Falta evidencia de que las vitaminas prevengan las enfermedades cardiovasculares y el cáncer

Conflictos de interés

23 de junio de 2022

No hay suficiente evidencia para recomendar a favor o en contra de tomar la mayoría de los suplementos de vitaminas y minerales para prevenir enfermedades cardiacas, ictus y cáncer, concluyó un nuevo informe de la Comisión de Servicios Preventivos de Estados Unidos (USPSTF).[1]

Sin embargo, hay dos vitaminas, la vitamina E y el betacaroteno, que el grupo de trabajo recomienda no utilizar para la prevención de enfermedades cardiacas, ictus y cáncer. La evidencia muestra que no hay ningún beneficio en tomar vitamina E y que el betacaroteno puede aumentar el riesgo de cáncer de pulmón en personas que ya están en riesgo, como los fumadores y las personas con exposición ocupacional al asbesto, señaló.

Estos son los principales hallazgos de la declaración de recomendaciones de la comisión sobre la suplementación con vitaminas, minerales y multivitaminas para prevenir las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

La declaración se publicó en la edición del 21 de junio de JAMA, junto con un informe de evidencia, un editorial y una página para pacientes.[1,2,3,4]

"Esta es esencialmente la misma recomendación que hizo el grupo de trabajo en 2014", comentó a Medscape Noticias Médicas el miembro de la Comisión de Servicios Preventivos de Estados Unidos (USPSTF), Dr. John Wong, profesor de medicina en la Facultad de Medicina de Tufts University, en Boston, Estados Unidos.

"Reconocemos que más de la mitad de las personas en Estados Unidos toman un suplemento vitamínico de algún tipo todos los días y 30% toma una combinación de vitaminas y minerales. Queríamos revisar la evidencia nuevamente para ver si había algún beneficio en términos de reducción del riesgo de enfermedad cardiovascular o cáncer o aumentar las posibilidades de vivir más tiempo", explicó el Dr. Wong.

"Buscamos evidencia detenidamente y revisamos 84 estudios en total, pero no encontramos evidencia suficiente a favor de tomar o no tomar vitaminas, con las dos excepciones del betacaroteno y la vitamina E, que recomendamos no tomar", anotó.

Aunque hay evidencia de algún daño con el betacaroteno, la razón principal detrás de la recomendación de no tomar vitamina E es la evidencia consistente de que no aporta ningún beneficio, explicó el Dr. Wong.

"Aunque la evidencia de algunas otras vitaminas es contradictoria, hay evidencia más consistente de que la vitamina E no otorga ningún beneficio", dijo.

La mayor parte de la evidencia nueva, desde la última revisión en 2014, fue predominantemente para la administración de suplementos de vitamina D, pero a pesar de la inclusión de 32 nuevos ensayos controlados aleatorizados y dos estudios de cohortes, las estimaciones agrupadas para la mortalidad por todas las causas fueron similares a las de la revisión anterior, con los intervalos de confianza solo cruzando ligeramente 1 y las estimaciones puntuales sugieren, como mucho, un beneficio muy pequeño, señaló el grupo de trabajo.

"Además del betacaroteno y la vitamina E, después de revisar 84 estudios, incluidos 78 ensayos controlados aleatorizados, en más de un millón de pacientes, no podemos encontrar una demostración clara de los beneficios o daños de tomar vitaminas en términos de desarrollar enfermedades cardiovasculares o cáncer o sobre la mortalidad por todas las causas. Por lo tanto, no sabemos si las personas deben tomar vitaminas o no, y necesitamos más investigación", añadió el Dr. Wong.

Sobre el uso de un suplemento multivitamínico, el Dr. Wong señaló que en el conjunto de toda la evidencia no se encontró ningún beneficio de tomar un multivitamínico sobre la mortalidad cardiovascular o por cáncer. Pero hubo una pequeña reducción en la incidencia de cáncer.

Sin embargo, señaló que los tres estudios que sugirieron una reducción en la incidencia de cáncer tenían problemas con respecto a la generalización.

"El ensayo COSMOS, publicado recientemente, tuvo un seguimiento promedio de solo 3,6 años, que en realidad no es lo suficientemente largo cuando se piensa en la prevención del cáncer; uno de los otros estudios solo usó antioxidantes y el tercer estudio se realizó solo con médicos varones en Estados Unidos. Así que esas limitaciones con respecto a la generalización limitaron a su vez nuestra confianza para hacer recomendaciones sobre los multivitamínicos", explicó el Dr. Wong.

Pero anotó que el grupo de trabajo no encontró ningún daño significativo por tomar multivitamínicos.

"Existen posibles daños por tomar dosis altas de vitamina A y vitamina D, pero generalmente las dosis contenidas en una tableta multivitamínica son más bajas que estas. Pero si el objetivo de tomar un multivitamínico es reducir el riesgo de cáncer o enfermedad cardiovascular, no encontramos suficiente evidencia para poder hacer una recomendación", dijo.

Cuando se le preguntó qué les diría a todas las personas que actualmente toman multivitamínicos, el Dr. Wong respondió que les aconsejaría tener una conversación sobre sus circunstancias particulares con un profesional de la salud de confianza.

