COVID-19: el resumen semanal (9 al 15 de septiembre de 2022)

Matías A. Loewy, Astrid Rivera

16 de septiembre de 2022

Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la vacunación contra la COVID-19 en el Centro de información sobre la vacuna contra el SARS-CoV-2.

Si se presenta un evento trascendente relacionado con COVID-19 (SARS-CoV-2) en su país, por favor póngase en contacto con nosotros para agregarlo al próximo resumen semanal.

¿Paralelismo apresurado con la vacuna anual para influenza estacional?

La idea de que las personas de riesgo podrían protegerse contra la COVID-19 del mismo modo que lo hacen contra la influenza estacional, postulada como hipótesis más probable tanto por funcionarios de la Casa Blanca como de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), es atractiva pero prematura, alertaron especialistas. La analogía es razonable, pero no hay que forzarla, argumentan. "No tenemos datos que respalden que las vacunas actuales, incluido el nuevo refuerzo actualizado contra BA.5, proporcionarán una protección duradera más allá de cuatro a seis meses. Sería bueno aspirar a una duración o protección mucho más largas, pero eso probablemente requerirá vacunas nasales y de próxima generación", dijo el Dr. Eric Topol, editor en jefe de Medscape y fundador y director del Scripps Research Translational Institute, en San Diego, Estados Unidos.

"Tenemos un patrón de actualización anual de la vacuna contra la influenza porque es un virus singularmente estacional: desaparece durante el verano. Pero hemos tenido mucha COVID-19 durante los veranos. Así que es demasiado pronto para saber si el refuerzo periódico podrá ser anual", coincidió el Dr. William Schaffner, experto en enfermedades infecciosas de Vanderbilt University School of Medicine, en Nashville, Estados Unidos.

"Tendría sentido recalibrar el objetivo de las vacunas contra la COVID-19"

La expectativa de que los títulos elevados de anticuerpos neutralizantes inducidos por las vacunas contra la COVID-19 prevendrían las infecciones y detendrían la transmisión se basó en datos iniciales de 2020, antes de la aparición de las variantes de SARS-CoV-2. Pero el sueño se terminó. Ahora, con la experiencia acumulada en dos años y medio de pandemia, "tendría sentido recalibrar el objetivo de las vacunas" hacia la protección a largo plazo contra enfermedades graves, hospitalización y deceso por variantes actuales y futuras, escribió en The New England Journal of Medicine (NEJM) el Dr. Dan A. Barouch, Ph. D., de Beth Israel Deaconess Medical Center y Harvard Medical School, en Boston, Estados Unidos.

El Dr. Barouch sugirió que para esto habría que dejar de concentrarse en estimular solo la protección de anticuerpos (incluso con refuerzos actualizados o adaptados a subvariantes) y combinarla con una inmunidad celular robusta. "Los planes para las vacunas de refuerzo deben basarse en datos científicos sólidos que demuestren un aumento significativo y sostenible en la prevención de enfermedades graves, en lugar de aumentos a corto plazo en los títulos de anticuerpos neutralizantes".

Postulan que terapia dirigida con anticuerpos podría ser alternativa a refuerzos periódicos

Dos anticuerpos aislados del sistema inmunológico de pacientes recuperados de COVID-19 y que no se dirigen al sitio de unión de la proteína espiga de SARS-CoV-2 con los receptores de células humanas (como hacen todos los anticuerpos aprobados), sino a otra región que presenta menos mutaciones, preservan la efectividad contra delta y ómicron y podrían ser una alternativa a los refuerzos periódicos de la vacunación para toda la población cada vez que aparece una nueva variante, según un nuevo estudio publicado en Communications Biology.

"Por razones que aún no entendemos del todo, el nivel de anticuerpos contra la COVID-19 disminuye significativamente después de tres meses, por lo que vemos que las personas se infectan una y otra vez, incluso después de vacunarse tres veces. En nuestra opinión, el tratamiento dirigido con anticuerpos y su administración en altas concentraciones puede servir como un sustituto eficaz de los refuerzos repetidos, especialmente para las poblaciones en riesgo y aquellas con sistemas inmunitarios debilitados", expresó la autora principal del estudio, Natalia Freund, Ph. D., del Departamento de Microbiología Clínica e Inmunología de Sackler Faculty of Medicine, de Tel Aviv University, en Tel Aviv, Israel.

