Panitumumab vence a bevacizumab en cáncer colorrectal metastásico del hemicolon izquierdo

Liam Davenport

Conflictos de interés

5 de junio de 2022

Una sospecha a partir de datos retrospectivos ahora ha sido confirmada por un ensayo clínico prospectivo: agregar panitumumab a la quimioterapia estándar en el cáncer colorrectal metastásico del hemicolon izquierdo con RAS de tipo salvaje es más efectivo que agregar bevacizumab.[1]

Los pacientes tratados con panitumumab junto con quimioterapia vieron una mejora de 16% en la sobrevida global, en comparación con aquellos que recibieron bevacizumab después de una mediana de seguimiento de más de 5 años.

El beneficio en la sobrevida global aumentó a 18% en aquellos con tumores del lado izquierdo.

Sin embargo, no hubo diferencia en la sobrevida global entre los dos grupos de tratamiento en el pequeño subgrupo de pacientes con tumores primarios del lado derecho.

Estos resultados provienen del ensayo realizado en Japón PARADIGM.

Los resultados se presentaron durante una sesión plenaria en el Congreso Anual de la American Society for Clinical Oncology (ASCO) de 2022.

"Si las pruebas genéticas muestran que un tumor es RAS de tipo salvaje, la elección del tratamiento inicial con panitumumab más quimioterapia mFOLFOX6 es superior... para aquellas personas con tumores del lado izquierdo", dijo el investigador principal, Dr. Takayuki Yoshino, Ph. D., del Departamento de Oncología Gastrointestinal en el National Cancer Center Hospital East, en Chiba, Japón, en un comunicado de prensa de la ASCO.

"Durante mucho tiempo se ha creído que la secuencia del tratamiento del cáncer colorrectal metastásico no importa, siempre y cuando los pacientes hayan tenido acceso a los fármacos en algún momento, lo que ahora se ha refutado", anotó.

El Dr. Yoshino agregó en una conferencia de prensa sobre el ensayo que los resultados establecen "un esquema combinado estándar de primera línea para pacientes con cáncer colorrectal metastásico del lado izquierdo con RAS de tipo salvaje".

Esta es la "sobrevida más larga jamás informada en un ensayo prospectivo de fase 3 de cáncer colorrectal metastásico no resecable de primera línea", comentó la Dra. Cathy Eng, experta en cánceres gastrointestinales de la ASCO.

Los hallazgos "enfatizan la importancia de tener en cuenta la lateralidad, además de incluir pruebas integrales de biomarcadores", puntualizó.

La Dra. Eng recalcó que este es especialmente el caso de la prueba del estado del gen RAS, "que es fundamental para todos los pacientes con cáncer colorrectal en el momento del diagnóstico de la enfermedad metastásica".

Estos resultados son de particular relevancia en los Estados Unidos, donde la elección entre un anticuerpo antireceptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR) o antifactor de crecimiento vascular endotelial (VEGF) para el tratamiento del cáncer colorrectal metastásico ha sido un área de "controversia" debido a la falta de datos de apoyo.

Panitumumab es un anticuerpo monoclonal humano que se dirige al receptor del factor de crecimiento epidérmico. Fue aprobado en 2006 para su uso en cáncer colorrectal metastásico por la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos y también aprobado en 2014 para su uso en combinación con FOLFOX para el tratamiento de primera línea de pacientes con cáncer colorrectal metastásico y KRAS de tipo salvaje (exón 2 en los codones 12 o 13), ya que anteriormente se ha demostrado que es igual de eficaz que cetuximab (otro inhibidor de EGFR) en esta población.

Por el contrario, bevacizumab es un anticuerpo monoclonal que se dirige al receptor del factor de crecimiento vascular endotelial. Fue aprobado por la FDA de Estados Unidos  para su uso en cáncer colorrectal metastásico  en 2004 en combinación con quimioterapia intravenosa basada en 5-fluorouracilo.

El Dr. Yoshino explicó que alrededor de 36% de los pacientes con cáncer colorrectal tienen tumores metastásicos en el momento del diagnóstico y que agregar un anticuerpo antireceptor del factor de crecimiento epidérmic o antifactor de crecimiento vascular endotelial a la quimioterapia mejora la sobrevida global en estos pacientes hasta en 30 meses.

Ha habido evidencia "acumulada" de estudios retrospectivos que sugieren que los pacientes con cáncer colorrectal metastásico con RAS de tipo salvaje cuyo tumor primario está en el lado izquierdo, que representa aproximadamente 35% de los casos de cáncer colorrectal metastásico, tienen un beneficio de la sobrevida más prolongado con un anticuerpo anti-EGFR, comentó.