"Nuestra declaración tiene un enfoque bastante limitado. Está dirigida a adultos no embarazados que viven en la comunidad. Esta recomendación no se aplica a niños, personas que están embarazadas o pueden quedar embarazadas, o personas que tienen enfermedades crónicas, están hospitalizadas o tienen una deficiencia nutricional conocida", añadió.

"Cualquier beneficio probablemente sea pequeño"

En un editorial que acompaña a la publicación de la declaración de la comisión, la Dra. Jenny Jia, la Dra. Natalie Cameron y el Dr. Jeffrey Linder, todos de la Northwestern University Feinberg School of Medicine en Chicago, Estados Unidos, señalaron que la base de evidencia actual incluye 52 estudios adicionales que no estaban disponibles cuando se publicó la última recomendación de la Comisión de Servicios Preventivos de Estados Unidos (USPSTF) sobre este tema en 2014.[3]

Los editorialistas observaron que, para los multivitamínicos, probar la ausencia de un beneficio es un desafío, pero en el mejor de los casos, la evidencia actual sugiere que cualquier beneficio potencial de un multivitamínico para reducir la mortalidad probablemente sea pequeño.

Proporcionaron un ejemplo de una mujer sana de 65 años con un riesgo de mortalidad estimado a nueve años de alrededor de 8%, y apuntaron que tomar un multivitamínico durante 5 a 10 años podría reducir su riesgo de mortalidad estimado a 7,5% (basado en un odds ratio de 0,94).

"Además de mostrar un pequeño beneficio potencial, la estimación se basa en evidencia imperfecta, es imprecisa y es muy sensible a cómo se interpretan y analizan los datos", señalaron.

Los editorialistas recomendaron que el asesoramiento sobre el estilo de vida para prevenir enfermedades crónicas debe seguir centrándose en enfoques basados en la evidencia, incluyendo dietas equilibradas ricas en frutas y verduras y actividad física.

Sin embargo, agregaron que la alimentación saludable puede ser un desafío cuando el sistema alimentario industrializado estadounidense no prioriza la salud y los alimentos saludables tienden a ser más caros, lo que genera problemas de acceso e inseguridad alimentaria.

Los editorialistas sugirieron que, en lugar de utilizar dinero, tiempo y atención en los suplementos, sería mejor enfatizar actividades de menor riesgo y mayor beneficio, como hacer ejercicio, mantener un peso saludable y evitar fumar, además de seguir una dieta saludable.

¿Posible beneficio para los adultos mayores?

Comentando la declaración de la Comisión de Servicios Preventivos de Estados Unidos (USPSTF) para Medscape Noticias Médicas, la Dra. JoAnn Manson, jefa de la División de Medicina Preventiva del Brigham and Women's Hospital, en Boston, Estados Unidos, quien dirigió el reciente estudio COSMOS, dijo que los suplementos de vitaminas y minerales no deben percibirse como un sustituto de una dieta saludable.

"El énfasis debe estar en satisfacer las necesidades nutricionales de una dieta saludable rica en alimentos integrales y de origen vegetal que no eliminen las vitaminas y los minerales a través de un procesamiento excesivo", dijo. "Aunque es más fácil tomar una pastilla todos los días que enfocarse en tener patrones dietéticos saludables, la mezcla de fitoquímicos, fibra y todos los demás nutrientes en los alimentos reales simplemente no se pueden empacar en una pastilla. Además, las vitaminas y los minerales tienden a absorberse mejor de los alimentos que de los suplementos y los alimentos saludables pueden reemplazar las calorías de los alimentos menos saludables, como la carne roja y los alimentos procesados".

Sin embargo, la Dra. Manson anotó que aumentó la evidencia de que tomar una tableta que contiene dosis moderadas de una amplia gama de vitaminas y minerales es seguro y en realidad podría tener beneficios para algunas personas.

Señaló que los estudios COSMOS y COSMOS-Mind mostraron los beneficios de los multivitamínicos en la desaceleración del deterioro cognitivo en los adultos mayores, pero es necesario replicar los hallazgos.

"La Comisión de Servicios Preventivos de Estados Unidos (USPSTF) observó una reducción estadísticamente significativa de 7% en el cáncer con multivitamínicos en su metanálisis de cuatro ensayos aleatorizados y una reducción de casi 6% en la mortalidad por todas las causas", anotó. "Además, se ha demostrado que los multivitamínicos son bastante seguros en varios ensayos aleatorizados grandes y a largo plazo. Estoy de acuerdo con que la evidencia no es suficiente para hacer una recomendación general para que todos tomen multivitamínicos, pero cada vez hay más pruebas de que esta podría ser una decisión prudente para muchos adultos mayores", apuntó la Dra. Manson.

"Muchas personas ven a los multivitamínicos como un seguro, como una forma de cubrir sus apuestas", agregó. "Aunque este es un enfoque racional, especialmente para aquellos que tienen preocupaciones sobre la idoneidad de su dieta, es importante que esta mentalidad no los lleve a la autocomplacencia acerca de seguir prácticas de estilo de vida saludables, que incluyen una alimentación saludable, actividad física regular, no fumar, asegurarse de que la presión arterial y los niveles de colesterol están bien controlados, y muchas otras prácticas que son de vital importancia para la salud, pero que son más difíciles que simplemente tomar una pastilla todos los días".

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....