Baricitinib muestra resultados "alentadores" en la artritis juvenil

Becky McCall

Conflictos de interés

10 de junio de 2022

COPENHAGUE, DNK. Baricitinib, un inhibidor de la cinasa Janus (JAK), aumenta significativamente el tiempo transcurrido hasta la exacerbación de la enfermedad y disminuye la frecuencia de las reagudizaciones en pacientes con artritis idiopática juvenil, según los resultados de un estudio de fase 3, controlado con placebo.[1]

Los resultados apoyan el uso de baricitinib cuando fallan los biofármacos o los antirreumáticos modificadores de la enfermedad sintéticos convencionales.

Dr. Athimalaipet Ramanan

La diferencia entre baricitinib y placebo en la proporción de pacientes con reagudización se observó ya desde las cuatro semanas después de que la mitad cambiara del fármaco activo al placebo (3,7% frente a 23,5%, respectivamente), informó el Dr. Athimalaipet Ramanan, de la University of Bristol, en Inglaterra, quien presentó los resultados del estudio de retirada, eficacia y tolerabilidad en el Congreso Anual de la European Alliance of Associations for Rheumatology (EULAR) de 2022.

"Nuestros pacientes y sus padres han estado esperando fármacos alternativos para la artritis idiopática juvenil, así que los inhibidores de la cinasa Janus han llegado en el momento oportuno", dijo. "Se trata de hallazgos en verdad muy alentadores para las familias, los cuidadores y los pacientes con artritis idiopática juvenil, ya que ahora disponen de un inhibidor de la Janus cinasa oral eficaz para el tratamiento de estos niños".

Al informar sobre los principales resultados, el Dr. Ramanan añadió que la mayoría de los pacientes (76%) alcanzaron una puntuación de 30 en la escala de la artritis idiopática juvenil del American College of Rheumatology (ACR) durante la fase abierta de 12 semanas y pasaron a la fase de retirada a doble enmascarado del ensayo.

Los comprimidos de baricitinib de 2 mg ya están aprobados por la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos para el tratamiento de adultos con artritis reumatoide moderada o grave. Este estudio, patrocinado por el laboratorio fabricante del fármaco, Eli Lilly, tenía como objetivo investigar la eficacia y los efectos secundarios en pacientes pediátricos con artritis idiopática juvenil que han mostrado una respuesta inadecuada a los antirreumáticos modificadores de la enfermedad sintéticos convencionales o a los biofármacos.

"En el caso de los pacientes juveniles, tenemos que hacer un ajuste de la dosis [para adultos], sobre todo porque no tenemos datos de efectos adversos a largo plazo de los inhibidores de la cinasa Janus en general", afirmó el Dr. Osama Elfayad, reumatólogo del Hospital Mouwasat de Dammam, en Arabia Saudita, quien asistió a la presentación y comentó los resultados.

Subrayó que la tolerabilidad era la principal preocupación en la población pediátrica, que tiene una larga esperanza de vida. "Para mí es esencial tener buenos datos de seguridad a largo plazo para los pacientes juveniles. Si empezamos con 4 mg y el paciente está controlado, deberíamos pasar a 2 mg, que será mucho mejor. Tengo entendido que algunos clínicos piden 1 mg".

Detalles del estudio

La población del estudio incluyó a pacientes de 2 a 17 años de edad con artritis idiopática juvenil oligoarticular o poliarticular extendida, artritis idiopática juvenil relacionada con entesitis o artritis psoriásica juvenil.

El ensayo se dividió en tres periodos: una evaluación de tolerabilidad de dos semanas, una fase abierta de preinclusión de 12 semanas y una fase de retirada de hasta 32 semanas a doble enmascarado. Tras la confirmación de la dosis y la seguridad, los niños se inscribieron en la fase abierta y recibieron dosis orales de baricitinib una vez al día, con base en su edad.

"El criterio principal de valoración tiene que ver realmente con la fase de retirada del doble enmascaramiento, en la que se analiza la proporción de pacientes que han mostrado una respuesta en la semana 12 que alcanzaron puntuación de 30 en la escala de la artritis idiopática juvenil del American College of Rheumatology, pero que al cambiar del fármaco activo al placebo, presentan una reagudización", explicó el Dr. Ramanan.

Los pacientes fueron aleatorizados en una proporción de 1:1 para continuar con baricitinib o comenzar con placebo hasta la reagudización de la enfermedad o hasta la semana 32. El tiempo transcurrido hasta la reagudización durante la fase a doble enmascarado fue el criterio principal de valoración, mientras que los criterios secundarios de valoración incluyeron las tasas de respuesta con puntuación de 30/50/70/90 en la escala de la artritis idiopática juvenil del American College of Rheumatology en la semana 12, y la proporción de pacientes con una reagudización durante la fase de doble enmascaramiento.

"Estos criterios secundarios de valoración son más relevantes desde el punto de vista clínico", señaló el Dr. Ramanan.

Un total de 219 pacientes entraron en la fase abierta, y de ellos, 163 alcanzaron una puntuación de 30 en la escala de la artritis idiopática juvenil del American College of Rheumatology. Estos 163 niños entraron en la fase de doble enmascarado y fueron aleatorizados a baricitinib cuatro veces al día (56 lo completaron) o a placebo (32 lo completaron).

Dos tercios de los pacientes eran mujeres, lo que es típico de la enfermedad, explicó el Dr. Ramanan, y más de dos tercios eran blancos. "La mayoría de los pacientes habían tenido la enfermedad durante unos cuatro años y aproximadamente la mitad había recibido biofarmacoterapia previa. Alrededor de la mitad tomaba metotrexato de base y casi un tercio había utilizado corticoesteroides, aunque en dosis inferiores a 0,2 mg/kg.

"Es satisfactorio ver que más de 75% han conseguido una puntuación de 30 en la escala de la artritis idiopática juvenil del American College of Rheumatology [76,3%], y lo que es más importante, dos tercios de los pacientes tienen una puntuación de 50 [63,5%], y casi la mitad de los pacientes tienen puntuación de 70 [46,1%]. Esto es bastante significativo ya a las 12 semanas", señaló.

Sin embargo, el hallazgo clave se observó en la fase de retirada, dijo el Dr. Ramanan. "Vimos que de los pacientes que respondieron en la semana 12 y que fueron cambiados a placebo, cerca de la mitad [50,6%] recidivaron con placebo, en comparación con solo 17% de los que continuaron con baricitinib. Así que no solo los que cambian a placebo tienen una mayor frecuencia de reagudizaciones, sino que es más probable que reagudicen rápidamente, ya a las cuatro semanas".

Con respecto a la tolerabilidad, comentó: "Esto muestra la tolerabilidad a corto plazo, pero lo que realmente necesitamos son datos de tolerabilidad a mediano y largo plazo. No es de extrañar que la mayoría de los efectos observados fueran los esperados en los niños, como la nasofaringitis, las infecciones de las vías respiratorias altas y las náuseas".

En la fase de baricitinib frente a placebo, 4,9% del grupo que recibió baricitinib tuvo efectos adversos graves, frente a 3,7% del grupo que recibió placebo. "No hubo nada que no esperáramos ver, principalmente infecciones", finalizó el Dr. Ramanan.

El Dr. Elfayad no declaró ninguna relación económica pertinente. El Dr. Ramanan, es asesor de Eli Lilly, Abbvie, Roche, UCB, Novartis, Pfizer y Sobi; ha recibido becas para investigación de parte de Eli Lilly.

Esta noticia fue publicada originalmente en MDedge.com, parte de la Red Profesional de Medscape.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....