A pesar de esto, ambos tipos de anticuerpos continúan usándose en estos pacientes, agregó.

PARADIGM fue el primer ensayo prospectivo en comparar los dos tipos de anticuerpos. Los pacientes fueron aleatorizados para recibir panitumumab o bevacizumab más el régimen de quimioterapia combinada FOLFOX6 modificado (mFOLFOX6).

El ensayo involucró a 823 pacientes japoneses con cáncer colorrectal metastásico de tipo salvaje no tratado previamente con enfermedad irresecable. La mayoría de los pacientes tenían tumores primarios del lado izquierdo (312 de 400 pacientes en el grupo de panitumumab y 292 de 402 pacientes en el grupo de bevacizumab).  

Después de una mediana de seguimiento de 61 meses, panitumumab se asoció con una mejora significativa en la sobrevida global en la población general del estudio, con un hazard ratio de 0,84 (p = 0,030, con el límite de significancia establecido en p < 0,05) .

Además, panitumumab se asoció con una mejora significativa en la sobrevida global en el gran subgrupo de pacientes con tumores primarios del lado izquierdo, a los 37,9 frente a los 34,3 meses, o un hazard ratio de 0,82 (p = 0,031).

Sin embargo, no hubo una diferencia significativa en la sobrevida global entre los dos grupos de tratamiento en el subgrupo más pequeño de pacientes con tumores del lado derecho, con un hazard ratio de 1,09.

La mediana de sobrevida libre de progresión no fue diferente entre los grupos de panitumumab y bevacizumab, 13,7 frente a 13,2 meses en pacientes con un tumor del lado izquierdo y 12,9 frente a 12,0 meses en la cohorte general.

Sin embargo, hubo una diferencia en las tasas de respuesta en los pacientes del lado izquierdo entre los que recibieron los dos anticuerpos, 80,2 % con panitumumab frente a 68,6% con bevacizumab, y en las tasas de resección curativa, 18,3% y 11,6%, respectivamente.

Estos resultados demuestran la "superioridad de panitumumab en primera línea frente a bevacizumab en combinación con mFOLFOX6 en el lado izquierdo y en general", concluyó el Dr. Yoshino.

También destacó que el equipo ha llevado a cabo un análisis de biomarcadores a gran escala de muestras de tejido y plasma antes y después del tratamiento de pacientes en el estudio PARADIGM para identificar posibles biomarcadores de respuesta al tratamiento.

En la sesión plenaria, la comentarista del resumen, Dra. Chiara Cremolini, Ph. D, profesora de oncología médica del Azienda Ospedaliero Universitaria Pisana, en Pisa, Italia, comentó que "la ubicación es importante" cuando se trata de tumores de cáncer colorrectal metastásico.

La Dra. Cremolini señaló que la separación de las curvas de sobrevida a los 28 meses sugiere que 40% de los pacientes con tumores del lado izquierdo que sobrevivieron hasta ese momento reciben un beneficio igual de panitumumab y bevacizumab.

Por el contrario, el resto que sobrevivió durante más tiempo mostró mejores resultados con panitumumab.

En general, agregó, en su opinión y en base a los hallazgos de otros estudios, los resultados actuales respaldan el uso de panitumumab más mFOLFOX6 como terapia de primera línea en pacientes con microsatélites estables RAS de tipo salvaje y BRAF de tipo salvaje en el cáncer colorrectal metastásico del lado izquierdo. 

La Dra. Cremolini enfatizó que se debe advertir a los pacientes que, si optan por la quimioterapia doble más bevacizumab, podrían enfrentar una pérdida promedio de 3,6 meses en la sobrevida global, así como una menor actividad del tratamiento.

Sin embargo, los pacientes con alta inestabilidad microsatelital deben recibir inmunoterapia por adelantado, agregó, mientras que aquellos con mutaciones BRAF deben recibir FOLFOX por adelantado más bevacizumab, seguido de encorafenib más cetuximab en caso de progresión.

La Dra. Cremolini concluyó señalando que, hasta el momento, no ha habido una comparación prospectiva de la quimioterapia doble más un anticuerpo antireceptor del factor de crecimiento epidérmico con quimioterapia triple más bevacizumab en esta población.

El estudio fue financiado por Takeda. El Dr. Yoshino ha declarado relaciones económicas con Bayer Yakuhin, Chugai Pharmaceutical, Merck y MSD. La Dra. Eng ha declarado relaciones con Bayer Health, Gilead/Forty Seven, GlaxoSmithKline, Hookipa Biotech, Mirati Therapeutics, Natera, Pfizer, Elevar, Fruquitinib, Merck y Pfizer.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....