COVID-19: el resumen semanal (29 de julio al 4 de agosto de 2022)

Matías A. Loewy

5 de agosto de 2022

Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la vacunación contra la COVID-19 en el Centro de información sobre la vacuna contra el SARS-CoV-2.

Si se presenta un evento trascendente relacionado con COVID-19 (SARS-CoV-2) en su país, por favor póngase en contacto con nosotros para agregarlo al próximo resumen semanal.

"Hay que dejar de lado la idea de que se terminó la pandemia"

Con la llegada en los próximos meses del tercer invierno con COVID-19 en el hemisferio norte, especialistas proyectan nuevas olas en Europa y hasta un millón de contagios diarios en Estados Unidos, aunque no esperan que las hospitalizaciones y muertes crezcan con la misma intensidad. Los más afectados serán aquellos que nunca han estado infectados con el virus (ni han recibido vacunas), proyectó el Dr. Chris Murray, director del Institute of Health Metrics and Evaluation (IHME) de la University of Washington, en Seattle, Estados Unidos. También se anticipa una temporada mucho más fuerte de influenza estacional, como se ha presentado en Australia.

Como sea, "hay que dejar de lado la idea de que se terminó la pandemia", alertó Adam Kucharski, Ph. D., profesor de epidemiología de enfermedades infecciosas de la London School of Hygiene & Tropical Medicine, en Londres, Reino Unido, quien en cambio visualiza una transición a endemia que aún así provocará una alta carga de enfermedad. "Alguien me dijo una vez que la definición de endemicidad es que la vida se vuelve un poco peor". En el Cono Sur de Latinoamérica, que ya atraviesa el frío invernal, los contagios siguen al alza en Argentina (aumento de 26% respecto de la semana precedente) y en Chile (16%), mientras que se estabilizaron en Uruguay.

Chile anuncia quinta dosis universal de la vacuna

Con una de las tasas de vacunación contra la COVID-19 más alta del mundo (90% con esquema primario completo, 87% con una dosis de refuerzo y 68% con dos refuerzos), Chile anunció este lunes 1 de agosto una quinta dosis para toda la población, aunque todavía sin especificar la fecha de inicio de la campaña ni los productos a utilizar.

"Nadie podría pensar que no nos vamos a vacunar más de COVID-19 (...) Chile es el único país que tendrá una quinta dosis universal. El resto de los países no la tiene", destacó la ministra de Salud chilena, Dra. María Begoña Yarza, según reprodujo Infobae. La vacuna más utilizada es CoronaVac, del laboratorio chino Sinovac, pero también se han aplicado en el país las de Pfizer/BioNtech, de Oxford/AstraZeneca y de CanSino Biologics.

Más cerca de refuerzos adaptados a nuevas variantes

A partir de mediados de septiembre y en previsión del repunte esperado de contagios en el invierno boreal, Estados Unidos proyecta empezar a aplicar en adultos los primeros refuerzos de vacunas de ARN mensajero que están adaptados a los sublinajes de ómicron circulantes en la actualidad, según publicó The New York Times. El pasado viernes 29, Moderna anunció un nuevo contrato inicial para proveer 66 millones de dosis de una fórmula "bivalente" que apunta específicamente a BA.4 y BA.5, mientras que Pfizer firmó a fines de junio otro acuerdo para suministrar 105 millones de dosis, con la opción de que también están reformuladas contra ómicron.

En tanto, la Comisión Europea firmó un contrato marco de adquisición de hasta 250 millones de dosis de la vacuna proteica de la empresa española HIPRA, que serán destinadas a aplicar refuerzos en 14 países del continente una vez que reciba la aprobación de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). Según la compañía, la fórmula bivalente está diseñada para hacer frente a las nuevas variantes, con una "buena respuesta de anticuerpos neutralizantes contra BA.2, BA.4 y BA.5".

Afectación pulmonar a los seis meses del alta en pacientes hospitalizados

Seis meses después de la hospitalización por COVID-19 durante la primera ola en Francia, más de la mitad de los pacientes manifestaba disnea persistente y el daño pulmonar era significativo: 40% presentaba opacidades fibróticas, 20%, una reducción en sus capacidades ventilatorias y de difusión de monóxido de carbono y 35% desaturación en la prueba de marcha de seis minutos, según datos publicados del estudio SISCOVID sobre una cohorte de 320 participantes asistidos en 12 centros de salud.

Ser hombre o haber estado hospitalizado en unidades de cuidados intensivos aumentó entre 2,5 y 5 veces el riesgo de un patrón ventilatorio restrictiva a los seis meses, señalaron los autores en Respiratory Medicine and Research. "Los datos confirman la necesidad de un seguimiento a largo plazo de estos pacientes después del alta", concluyeron.

Describen tres subtipos de COVID-19 persistente

Investigadores británicos identificaron 3 tipos de COVID-19 persistente que tienen sus propios síntomas y se presentan en varias variantes de coronavirus, según un nuevo estudio preliminar publicado en medRxiv y que aún no ha sido revisado por pares. "Comprender las causas fundamentales de estos subtipos y reconocerlos puede ayudar a encontrar estrategias de tratamiento personalizado sensibles a los problemas de cada individuo", señaló Claire Steves, Ph. D., una de las autoras del estudio y profesora del King's College London, en Londres, Reino Unido.

