COMENTARIO

La anulación de Roe frente a Wade y su efecto en el acceso a metotrexato en Estados Unidos

Dra. Greta Cristina Reyes Cordero; Dra. Zaira Dennis Chávez López

Conflictos de interés

24 de agosto de 2022

La Corte Suprema de Estados Unidos revocó recientemente la sentencia Roe frente a Wade, que protegía el derecho constitucional al aborto. El reciente fallo permite que los Estados promulguen leyes que prohíban o restrinjan los abortos. Aunque el derecho al aborto todavía está protegido en muchos estados, 9 tienen leyes que restringen el acceso a este. Hay otros 12 que probablemente aprueben tales leyes o tengan leyes sobre el aborto que actualmente se están litigando en los tribunales.[1]

La anulación del derecho constitucional a obtener un aborto ha llevado a algunos estados a promulgar leyes que prohíben no solo los abortos quirúrgicos, sino también los fármacos que se usan para interrumpir los embarazos.

Entre los fármacos prohibidos por estas leyes se encuentran metotrexato, mifepristona y misoprostol, indicados como tratamientos de primera línea para ciertas enfermedades pero que poseen efectos que paralelamente podrían generar abortos o malformaciones congénitas, como lo describen sus prospectos médicos.[1]

Metotrexato es un antimetabolito, una clase de fármaco que suprime ciertas funciones celulares, que a menudo se administra por vía oral o por inyección. Está aprobado por la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos para tratar algunos tipos de cáncer (cáncer de mama, linfoma, leucemia, cáncer de pulmón), pero también se usa comúnmente para afecciones como lupus, artritis reumatoide, psoriasis, esclerodermia y otras enfermedades autoinmunes. Los médicos también lo usan para interrumpir embarazos ectópicos que causan complicaciones potencialmente mortales para la mujer. Algunas ventajas de metotrexato incluyen su bajo costo y accesibilidad.[2]

Si bien metotrexato no es un fármaco que se usa típicamente en un aborto con fármacos electivos (mifepristona y misoprostol), puede emplearse para ese propósito.

Según los informes, los farmacéuticos en estados como Texas se han negado a surtir recetas de metotrexato para personas con embarazos ectópicos o trastornos autoinmunes por temor a repercusiones legales.[3]

Metotrexato puede provocar defectos de nacimiento y la posibilidad de embarazos accidentales; en ausencia de acceso a abortos también ha llevado a los médicos a enfatizar el uso de métodos anticonceptivos hormonales. En caso de desear el embarazo la suspensión de metotrexato requiere de tres meses para intentar la concepción sin riesgos, indican varias recomendaciones, como la del American College of Rheumatology (ACR), el grupo europeo EULAR y el Colegio Mexicano de Reumatología para el tratamiento de artritis reumatoide.[4,5,6]

Tanto la Lupus Foundation of America como la Lupus Research Alliance continúan monitoreando las preocupaciones relacionadas con el acceso a metotrexato.

El American College of Rheumatology recopila información de personas que tienen dificultades para obtener metotrexato. Para más información sobre metotrexato y para informar desafíos, envíe un correo electrónico a advocacy@rheumatology.org con los detalles.

Siga a la Dra. Zaira Dennis Chávez López de Medscape en español en Instagram @dra.dennisderma.

Para más contenido suscríbase a nuestros boletines y siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Contenido relacionado

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....