Apremilast reduce riesgo cardiovascular y actividad de artritis psoriásica en personas con comorbilidades metabólicas

Carol Perelman

17 de mayo de 2022

Apremilast reduce riesgo cardiovascular y actividad de artritis psoriásica en personas con comorbilidades metabólicas, según un nuevo estudio realizado por un grupo de investigadores españoles del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba, Hospital Reina Sofía y Universidad de Córdoba.[1]

En el estudio publicado en Journal of Internal Medicine se identificaron 35 biomarcadores alterados asociados a comorbilidades metabólicas, a riesgo de enfermedad cardiovascular y a actividad de la artritis psoriásica, encontrando una mayor efectividad en el tratamiento con apremilast como monoterapia o en combinación con metotrexato para reducir inflamación persistente, comorbilidades metabólicas, riesgo cardiovascular y manifestaciones clínicas del paciente con artritis psoriásica y comorbilidades metabólicas  

Biomoléculas identificadas y asociadas a enfermedad cardiovascular

Dra. Nuria Barbarroja

La Dra. Nuria Barbarroja, investigadora sénior "Ramón y Cajal", profesora en el Departamento de Ciencias Médicas y Quirúrgicas de la Universidad de Córdoba y una de las autoras del estudio, comentó: "En una primera fase, al comparar entre 100 pacientes con artritis psoriásica y sus respectivos controles asignados por edad y sexo, encontramos que aquellos con artritis psoriásica tenían más comorbilidades metabólicas, como resistencia a insulina, síndrome metabólico, obesidad, hipertensión y diabetes de tipo 2, que a su vez estaban relacionadas con una mayor actividad de la artritis psoriásica, medida con el índice DAPSA, pero también al hacer un perfil sanguíneo encontramos que 35 de un total de 99 marcadores de enfermedad cardiovascular estaban alterados en los pacientes con artritis psoriásica, mostrando que existe un mecanismo molecular asociado a las observaciones clínicas de la enfermedad".

Mayor efectividad en el tratamiento con apremilast

En una segunda fase, 45 pacientes con artritis psoriásica que habían iniciado tratamiento con apremilast o metotrexato como parte del cuidado clínico de rutina y de forma independiente al estudio, fueron invitados para un seguimiento de seis meses en que 15 recibieron monoterapia con apremilast (60 mg/día), 15 monoterapia con metotrexato (12.00 mg/semana) y 15 con la combinación de ambos, metotrexato (13,50 mg/semana) y apremilast (60 mg/día) para evaluar de forma retrospectiva el efecto de estos en las comorbilidades metabólicas, en los marcadores de enfermedad cardiovascular y en la actividad de la artritis psoriásica.

Antes de comenzar los tratamientos, estos 45 pacientes no aleatorizados fueron asignados a dos grupos según si no tenían (clasificación I) o si tenían (clasificación II) comorbilidades metabólicas. La clasificación I, conformada por los pacientes con artritis psoriásica con bajas comorbilidades cardiovasculares, representó 66% de la muestra total de 45 pacientes bajo tratamiento, mientras que la clasificación II incluyó al resto (33%) con alta prevalencia cardiometabólica, que incluía una elevada relación de apolipoproteínas B/A, índice aterogénico, obesidad, hipertensión, resistencia a la insulina y síndrome metabólico. Estos últimos tenían en promedio mayor edad, etapas más avanzadas de artritis psoriásica y mayores biomarcadores elevados en su toma de sangre que los de la clasificación I.

Después de seis meses de tratamiento, 47% de los pacientes con apremilast, 40% con metotrexato y 67% con la terapia combinada, lograron una remisión "y pudimos observar que los pacientes de la clasificación II, que tenían comorbilidades metabólicas, como resistencia a la insulina, obesidad e hipertensión, tuvieron un mayor beneficio con apremilast al reducir su peso de forma significativa, así como la resistencia a la insulina, los niveles de biomoléculas que habíamos encontrado involucradas en el riesgo cardiovascular y la actividad de la artritis psoriásica".

"Mientras que tuvo en ellos un efecto más limitado, tanto en reducir la actividad de la enfermedad, como en reducir los marcadores. Por otro lado, en aquellos pacientes de la clasificación I, que eran delgados y sin comorbilidades metabólicas, tanto metotrexato como apremilast fueron eficaces para reducir la actividad de la enfermedad", añadió la Dra. Barbarroja.

Dra. Iris Jazmín Colunga Pedraza

La Dra. Iris Jazmín Colunga Pedraza, profesora y adjunta del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario de Monterrey, en Monterrey, México, que no participó en el estudio, comentó a Medscape en español: "Los hallazgos son muy relevantes tanto por los efectos positivos de apremilast en las comorbilidades metabólicas de pacientes con artritis psoriásica, como por la cantidad tan amplia de parámetros que los autores identificaron en relación al riesgo cardiovascular".

