CASO CLÍNICO

Deportista universitaria de 22 años con cambios de humor descontrolados

Dra. Claudia L. Reardon

Conflictos de interés

23 de noviembre de 2022

Comentario

El trastorno ciclotímico es un trastorno del estado de ánimo fluctuante de por vida en el espectro bipolar que implica episodios recurrentes de síntomas hipomaniacos y episodios recurrentes de síntomas depresivos. Es importante destacar que estos episodios no llegan a cumplir todos los criterios de los episodios hipomaniacos o maniacos y de los episodios depresivos mayores. Por tanto, el trastorno ciclotímico suele considerarse una forma más leve de trastorno bipolar en algunos aspectos. Se caracteriza por los siguientes criterios diagnósticos específicos:[1]

  1. Durante al menos dos años (un mínimo de un año en niños y adolescentes) ha habido numerosos periodos con síntomas hipomaniacos que no cumplen los criterios de un episodio hipomaniaco y numerosos periodos con síntomas depresivos que no cumplen los criterios de un episodio depresivo mayor.

  2. Durante el periodo de 2 años mencionado (1 año en niños y adolescentes) los síntomas del criterio A han estado presentes por lo menos la mitad del tiempo y el individuo no ha estado sin los síntomas durante más de 2 meses seguidos.

  3. Nunca se han cumplido los criterios de un episodio depresivo mayor, maniaco o hipomaniaco.

  4. Los síntomas del criterio A no se explican mejor por problemas como trastorno esquizoafectivo, esquizofrenia, trastorno esquizofreniforme, trastorno delirante u otro espectro de la esquizofrenia especificado o no especificado u otro trastorno psicótico.

  5. Los síntomas no son atribuibles a los efectos fisiológicos de una sustancia (por ejemplo, una droga objeto de abuso, un fármaco) o a otra afección médica (por ejemplo, hipertiroidismo).

  6. Los síntomas causan una angustia clínicamente significativa o un deterioro en el ámbito social, laboral o en otras áreas importantes del funcionamiento.

Esta paciente parece tener episodios de síntomas hipomaniacos que duran 2 a 3 días. No cumple los criterios de los episodios hipomaniacos completos, que por definición deben durar un mínimo de cuatro días. Por tanto, se descarta el trastorno bipolar II, que implica episodios hipomaniacos completos, así como episodios depresivos mayores. También parece tener episodios de síntomas depresivos que duran de 3 a 5 días. No cumplen los criterios de los episodios depresivos mayores completos, que por definición deben durar al menos 2 semanas. Esto excluye además el trastorno bipolar II, que requiere episodios depresivos mayores completos. La duración de los "altibajos" es la clave para el diagnóstico diferencial.

Como la paciente no tiene episodios hipomaniacos completos no cumple los criterios de los episodios maniacos completos, que duran aún más (normalmente una semana o más) y causan una disfunción importante. Puesto que no ha tenido nunca un episodio maniaco completo, no cumple los requisitos para el diagnóstico de trastorno bipolar I, que por definición requiere un antecedente de al menos un episodio maniaco.

Aunque algunos pacientes, incluida la de este caso, pueden funcionar particularmente bien durante algunos o todos los periodos de síntomas hipomaniacos, en el curso prolongado del trastorno ciclotímico, los criterios diagnósticos requieren la presentación de malestar psicológico clínicamente significativo o deterioro del funcionamiento debido a los síntomas del estado de ánimo. La naturaleza impredecible y no constante de los síntomas tiende a ser una fuente común de malestar psicológico o disfunción. Las relaciones interpersonales y el rendimiento escolar o laboral pueden verse afectados y a menudo resultan afectados.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....