Altas tasas de morbilidad materna y fetal en los embarazos de pacientes con lupus eritematoso sistémico

Sara Freeman

Conflictos de interés

8 de junio de 2022

COPENHAGUE, DNK. Las mujeres embarazadas con lupus eritematoso sistémico tienen un riesgo significativamente mayor de requerir una transfusión, presentar un trastorno cerebrovascular o desarrollar insuficiencia renal aguda que las mujeres embarazadas sin lupus eritematoso sistémico, según indica una revisión de los datos de una muestra nacional estadounidense.[1]

Dra. Bella Mehta

Las mujeres embarazadas con lupus eritematoso sistémico también tienen el doble de riesgo de parto prematuro y el triple de riesgo de tener un feto con restricción del crecimiento intrauterino que sus homólogas embarazadas sin lupus eritematoso sistémico, informó la Dra. Bella Mehta, M. S., reumatóloga del Hospital for Special Surgery, en Nueva York, Estados Unidos.

"La morbilidad materna grave y la morbilidad fetal siguen siendo elevadas, pero este estudio puede ayudar a informar a los médicos y a aconsejar a las pacientes para la planificación y el manejo del embarazo", mencionó durante su participación en el Congreso Anual de la European Alliance of Associations for Rheumatology (EULAR) de 2022.

Aunque las tasas de mortalidad materna y fetal intrahospitalaria de las mujeres con lupus eritematoso sistémico han disminuido en las dos últimas décadas, no puede decirse lo mismo de la morbilidad, lo que llevó a los investigadores a realizar un estudio para determinar la proporción de morbilidad fetal y materna en los partos con lupus eritematoso sistémico en comparación con los partos sin lupus eritematoso sistémico durante una década.

Muestra de pacientes hospitalizados

La Dra. Mehta y sus colegas estudiaron datos retrospectivos de 40 millones de ingresos relacionados con el parto procedentes de la base de datos de la Muestra Nacional de Pacientes Hospitalizados de Estados Unidos. De estas pacientes, 51.161 tenían un diagnóstico de lupus eritematoso sistémico.

Identificaron todos los ingresos hospitalarios relacionados con el parto para pacientes con y sin lupus eritematoso sistémico desde 2008 hasta 2017 utilizando códigos de diagnóstico.

Los investigadores examinaron los indicadores de morbilidad fetal, incluidos el parto prematuro y la restricción del crecimiento intrauterino, y utilizaron la definición estándar de Centers for Disease Control and Prevention (CDC) de Estados Unidos de morbilidad materna grave como "desenlaces inesperados del trabajo de parto y el parto que tienen consecuencias significativas a corto o largo plazo para la salud de la mujer".

Identificaron 21 desenlaces de morbilidad materna grave, entre ellos necesidad de transfusiones de sangre, insuficiencia renal aguda, eclampsia y coagulación intravascular diseminada (CID), trastornos cardiovasculares y vasculares periféricos y problemas médicos generales (histerectomía, choque, sepsis, síndrome de dificultad respiratoria del adulto, complicaciones graves de la anestesia, traqueostomía temporal y ventilación mecánica).

Resultados del estudio

Las mujeres con lupus eritematoso sistémico eran ligeramente mayores en el momento del parto (media de edad: 30,05 frente a 29,19 años) y tenían más comorbilidades, según la Escala de Comorbilidad de Elixhauser, ya que 97,84% de las mujeres de este grupo tenían una a cuatro comorbilidades, frente a 19,4% de las mujeres sin lupus eritematoso sistémico.

Diferencias en la morbilidad materna de las mujeres con y sin lupus eritematoso sistémico y sus fetos

Morbilidad

Mujeres con lupus eritematoso sistémico (%)

Mujeres sin lupus eritematoso sistémico (%)

Madres

Transfusión de sangre

4,0

1,1

Insuficiencia renal aguda

1,5

0,1

Trastornos cerebrovasculares puerperales

4,8

1,1

Eclampsia y coagulación intravascular diseminada

1,3

0,4

Trastornos cardiovasculares y vasculares periféricos

1,1

0,1

Problemas médicos generales

1,8

0,5

Fetos

Restricción del crecimiento intrauterino

8,0

2,7

Parto prematuro

14,5

7,3

La Dra. Mehta reconoció que el estudio estaba limitado por la imposibilidad de captar los partos ambulatorios, aunque señaló que solamente 1,3% de los partos en Estados Unidos tienen lugar fuera del ámbito hospitalario.

Además, señaló que la base de datos no incluye información sobre actividad de la enfermedad en el lupus, puntuaciones de APGAR, exacerbaciones de lupus eritematoso sistémico, presentación de nefritis, anticuerpos antifosfolípidos o anti-Ro/SSA, o uso de medicamentos.

La Dra. Frauke Förger, reumatóloga que no participó en el estudio, declaró a Medscape Noticias Médicas que los datos de este estudio coinciden con los de otros estudios publicados recientemente.

"El problema es que estos datos no se corrigieron en función de la actividad de la enfermedad o de los fármacos", dijo la también profesora de reumatología e inmunología de la University of Bern, en Berna, Suiza, que comoderó la sesión de resúmenes orales en la que se presentaron los datos.

Resaltó que serán necesarios estudios prospectivos que ajusten por factores como la actividad de la enfermedad en pacientes con lupus eritematoso sistémico y el uso de la medicación para que los médicos comprendan mejor cómo tratar los embarazos en las mujeres con lupus eritematoso sistémico.

El estudio fue apoyado por un premio de Weill Cornell Medicine. Las doctoras Mehta y Förger han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....