¡Adiós a una grande! Fallece la Dra. Aura Argentina Erazo Valle Solís, pionera de la oncología médica

Nelly Toche

25 de mayo de 2022

CIUDAD DE MÉXICO, MEX. Más de 50 años de servicio profesional son los que se añaden al recuerdo de la Dra. Aura Argentina Erazo Valle Solís, quien dedicó su vida a combatir y mejorar la atención del cáncer, tanto en el campo de la investigación científica y clínica, como en la formación de varias generaciones de profesionales altamente calificados, incluso en los últimos años trabajó en la elaboración del compendio nacional de insumos para la salud, en su especialidad, eso la convirtió en una luchadora incansable.

El 23 de octubre de 2020, Día del Médico, en un año excepcional por la pandemia de COVID-19, la Dra. Erazo Valle Solís recibió el Premio al Mérito Médico, el máximo reconocimiento que otorga el país a profesionales de la medicina que han hecho destacadas aportaciones para contribuir al bienestar de la población.

Esta era la primera vez que se le otorgaba a una médica perteneciente a la institución a la que se entregó toda su vida (52 años), el Centro Médico Nacional (CMN) "20 de Noviembre" del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y de la cual estaba totalmente orgullosa. En aquel momento sus palabras llenas de conmoción fueron: "Nuestra labor es facilitarles el poder llevar su enfermedad, vamos juntos a luchar por esta enfermedad. Muchas gracias por el reconocimiento, lo llevaré en mi corazón siempre". 

En el discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador al entregar el reconocimiento al Mérito Médico y acompañado por el Secretario de Salud y presidente del Consejo de Salubridad General, Dr. Jorge Alcocer Varela, se destacó: "Se entrega como justo reconocimiento a las médicas y médicos que a lo largo de su trayectoria profesional se distinguen por sus contribuciones en la formación de recursos humanos para la salud, sus invaluables aportaciones a la investigación científica y tecnológica en el campo de la medicina, su lucha permanente contra la enfermedad y su incansable labor en la creación de un México con instituciones de salud más sólidas". 

En alguna ocasión se le preguntó a la doctora sobre las dificultades en su carrera, a pesar de que fueron muchas, ella destacó la importancia de haber abierto camino para las mujeres. "El obstáculo más grande fue ser mujer, porque todavía no podían creer que alguien como yo podía estar ejerciendo la oncología, sobre todo en los años aquellos que eran eminentemente quirúrgicos, y los mismos pacientes se resistían a que una mujer los viera. Esa era la principal dificultad que tenía una para poder sobresalir y hacer que la respeten".

Aseguraba que su principal logro fue el Consejo Mexicano de Oncología, donde la mayoría de oncólogos mexicanos están certificados, "eso me da mucho orgullo, pues cuando yo lo inicié únicamente había cuarenta consejos y se oponía mucho la academia de medicina porque ya había un consejo de radioterapia, esta fue una lucha para ser reconocidos, eso fue un gran logro", recordó en una entrevista para la Escuela Latinoamericana de Oncología.

Una vida dedicada a la oncología

La Dra. Aura Argentina Erazo Valle Solís, nació un 20 de febrero de 1939 en la Reina, un pequeño municipio de Chalatenango, El Salvador, sin embargo dedicó gran parte de su existencia a México, su segunda patria. El 23 de mayo de 2022 se supo que la doctora había fallecido, lo que provocó la consternación de toda la comunidad médica.

Ella era especialista en oncología médica y maestra en ciencias por la Universidad Anáhuac del Norte. Durante su exitosa carrera acumuló grandes logros y reconocimientos profesionales como la presidencia de las Clínicas de Próstata en el CMN "20 de Noviembre" desde el año 2012. En esta misma institución desarrolló a plenitud el Servicio de Oncología Médica. Dentro de sus cargos, fue presidenta de las Clínicas de Cáncer de Mama, Tubo digestivo, Sarcoma, Piel y Pulmón en la misma institución desde el año 2013. Asimismo, fue presidenta del Programa Integral para la Prevención, Diagnóstico y Tratamiento del Cáncer de Mama desde el 10 de marzo de 2014.

