No se debe subestimar la violencia de género como factor de riesgo cardiovascular, afirma especialista

Perla Miranda

20 de septiembre de 2022

La violencia de género debe considerarse un factor de riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares como síndrome de corazón roto, además de que se debe realizar un seguimiento a largo plazo a los pacientes pues el episodio se puede repetir, afirmó la Dra. Eunice Tavarez, cardióloga internista de República Dominicana.[1]

En ACC Latinoamérica 2022 junto a CardioAcademic la Dra. Tavarez presentó el caso de una paciente de 47 años con antecedentes de preeclampsia en dos embarazos, hipertensión y diabetes, que fue abusada sexualmente cuando se dirigía a su empleo y horas más tarde desarrolló el cuadro clínico de síndrome de Takotsubo.

"El caso ocurrió en noviembre de 2021, la paciente de quien es relevante decir que no estaba en menopausia, llegó a Urgencias luego de pasar por todo el proceso legal de denuncia, de la evaluación del médico forense y de pasar por la revisión de un ginecólogo, sin embargo, por la persistencia del dolor en el pecho pasó a medicina interna y ahí se descubrió que tenía toda la clínica de síndrome coronario a pesar de no tener tantos factores de riesgo", detalló.

La especialista en cardiología precisó que al realizar los estudios de imagen pertinentes, se visualizó la silueta de Takotsubo por lo que se decidió darle seguimiento intrahospitalario, casi nueve meses después del evento, el corazón de la paciente está en perfectas condiciones, sin embargo, se mantendrán las revisiones semestrales.

Tras presentar el caso, la doctora Eunice dijo a Medscape en Español que es necesario tomar en cuenta que la violencia de género puede tener un efecto importante desde el punto de vista cardiovascular y ser un detonante para este tipo de síndrome, independientemente de que puede ser reversible.

"Es momento de tomar en cuenta lo que diga la paciente al llegar a Urgencias, no podemos seguir subestimando estos casos.Hay que preguntar si hubo algún tipo de violencia, lo estamos dejando ahí simplemente porque pensamos que una mujer peleó con su esposo, novio, pareja y eso son cosas que pasan y ya, pero no es así, por eso presentamos el caso. Es necesario hacer lo posible por identificar problemas cardiovasculares y su asociación con la violencia de género", señaló la investigadora.

En tanto que la panelista Dra. Clara Saldarriaga, especialista en cardiología, coincidió en que no se puede subestimar la violencia de género como factor de riesgo cardiovascular, ni la necesidad de brindar seguimiento a largo plazo a los pacientes con síndrome de corazón roto.

"Ni en Latinoamérica ni en ninguna parte del mundo podemos minimizar la violencia de género, no importa si tres meses después el corazón se recupera por completo, es un factor de riesgo que debe visibilizarse. Ahora, hay que destacar que los pacientes pueden tener un segundo episodio, no es una enfermedad tan benigna como pensamos, hay estudios que indican que, en un seguimiento a cinco años, el riesgo de morir es igual al de una persona que tuvo un infarto", resaltó.

La Dra. Saldarriaga, originaria de Medellín, Colombia, recordó que el síndrome de corazón roto fue descrito por primera vez hace 30 años, afecta más a las mujeres durante la menopausia, los síntomas son muy parecidos a los de un infarto: dolor de pecho, dificultad para respirar; pero una vez que se comprueba que las arterias están sanas se puede considerar el diagnóstico de Takotsubo.

Finalmente, la Dra. Eunice Tavarez reiteró que el principal motivo de presentar el caso fue el de causar un impacto no solo en Latinoamérica, sino a donde pueda llegar, de que la violencia de género no solo tiene impactos psicológicos y físicos, sino que puede dañar órganos tan importantes como el corazón.

"Requerimos de más estudios e investigaciones que analicen, desmenucen y comprueben esta asociación entre la violencia que sufren las mujeres con el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, así tendremos más herramientas para actuar a tiempo y brindar una atención idónea y el mejor tratamiento", concluyó.

Las Dras. Tavarez y Saldarriaga han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido suscríbase a nuestros boletines y siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....