico en pacientes con esquizofrenia y psicosis de inicio reciente o que presentan un alto riesgo clínico de psicosis. Un grupo multinacional de investigadores analizó a 721 participantes, incluidos 147 participantes con psicosis de inicio reciente, 143 con alto riesgo clínico, 151 con depresión de inicio reciente y 280 en el grupo de controles sanos. Los resultados mostraron que las disfunciones visuales eran más frecuentes en los grupos con psicosis de inicio reciente y alto riesgo clínico en comparación con los grupos con depresión de inicio reciente y controles sanos (50,34% y 55,94% frente a 16,56% y 4,28%, respectivamente). En aquellos con psicosis de inicio reciente, una mayor puntuación de la suma de disfunciones visuales se correlacionó con puntuaciones más bajas de remisión funcional (p = 0,036) y funcionamiento social (p = 0,014). En las personas con alto riesgo clínico, las puntuaciones más altas de las disfunciones visuales se relacionaron con puntuaciones más bajas de remisión funcional (p = 0,024), menor calidad de vida física y psicológica (p = 0,004 y p = 0,015, respectivamente), depresión más grave en el Inventario de Depresión de Beck (p = 0,021) y mayor deterioro de la capacidad de construcción visoespacial (p = 0,027).

Las prometedoras noticias sobre los trasplantes de córnea derivados de piel de cerdo, los preocupantes hallazgos sobre la incidencia del glaucoma en la población de raza negra, las migrañas y el insomnio en el síndrome de visión por computadora, y los conocimientos sobre las disfunciones visuales y la psicosis han centrado la atención en los ojos esta semana, lo que ha dado lugar al principal tema de la Tendencia clínica.

Para más información sobre enfermedades oftalmológicas, lea aquí.

Para más contenido suscríbase a nuestros boletines y siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....