CASO CLÍNICO

Deportista universitaria de 22 años con cambios de humor descontrolados

Dra. Claudia L. Reardon

Conflictos de interés

23 de noviembre de 2022

Para el tratamiento del trastorno ciclotímico suele estar justificada una combinación de psicoterapia y medicación. Los tipos de psicoterapia habituales para este trastorno incluyen la terapia cognitivo-conductual y la terapia interpersonal y de ritmo social. La Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos no ha aprobado ningún fármaco para el trastorno ciclotímico. Sin embargo, las opciones pueden incluir los fármacos que se utilizan habitualmente para tratar el trastorno bipolar, incluidos los estabilizadores del estado de ánimo, los agentes antipsicóticos y con precaución, los antidepresivos.

En esta paciente se inició lamotrigina y la dosis se ajustó gradualmente hasta 200 mg diarios. Lamotrigina es un fármaco estabilizador del estado de ánimo que suele utilizarse en los trastornos bipolares y por extensión, puede tener utilidad en el trastorno ciclotímico. Está especialmente establecida como tratamiento y medida preventiva de los episodios depresivos del trastorno bipolar. Por tanto, es posible que no proteja completamente contra los síntomas hipomaniacos en el trastorno ciclotímico. El fármaco lamotrigina tiene menos efectos secundarios previstos que muchos otros fármacos para los trastornos bipolares.

Esta paciente también realizó una terapia de ritmo interpersonal y social. La combinación de medicación y psicoterapia le permitió establecer ritmos diarios regulares que le ayudaron a estabilizar su estado de ánimo y a evitar los desencadenantes desestabilizadores.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....