"Este es el primer estudio que hace el análisis de tantas biomoléculas encontrando su asociación con riesgo cardiovascular, evolución de la enfermedad y comorbilidades metabólicas, abriendo la posibilidad de que eventualmente, en la práctica clínica, los especialistas reumatólogos puedan integrarlos en la valoración de pacientes con artritis psoriásica", agregó la investigadora.

Dr. Eduardo Collantes-Estévez

El Dr. Eduardo Collantes-Estévez, del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario Reina Sofia de Córdoba, España, y también autor del estudio, señaló: "Para el reumatólogo este estudio es importante debido a que los pacientes con artritis psoriásica no fallecen a consecuencia directa de la enfermedad, por lo que encontrar que un fármaco pueda generar una mejora de forma segura y eficaz en el perfil cardiometabólico es sumamente relevante para reducir la letalidad".

"Apremilast en pacientes con artritis psoriásica, como se observa en pacientes con psoriasis, mejora tanto el perfil metabólico como la actividad de la enfermedad", puntualizó el especialista.

Determinación del riesgo cardiovascular

Se tomaron muestras sanguíneas para hacer ensayos de adipocitocinas y realizar un panel de 92 proteínas marcadoras de riesgo cardiovascular en plasma y células mononucleares de sangre periférica al inicio y a los seis meses de tratamiento. Para el examen clínico, un reumatólogo evaluó el área de la piel afectada por la artritis psoriásica y el número de articulaciones inflamadas y con dolor. Los pacientes completaron cuestionarios y fueron evaluados para registrar medidas como peso, talla y circunferencia de cintura, así como parámetros de laboratorio, como perfil lipídico y marcadores de inflamación.

Se estableció inflamación persistente en aquellos pacientes con niveles de proteína C reactiva mayores a 10 mg/l en más de la mitad de las seis tomas hechas durante los cinco años del estudio. El riesgo cardiovascular fue determinado según parámetros hallados para el diagnóstico de síndrome metabólico, resistencia a la insulina, índice de masa corporal, diabetes de tipo 2, relación de apolipoproteínas B/A, índice aterogénico, así como los resultados de ensayos in vitro de ARN mensajero colectado en cultivos de adipocitos.

Biomarcadores potenciales para identificar enfermedad cardiovascular

"Se encontró que aquellos pacientes con artritis psoriásica y resistencia a la insulina tenían mayores niveles de tasa de sedimentación eritrocítica, proteína C reactiva, actividad de la enfermedad e inflamación persistente, por lo que esta última está asociada con el desarrollo de resistencia a la insulina en pacientes con artritis psoriásica", comentó la Dra. Barbarroja.

"A su vez los pacientes con artritis psoriásica y obesidad tuvieron más número de articulaciones inflamadas y con dolor y elevados niveles de actividad de la enfermedad, tasa de sedimentación eritrocítica y proteína C reactiva, sugiriendo que la obesidad agrava el estado de la enfermedad", destacó.

Se encontraron 35 proteínas alteradas, 28 en plasma (26 elevadas y solo dos disminuidas) y siete adipocitocinas (factor de necrosis tumoral alfa, interleucina-1β, visfatina, resistina, leptina, interleucina-6 y adiponectina elevadas y solo adiponectina reducida), que pudieran relacionarse a enfermedad cardiovascular en pacientes con artritis psoriásica, distinguiendo algunos biomarcadores específicos entre los pacientes con resistencia a la insulina (MMP3, CD-163, FABP-4), alta actividad de la enfermedad (GAL-3 y FABP-4) y mal pronóstico terapéutico (CD-163, LTBR y CNTN-1).

El análisis de los biomarcadores reveló que entre las 35 proteínas alteradas, especialmente CD-163 tuvo una asociación en todas las manifestaciones valoradas: en riesgo de enfermedad cardiovascular, en comorbilidades metabólicas y en actividad de la enfermedad, sugiriendo que esta proteína tiene un papel importante en la patogénesis de artritis psoriásica.

Limitaciones y perspectivas

La Dra. Colunga comentó que a futuro "sería ideal comprender mejor la relación de los biomarcadores identificados con el riesgo cardiovascular en artritis psoriásica, así como su papel en otras enfermedades reumatológicas y verificar a través de estudios aleatorizados la efectividad de apremilast y en su combinación con metotrexato en los pacientes con comorbilidades metabólicas".

"Los próximos pasos serían confirmar estos resultados en un estudio de validación con un número mayor de pacientes con artritis psoriásica, ya que este fue exploratorio con pacientes de la práctica clínica habitual", concluyó la Dra. Barbarroja.

Una limitación importante del estudio consiste en que la muestra estudiada fue pequeña y no aleatorizada.

Los doctores Collantes, Colunga y Barbarroja han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Siga a Carol Perelman de Medscape en español en Twitter: @carol_perelman.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....