Adicción a los videojuegos: las definiciones y los mejores tratamientos siguen siendo difíciles

Randy Dotinga

Conflictos de interés

3 de junio de 2022

NUEVA ORLEÁNS, EUA. La investigación sobre la adicción a los videojuegos está generando nuevos conocimientos y algunos tratamientos parecen marcar la diferencia, según expertos en psiquiatría y adicciones que hablaron en el Congreso Anual de la American Psychiatric Association (APA) de 2022. Aún así, la comprensión sigue siendo limitada en medio de una falta general de claridad sobre las definiciones, las medidas y las estrategias de tratamiento más efectivas.[1]

"Los videojuegos tienen el potencial de ser excepcionalmente adictivos y es difícil idear modalidades de tratamiento que se puedan usar para los niños que tienen acceso a estas cosas las 24 horas del día, los siete días de la semana en sus teléfonos móviles o computadoras portátiles", apuntó el Dr. James C. Sherer, psiquiatra en NYU Langone Health, en Nueva York, Estados Unidos, durante la sesión del 22 de mayo, Internet Gaming Disorder: From Harmless Fun to Dependence. "Hace que tratarlo sea una tarea realmente complicada".

Se desconoce el número de personas con el llamado trastorno de juego por internet, pero los videojuegos siguen siendo muy populares entre adultos y niños de todos los géneros. Según una encuesta de 2021 realizada por Common Sense Media, las personas de Estados Unidos de 8 a 12 años y de 13 a 18 años pasaron un promedio de 1:27 horas y 1:46 horas por día, respectivamente, jugando videojuegos.

"Los videojuegos son una parte extremadamente importante de las redes sociales normales entre los niños y existe una enorme presión social para ser buenos", indicó el Dr. Sherer. "Si vives en un vecindario particularmente próspero, no es raro que un padre contrate a un entrenador para que su hijo sea bueno en un juego como Fortnite, para que impresione a los otros niños".[2]

La edición de 2013 de la Quinta edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (DSM-5) no incluye el trastorno de juego por internet como una enfermedad mental, pero sugiere que el tema requiere más investigación y evaluación, dijo el Dr. Sherer.

¿Por qué los videojuegos son tan adictivos? Según el Dr. Sherer, simplemente están diseñados de esa manera. Los fabricantes de juegos "emplean a psicólogos y conductistas cuyo único trabajo es observar el juego y determinar qué colores y qué sonidos tienen más probabilidades de hacerte gastar un poco más". Y con la ayuda de internet, los videojuegos han evolucionado en los últimos 40 años para alentar a los usuarios a realizar compras múltiples en juegos individuales como Candy Crush, en lugar de simplemente comprar, digamos, un solo cartucho Atari al estilo de los años 80.

Según el Dr. Sherer, la investigación sugiere que los videojuegos colocan a los usuarios en algo llamado "estado de flow", que un artículo de revisión reciente publicado en Frontiers in Psychology describe como "un estado de atención total con la tarea que se acompaña de bajos niveles de pensamiento autorreferencial" que es "altamente relevante para el desempeño y el bienestar humano".[3]

Diagnóstico de adicción al juego

¿Cómo pueden los psiquiatras diagnosticar la adicción a los videojuegos? El Dr. Sherer, que es un jugador devoto, aconsejó no centrarse demasiado en el tiempo dedicado a jugar para determinar si un paciente tiene un problema. En cambio, considere que jugar en exceso puede desplazar el ejercicio y la socialización normal, detalló, y puede empeorar el estado de ánimo.

El Dr. Rober Aziz, también de NYU Langone Health, sugirió hacer estas preguntas: ¿A qué tipo de juegos juega? ¿Cuánto tiempo pasa jugando? ¿Cuál es su razón para jugar? ¿Cuál es el significado de sus elecciones de personaje? ¿Este juego interfiere con la escuela o el trabajo? ¿Ha descuidado su autocuidado para jugar más?

También recomienda otras preguntas: ¿Ha intentado limitar su tiempo de juego sin éxito? ¿Qué tan incómodo se siente si debe parar en medio del juego? ¿Se altera si los servidores se caen inesperadamente?

"En realidad, hay muchos paralelos aquí con otras adicciones con las que estamos muy familiarizados", dijo.

De acuerdo con el Dr. Sherer, es útil saber que los niños que tienen trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) tienden a tener más problemas con la adicción a los videojuegos. Destacó un estudio de resonancia magnética funcional de la actividad cerebral en el Journal of Attention Disorders que encontró que los pacientes con adicción a los juegos y trastorno por déficit de atención e hiperactividad tenían menos conectividad funcional de la corteza a la subcorteza en comparación con los controles pareados.[4] Pero el tratamiento ayudó a aumentar la conectividad en aquellos con buenos pronósticos.

Los hallazgos son "alentadores", comentó. "Básicamente, si estás tratando el trastorno por déficit de atención e hiperactividad, estás tratando el trastorno de juego por internet, y si estás tratando el trastorno de juego por internet, estás tratando el trastorno por déficit de atención e hiperactividad".

En cuanto a los tratamientos, los oradores coincidieron en que hay poca investigación que apunte en la dirección correcta con respecto a la adicción a los juegos específicamente.

Según el Dr. Aziz, la investigación ha sugerido que el abordaje con bupropión, metilfenidato y escitalopram puede ser útil. En términos de enfoques no farmacológicos, recomienda dirigir a los pacientes hacia juegos que tengan distintos comienzos, partes intermedias y finales en lugar de proporcionar recompensas sin fin. Uno de esos juegos es Legend of Zelda: Breath of the Wild, en la plataforma Nintendo Switch, dijo.

En el frente de la psicoterapia, compartió el Dr. Aziz, "reducir el uso debería ser el objetivo del tratamiento en lugar de la abstinencia". La investigación sugiere que la terapia cognitivo conductual puede no ayudar a los pacientes a largo plazo, observó. Otras estrategias, agregó, incluyen enfoques específicos conocidos como "terapia cognitivo conductual para la adicción a internet" y "entrevistas motivacionales para el trastorno de juego por internet".

Los centros de tratamiento de la adicción al juego también han aparecido en Estados Unidos, señaló, y ahora hay una organización llamada Gaming Addicts Anonymous.

La buena noticia es que "se están realizando muchas investigaciones activas" sobre el tratamiento de la adicción a los videojuegos, externó el Dr. Anil Thomas, psiquiatra, director del programa de fellowship de psiquiatría de adicciones en NYU Langone Health y moderador de la sesión de la American Psychiatric Association (APA). "Solo tenemos que esperar para ver cuáles son los resultados".

Este artículo apareció originalmente en MDedge.com, parte de la Red Profesional de Medscape.

Para más contenido, siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....