El equipo de investigación analizó los datos de la aplicación ZOE COVID de 1.459 personas de Reino Unido que tuvieron síntomas durante más de 84 días o 12 semanas. Se identificó que el grupo más numeroso, más común entre los afectados por las variantes alfa o delta, presentaba síntomas en el sistema nervioso, como fatiga, confusión mental y cefalea. El segundo grupo tenía síntomas respiratorios, como dolor en el pecho y disnea grave, y fue más frecuente entre los aquejados por la cepa original del SARS-CoV-2, cuando las personas no estaban vacunadas. El tercer grupo incluyó a personas con una amplia gama de síntomas físicos, incluyendo palpitaciones cardiacas, mialgias, alteraciones cutáneas y alopecia; este grupo tenía algunos de los "síntomas multiorgánicos más graves y debilitantes", escribieron los investigadores, que no hallaron diferencias en los subtipos según el estatus de vacunación.

¿Cuánto tiempo contagia un paciente después de infectarse?

¿Cuánto tiempo es contagiosa una persona después de la infección por SARS-CoV-2? Aunque por razones más políticas y económicas que científicas los gobiernos han acortado los periodos de aislamiento desde fines de 2021, "los hechos no han cambiado. No hay datos para apoyar que haya que aislarse cinco días o cualquier periodo inferior a los diez días", comentó en un artículo en Nature la Dra. Ana Barczak, infectóloga del Massachusetts General Hospital, en Boston, Estados Unidos. Y el "rebote" después del tratamiento con nirmatrelvir/ritonavir (Paxlovid, Pfizer), como el que experimentó el presidente estadounidense Joe Biden, "podría amplificar eso", comentó el Dr. Eric Topol, vicepresidente ejecutivo de Scripps Research, en San Diego, Estados Unidos, y editor jefe de Medscape.

La Dra. Barczak condujo un estudio (aun no revisado por pares) que sugiere que una cuarta parte de las personas que han contraído la variante ómicron del SARS-CoV-2 aún pueden ser infecciosas después de ocho días. En tanto, otra investigación en medRxiv muestra que un número significativo de individuos mantiene una carga viral lo suficientemente alta como para desencadenar otra infección después de 7 a 10 días, independientemente del tipo de variante o el número de dosis de vacuna recibidas.

Prevalencias estimadas de COVID-19 persistente: 6% en niños y 13% en adultos

La población pediátrica que presentó COVID-19 tiene más probabilidades de manifestar fatiga, debilidad y fiebre en los meses subsiguientes, según un estudio en Canadá que equiparó 1.884 niños con prueba positiva para SARS-CoV-2 entre marzo de 2020 y enero de 2021 y 1.701 controles sin infección. Después de 90 días, casi 6% de los afectados presentaba algún síntoma de COVID-19 persistente, siendo la proporción más alta entre aquellos que habían sido hospitalizados y en los mayores de 14 años, publicó JAMA Network Open.

En tanto, en adultos, 1 de cada 8 (12,7%) presentó síntomas que persisten de 3 a 5 meses tras la infección, según un gran estudio en Países Bajos publicado este jueves 4 en The Lancet y que también equiparó a 4.231 personas que tuvieron COVID-19 con 8.462 controles. Hubo una mayor prevalencia entre las mujeres y no está claro si hay algún efecto de la vacunación o del antecedente de hospitalización, señalaron los autores.

¿Nirmatrelvir/ritonavir para síntomas persistentes?

La COVID-19 persistente es difícil de tratar y después de más de dos años hay pocos progresos. Sin embargo, un reporte de caso en una paciente de 37 años con artritis reumatoide, quien presentaba cefalea crónica y fatiga grave 3,5 meses después de la infección aguda y que luego desarrolló niebla cerebral, sugiere que la administración secuencial del antiviral oral nirmatrelvir/ritonavir y de tocilizumab, inhibidor de la interleucina-6, debe considerarse para contrarrestar los síntomas prolongados en casos seleccionados, señalaron autores de Estados Unidos en un artículo de preimpresión en Research Square. ¿El detalle? La paciente también presentó antígenos detectables de SARS-CoV-2 en la nasofaringe durante 6 meses.

No es la única estrategia posible para pacientes con inmunocompromiso y con tenaz presencia tanto del virus como de los síntomas. Investigadores de Austria recurrieron al anticuerpo monoclonal sotrovimab para tratar dos pacientes con depleción de las células B y manifestaciones tales como disnea, fatiga y dolor de pecho que se habían sostenido durante meses después de la infección aguda, lo mismo que las pruebas positivas para SARS-CoV-2 en hisopados nasofaríngeos. Ambos tuvieron una "mejora rápida" luego de la infusión del fármaco, publicaron en IDCases.