Angustia pandémica duplicó la incidencia del "síndrome del bebé sacudido"

El "síndrome del bebé sacudido", la causa más común de deceso traumático en bebés en países de altos ingresos y cuyo diagnóstico se realiza ante la presencia de un hematoma subdural y una investigación médico-social completa, duplicó su incidencia en 2021 comparado con las cifras anuales del periodo 2017-2020, de acuerdo con un análisis de los ingresos en el Hôpital Necker-Enfants malade, en París, Francia, que es el único centro de emergencia neuroquirúrgica pediátrica en la región de Île-de-France.

Los investigadores atribuyen el alza a la acumulación de angustia psicosocial durante el segundo año de COVID-19, considerando que las medidas adoptadas para combatir la pandemia han aumentado la prevalencia de factores conocidos de maltrato infantil: precariedad psicosocial, confinamiento en viviendas pequeñas, cierre de escuelas y guarderías y desorganización de los servicios sociales.

Quieren estudiar nirmatrelvir/ritonavir para los síntomas persistentes

Algunos resultados positivos anecdóticos, como los reportados por este resumen en mayo pasado y la sospecha de que los 200 síntomas persistentes descritos después de la fase aguda de COVID-19 podrían estar al menos parcialmente relacionados con la permanencia y replicación del virus en distintos tejidos, estimulan a un grupo de científicos líderes de prestigiosas universidades y centros de investigación para explorar en estos pacientes el beneficio del antiviral oral nirmatrelvir/ritonavir y otros tratamientos que modulen el sistema inmune.

"Lo primero que necesitas entender en COVID-19 persistente es si los pacientes tienen el virus en ellos o no. Y en caso de que lo tengan, los antivirales como nirmatrelvir/ritonavir son nuestro máximo objetivo para próximos ensayos clínicos", señaló Amy Proal, Ph. D., microbióloga experta en enfermedades crónicas asociadas a infecciones de PolyBio Research Foundation, en Medford, Estados Unidos, y directora científica de la Long Covid Research Initiative, que con un respaldo inicial de 15 millones de dólares procura acelerar la búsqueda de soluciones basadas en la evidencia.

Refuerzo de vacuna contra la COVID-19 es seguro para embarazadas, respalda nuevo estudio

La COVID-19 estará presente por mucho tiempo, por lo que es necesario seguir brindando datos sobre vacunas en mujeres embarazadas y lactantes, así lo indicó la Dra. Alisa Kachikis, de la University of Washington, Seattle, Estados Unidos, una de las autoras del estudio Analysis of Vaccine Reactions After COVID-19 Vaccine Booster Doses Among Pregnant and Lactating Individuals.

El estudio de más de más de 17.000 personas señala que las mujeres embarazadas o que se encuentran amamantando no mostraron reacciones adversas a largo plazo después de una tercera dosis o dosis de refuerzo de la vacuna COVID-19. La investigación publicada en JAMA Network Open. "Los hallazgos de este estudio de que las dosis de refuerzo de COVID-19 son bien toleradas entre las personas embarazadas y lactantes son especialmente pertinentes con los nuevos refuerzos de COVID-19 disponibles este otoño".

COVID-19 leve está asociada con deterioro vascular

La COVID-19, incluso si desarrolla enfermedad leve, está asociada con la vasorreactividad cerebral crónicamente alterada, lo señala un estudio prospectivo publicado en American Journal of Roentgenology. La investigación analizó a participantes que se habían contagiado de COVID-19, incluso aquellos que tuvieron enfermedad leve, en los que se observó que había disminuido significativamente vasorreactividad cerebral.

