Un estudio aborda si isotretinoína desencadena exacerbaciones de enfermedad intestinal inflamatoria

Doug Brunk

Conflictos de interés

3 de junio de 2022

Existe una asociación limitada entre el uso de isotretinoína para el acné grave y el empeoramiento de la enfermedad intestinal inflamatoria de base del paciente, según los resultados de un pequeño estudio retrospectivo.[1]

"Los primeros estudios sobre isotretinoína para su uso en el acné grave indicaron que el fármaco podría desencadenar enfermedad intestinal inflamatoria de nueva aparición", escribieron los investigadores dirigidos por la Dra. Christina G. López, de la Lewis Katz School of Medicine en la Temple University en Filadelfia, Estados Unidos, en un artículo publicado en versión electrónica de Journal of the American Academy of Dermatology. "Aunque estudios más recientes han señalado que no existe tal relación causal, se sabe poco sobre el efecto de la medicación en pacientes con un diagnóstico preexistente de enfermedad intestinal inflamatoria".

Para investigar más este tema, los investigadores identificaron a 19 pacientes con diagnóstico de enfermedad intestinal inflamatoria, tratados con isotretinoína entre el 1 de enero de 2006 y el 1 de enero de 2020, en los Mass General Brigham Hospitals de Boston, Estados Unidos. Determinaron la gravedad de la enfermedad y el grado de tratamiento previo mediante la evaluación de las exacerbaciones dos años antes de iniciar isotretinoína. Se consideró que los pacientes tenían una exacerbación causada por el fármaco si la exacerbación de enfermedad intestinal inflamatoria se producía durante o hasta tres meses después de la finalización del tratamiento.

La media de edad de los 19 pacientes era de 35 años, 26% eran mujeres y 95% eran blancos. Casi la mitad de los pacientes (42%) tenían colitis ulcerosa, 37% tenían enfermedad de Crohn y 21% tenían ambas. Los investigadores descubrieron que nueve pacientes habían sufrido exacerbaciones dos años antes de empezar a tomar isotretinoína. De ellos, cinco (56%) presentaron exacerbaciones y cuatro (44%) no las presentaron durante el tratamiento o en los tres meses siguientes a la finalización del tratamiento con isotretinoína.

De los diez pacientes que no presentaron exacerbaciones dos años antes de empezar a tomar isotretinoína, siete (70%) no las presentaron durante el tratamiento y tres (30%) las presentaron durante el uso de isotretinoína o en los tres meses siguientes. Los investigadores no hallaron ninguna asociación estadísticamente significativa entre el uso de isotretinoína y la aparición de exacerbaciones en pacientes con enfermedad intestinal inflamatoria (p = 0,76).

La Dra. López y sus colaboradores también evaluaron el tratamiento de mantenimiento de la enfermedad intestinal inflamatoria con respecto a las exacerbaciones de esa enfermedad en la población del estudio. No observaron ninguna asociación estadísticamente significativa entre el tratamiento de mantenimiento de la enfermedad intestinal inflamatoria y la probabilidad de tener exacerbaciones durante el tratamiento con isotretinoína (p = 0,15).

"Los resultados parecen indicar una asociación limitada entre isotretinoína y empeoramiento de la enfermedad intestinal inflamatoria de base del paciente", concluyeron los autores. Reconocieron ciertas limitaciones del estudio, como el pequeño tamaño de la muestra y el diseño retrospectivo, e instaron a realizar estudios más amplios y prospectivos para evaluar la relación del empeoramiento de la enfermedad intestinal inflamatoria en esta población de pacientes.

La Dra. Pooja Sodha, directora del Center for Laser and Cosmetic Dermatology en la George Washington University, en Washington, Estados Unidos, a quien se le pidió que comentara los resultados, caracterizó el ensayo como "un estudio importante que pone de relieve cómo seguimos comprendiendo el uso seguro de isotretinoína en la cohorte con enfermedad intestinal inflamatoria".

La isotretinoína, añadió, "sigue siendo un tratamiento muy importante para el acné y en pacientes como estos en los que los antibióticos orales están relativamente contraindicados por el riesgo de exacerbar su enfermedad intestinal". Estos datos tranquilizan, "aunque sería deseable realizar futuros estudios con grupos de pacientes más amplios", añadió. "Los estudios futuros también podrían ayudar a dilucidar si la dieta, el tabaquismo, el sueño, el ejercicio y el cumplimiento de la medicación son factores potenciales de confusión, y si la dosis acumulada de isotretinoína tiene algún efecto sobre las exacerbaciones de enfermedad intestinal inflamatoria en quienes son susceptibles"

Los autores y la Dra. Sodha declararon tener conflicto de interés económico pertinente.

Este artículo fue publicado originalmente en MDedge.com, parte de la Red Profesional de Medscape.

Para más contenido, siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....