México triplicó en un año la proporción de mayores de 18 años con anticuerpos contra el SARS-CoV-2

Hasta noviembre de 2021, 74,7% de los mayores de 18 años en México había generado anticuerpos contra el SARS-CoV-2 por vacuna o por infección, una proporción que triplicó a la documentada un año antes, cuando no había comenzado la campaña de vacunación, según datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2021 (ENSANUT-CONTINUA COVID-19) presentada el pasado lunes 1 de agosto. La cobertura de vacunación en el país llega a 68%.

Pero hay una aclaración importante: "La seroprevalencia se determinó de manera cualitativa, por lo que desconocemos los títulos de anticuerpos y no se determinaron anticuerpos neutralizantes, por lo que la positividad no necesariamente significa inmunidad protectora", dijo el Dr. Tonatiuh Barrientos Gutiérrez, Ph. D., director del Centro de Investigación en Salud Poblacional (CISP) del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), en la Ciudad de México.

Un escondite para el virus

Para penetrar en las neuronas e infectarlas pese a que no tienen receptores específicos, el virus SARS-CoV-2 utiliza nanotubos de túnel, es decir, puentes transitorios de pocas decenas de nanómetros de diámetro que resultan de la fusión de membranas y que allanan el camino entre células distantes, aseguraron científicos franceses en Science Advances.

"El virus utiliza esta estrategia para ampliar la posibilidad de infectar células que normalmente no serían infectables. Pero también plantea un problema para la respuesta inmune, porque si el virus se esconde dentro de las células y no necesita salir de ellas para propagar la infección en el cuerpo, entonces los anticuerpos son ineficaces", dijo la Dra. Chiara Zurzolo, Ph. D., investigadora y jefa de la Unidad de Tráfico de Membrana y Patogénesis del Institut Pasteur, en París, Francia. Y agregó: "Una hipótesis es que, gracias a los nanotubos, el virus podría permanecer en el cuerpo, latente, oculto entre las células".

Anosmia predice deterioro cognitivo mejor que la gravedad de la infección

La pérdida del olfato, no la gravedad de la enfermedad, predice el deterioro cognitivo persistente un año después de la infección por SARS-CoV-2, según sugieren los resultados preliminares de un nuevo estudio de cohorte prospectivo en Argentina presentado en la Alzheimer's Association International Conference (AAIC) de 2022, cuya modalidad presencial tuvo lugar en San Diego, Estados Unidos.

Los investigadores evaluaron la función olfatoria y cuatro dominios cognitivos (memoria, atención, lenguaje y función ejecutiva) en 766 participantes mayores de 60 años en la provincia de Jujuy, en el extremo norte del país, de los cuales 88,4% tenían diagnóstico de COVID-19; 40% de la muestra (pero ninguno del grupo de control) presentaba distintos grados de disfunción olfativa. "Todos los sujetos que tenían una disfunción cognitiva grave también tenían anosmia", dijo la autora principal, la neuropsicóloga Gabriela González Alemán, directora ejecutiva de Brainpoints y profesora titular de Neurociencias, Neuropsicología Cognitiva y Psicofarmacología en la Pontificia Universidad Católica Argentina (UCA), en Buenos Aires.

Subutilización del cóctel preventivo de anticuerpos

En Estados Unidos, al menos siete millones de personas con inmunocompromiso, entre estas algunas en tratamiento contra el cáncer o receptoras de un trasplante o con alergias a las vacunas contra la COVID-19, podrían beneficiarse de la inyección intramuscular cada 6 meses de dos anticuerpos monoclonales (tixagevimab y cilgavimab; Evusheld, AstraZeneca) que protegen de la infección por SARS-CoV-2 y sigue siendo efectivo frente a sublinajes circulantes de ómicron, como BA.5. Sin embargo, pese a contar con la aprobación para uso de emergencia de la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos desde diciembre de 2021 y que el gobierno compró 1,7 millones de dosis para administrar de forma gratuita, menos de 25% de las mismas han sido utilizadas, lo que expertos atribuyen a un bajo nivel de conocimiento de la intervención entre profesionales y pacientes.

El tratamiento profiláctico está siendo usado en otros 27 países, incluyendo Francia e Israel. Pero en Reino Unido más de un centenar de clínicos hicieron un llamado al Gobierno para garantizar la provisión del combo de anticuerpos para el medio millón de personas que lo requieren, muchas de las cuales siguen confinadas desde 2020. "Escuchamos de pacientes que cancelan citas médicas porque no se sienten seguros al ir a los hospitales. Si tuvieran Evusheld les daría confianza para ir a sus citas para tratar el cáncer. Algunas personas han perdido sus hogares porque no pueden salir a trabajar. La gente se está perdiendo de cosas que nunca volverán a hacer, cada día es un día que no se puede volver a tener", destacó Martin Paul Eve, profesor de literatura y tecnología gravemente inmunocomprometido que lidera la campaña de reclamo.

Siga a Matías A. Loewy de Medscape en español en Twitter @MLoewy.

Para más contenido suscríbase a nuestros boletines y siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....