Fue además pionera en un campo dominado por hombres, en el cual llegó a ser la segunda mujer en ocupar la presidencia de la Sociedad Mexicana de Oncología (SMEO) en el periodo de 1990 a 1991, y como presidenta de la Sociedad Mexicana de Estudios Oncológicos consiguió la idoneidad de la Academia Nacional de Medicina para el Consejo Mexicano de Oncología, realizando así la primera certificación de la especialidad.

También era muy preocupada por expandir el conocimiento, organizó las XVI Jornadas Nacionales de Cancerología en la ciudad de Acapulco, Guerrero, y se desempeñó como presidenta vitalicia de la Sociedad de Oncología del ISSSTE; fue socia fundadora del Consejo Mexicano de Oncología y presidenta del Comité Científico de Best of ASCO Ciudad de México.

Un homenaje de despedida

La mañana de este miércoles 25 de mayo, la Sociedad Médica del Instituto Nacional de Cancerología, recordó a la doctora en un sentido homenaje. La rememoraron como una médica llena de calidez, inteligencia emocional y con una capacidad de ayuda para derribar las barreras al tratar a pacientes oncológicos.

Su mentor, el Dr. Jaime de la Garza Salazar, fue el encargado de dirigir un mensaje a su colega, pero sobre todo amiga. Comenzó recordando que fue su primera alumna mujer de oncología médica, luego dirigiéndose a su familia presente, aseguró que era muy difícil hacer un homenaje póstumo, pero se congratulaba de poder haberle hecho un homenaje también en vivo, en Oaxaca.

Frente a un auditorio concurrido recordó: "Aura cumplió 83 años. Algunas de las cosas que ella me platicaba es que en los orígenes en El Salvador, de niña su abuelo materno, Mónico Solís, era el boticario del pueblo, ella rodeada de hierbas, esencias, matraces y morteros, desde los 7 años le llamó la atención, ella quería ayudar, pues su abuelo también atendió pacientes".

Recordó pasajes de su juventud, como haber sido campeona de natación en Centroamérica. Luego su vida profesional la llevó a México, desde su internado en el Hospital Juárez, para después pasar por diversas instituciones en el país.

"Yo a ella no la conocía, ella tampoco me conocía", así comenzó su anécdota de cómo se conocieron: "El jefe del departamento de oncología del 20 de noviembre tenía interés en crear un servicio de oncología, llegué sin consultorio y sin equipo médico. Pero a las dos semanas, sin equipo, yo ya tenía de 10 a 12 pacientes".

"En 1975 nadie quería entrar a este departamento, pero un accidente automovilístico hizo que la Dra. Aura, con una fractura en el brazo, fuera la candidata para apoyar en el área. Aunque no muy convencida de la quimioterapia, pues se pensaba más en la cirugía, la doctora ingresó a este espacio. En muy poco tiempo, la Dra. Aura se convenció de que estaba en el lugar correcto".

Luego de la intervención de colegas, todos coincidieron en que su constancia y destacada labor la llevó a desarrollar su plenitud al servicio de la oncología en México. "Viajera incansable, una persona muy modesta, sin enemigos, siempre hablamos y seguiremos hablando muy bien de ella".

"Ella hacía posible lo que parecía imposible, con su inteligencia, amor, justicia y equidad, fue pionera de la oncología médica, de México y probablemente de Latinoamérica".

La emotiva ceremonia terminó con una despedida de un minuto de aplausos, pidiendo que el Día Nacional de la Oncóloga Médica en México, se llame Dra. Aura Argentina Erazo Valle Solís.

Siga a Nelly Toche de Medscape en español en Twitter @NellyToche.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....