La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios emite alerta sanitaria máxima para vapeadores

Astrid Rivera

20 de mayo de 2022

CIUDAD DE MÉXICO, MEX. Por contener sustancias tóxicas y carcinógenos, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) emitió una alerta sanitaria máxima por los riesgos a la salud que representan los vapeadores y todas sus modalidades.[1]

La autoridad sanitaria advirtió de los riesgos a la salud que generan los vapeadores y todas sus variedades (bolígrafos, cigarrillos electrónicos y narguiles), ya que contienen acetato de vitamina E utilizado como aditivo en la fabricación de los cartuchos para estos.

Riesgos a la salud

El acetato de vitamina E, una forma esterificada de vitamina E, es un producto químico también conocido como acetato de tocoferilo o D-alfa tocoferilo, liquido claro de color amarillo y que está fuertemente relacionado con lesiones pulmonares relacionadas con el uso de productos de cigarrillo electrónico, o vapeo (EVALI).

Centers for Disease Control and Prevention (CDC) de Estados Unidos propuso una definición operacional sobre las lesiones pulmonares relacionadas con el uso de productos de cigarrillo electrónico, o vapeo (EVALI), definiendo casos confirmados y casos probables, donde el principal agente causal es el acetato de vitamina E, pero advierte que hasta el momento no hay evidencia suficiente para descartar la contribución de otras sustancias químicas.

La COFEPRIS advirtió que "uno de los riesgos más grandes es la combinación de sustancias en los líquidos que compran, adquieren o realizan de forma casera o informal pudiendo ocasionar efectos nocivos graves a la salud a corto, mediano o largo plazo".

La COFEPRIS destacó que los cigarros electrónicos (E-cig o vaporizadores) y los productos de tabaco calentado son promovidos como una alternativa para dejar de fumar; sin embargo, su eficacia no ha sido comprobada. "En cambio, sus derivados de compuestos carcinógenos, sustancias tóxicas y emisiones en forma de aerosol representan un grave riesgo para quienes los consumen", indicó.

La autoridad sanitaria aclaró que "ningún vapeador o calentador de tabaco cuenta con autorización sanitaria, ni reconocimiento por parte de la Secretaría de Salud como productos de riesgo reducido o alternativo".

Un vapeador es un dispositivo que calienta un líquido para crear un vapor que se inhala. Algunos tipos son: bolígrafos, cigarrillos electrónicos y los narguiles; mientras que vapear, es la práctica de inhalar el vapor del líquido o cera que se calienta, los cuales contienen sustancias, como la nicotina, cannabinoides como el tetrahidrocannabinol (THC), cannabidiol, aditivos y aromatizantes como el propilenglicol, el glicerol y la nicotina aromatizada, según la definición del Centers for Disease Control and Prevention (CDC) de Estados Unidos.

En México al menos 5.02 millones de personas entre los 12 y 65 años han usado alguna vez un vapeador y 975.000 lo utilizan. En la población adolescente, 938.000 han probado alguna vez estos dispositivos y 160.000 lo utilizan, siendo los hombres (115.000) quienes consumen 2.5 tantos más estos productos con respecto a las mujeres (45.000), según cifras de la Comisión Nacional contra las Adicciones (CONADIC).

La COFEPRIS advierte que "el consumo y venta de este tipo de productos sigue en el mercado nacional, los adolescentes siguen siendo una de las poblaciones blanco".

Recomendaciones

La autoridad sanitaria emitió las siguientes recomendaciones a la población:

  • No hacer uso de cigarrillos electrónicos o de vapeo en cualquiera de sus variedades u otros dispositivos que tenga como finalidad la liberación de nicotina.

  • Los usuarios de cigarrillos electrónicos o de vapeo no deben usar o adquirir productos o dispositivos (cartuchos) de fuentes o establecimientos formales o informales.

  • Evitar el uso en combinación con otras sustancias de carácter lícito e ilícito.

  • Los productos de cigarrillos electrónicos o vapeo (que contienen nicotina o THC) nunca deben ser utilizados por jóvenes, adultos jóvenes o mujeres embarazadas.

  • Acudir con especialistas para "evitar factores desencadenantes (de las adicciones) como emocionales, sociales o patrones".

Acciones contra vapeadores

Ante el riesgo a la salud que representan los vapeadores y cigarrillos electrónicos, la COFEPRIS determinó este tema como "de alta prioridad" para proteger la salud de las personas, por lo que anunció tres acciones para prevenir daños en la población:

  1. Fortalecimiento de las acciones de vigilancia sanitaria: Se incrementará el número de visitas de verificación y aseguramientos de dispositivos, en especial en aquellos donde se registra consumo de menores de edad.

  2. Más capacitación: Se reforzarán los conocimientos de las autoridades sanitarias en los estados de México sobre control sanitario de este tipo de productos y los establecimientos que los venden.

  3. Jornada Nacional de Denuncia Sanitaria: Se enfocará en promover la vigilancia y los reportes ciudadanos sobre máquinas expendedoras y puntos de venta que comercialicen estos productos.

El organismo sanitario destacó que hay personal especializado en psicología y medicina en los Centros de Atención Primaria a las Adicciones, Centros de Integración Juvenil A.C., Centros de Salud Mental Comunitarios, Centros Integrales de Salud Mental y la Línea de la Vida en el número 800 911 2000 para recibir mayor información sobre este tema.

Pidió a la población denunciar los vapeadores y cigarrillos electrónicos a través de la página de internet de la COFEPRIS.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....