Los resultados también mostraron que el flujo sanguíneo cerebral fue mayor en los participantes que nunca se infectaron frente a los previamente infectados y que la vasorreactividad cerebral de todo el cerebro fue menor en los participantes previamente infectados, en comparación con los que no se han infectado, aunque también fue menor en aquellos con afecciones neurológicas pos-COVID-19 frente a quienes no las presentaban, la diferencia no se consideró significativa.

"Es importante recordar que si bien nuestros hallazgos fueron estadísticamente significativos, tuvimos un tamaño de muestra relativamente pequeño (25 participantes en total), por lo que alentamos futuros estudios más amplios en este dominio vasorreactividad cerebral", señaló a Medscape en español el autor del estudio, Dr. Andrew Callen, profesor asistente de radiología, Sección de Neurorradiología de la Facultad de Medicina de la University of Colorado en Aurora, Estados Unidos.

Pacientes con cáncer de mama muestran respuesta deficiente a vacuna contra ómicron

Aunque las pacientes con cáncer de mama muestran excelentes tasas de seroconversión a las vacunas de ácido ribonucleico (ARN) mensajero contra el SARS-CoV-2, el tipo de tratamiento afecta las tasas de seroconversión, la cual se refiere a la producción de respuestas de anticuerpos neutralizantes dirigidas contra el dominio de unión del receptor de la proteína espiga del virus.

Un estudio observacional prospectivo multicéntrico señala que las pacientes con cáncer de mama que reciben quimioterapia y terapia con inhibidores de la cinasa dependiente de ciclina 4/6 (CDK4/6) tienen respuestas a la vacuna más pobres que las que no reciben terapia, ya que la tasa umbral de títulos de anticuerpos neutralizantes contra la variante ómicron fue solo de 8,5%, en comparación con más de 80% en variantes anteriores del SARS-CoV-2.

La investigación destaca que las altas tasas de seroconversión respaldan la utilidad de la vacunación contra el SARS-CoV-2 en pacientes con cáncer de mama, por lo que exhorta tanto a especialistas como a proveedores de atención primaria a recomendar las vacunas de refuerzo contra ómicron, cuando estén disponibles, a sus pacientes con cáncer de mama.

EMA aprueba vacuna para menores contra variantes de ómicron

Las autoridades reguladoras europeas autorizaron una nueva versión de la vacuna de Pfizer/BioNTech contra la COVID-19, esta vez específicamente adaptada a los linajes BA.4 y BA.5 de la variante ómicron. La vacuna Comirnaty Original/Omicron BA.4-5 está destinada a personas de 12 años o mayores que hayan recibido al menos una vacunación primaria contra la COVID-19, ya que esa vacuna es una versión adaptada de la vacuna Comirnaty (Pfizer/BioNTech) desarrollada al comienzo de la epidemia.

"El Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP) de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) recomendó autorizar una vacuna bivalente adaptada para las subvariantes BA.4 y BA.5 de ómicron, además de la variante original del SARS-CoV-2", informó la agencia en un comunicado.

Vacunas contra la COVID-19 no están relacionadas con mayor riesgo de ictus

Las vacunas contra la COVID-19 no aumentan el riesgo de ictus, señala una investigación publicada en Neurology. Los datos agrupados de una revisión sistemática y un metanálisis mostraron que los eventos de ictus isquémico arterial posteriores a la vacuna fueron aproximadamente 20 veces menos frecuentes que los ictus que ocurren en la población general y aproximadamente 200 veces menos frecuentes que los ictus que ocurren en pacientes hospitalizados con COVID-19.

El análisis "es el primero en abordar sistemáticamente la literatura disponible hasta la fecha sobre ictus isquémico arterial después de la inmunización con vacunas contra SARS-CoV-2", escribieron los investigadores, dirigidos por la Dra. Maria-Ioanna Stefanou, del Attikon University Hospital, en Atenas, Grecia.

En resumen, los investigadores escribieron que existe una relación riesgo-beneficio "abrumadoramente favorable" para la vacunación contra el SARS-CoV-2, porque la prevalencia de ictus isquémico arterial que ocurre después de la vacuna es mucho más baja respecto a la prevalencia de ictus isquémico arterial que complica la COVID-19.

Para más contenido suscríbase a nuestros boletines y siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....