Jane Valencia, la doctora que luchó en los Juegos Olímpicos de Tokio

Médicos y sus pasiones

Amapola Nava 

13 de mayo de 2022

La Dra. Alma Jane Valencia Escoto recuerda muy bien una de sus primeras cirugías: tenía cuatro años y era la instrumentista principal de su padre. Aquella vez realizaron una cesárea, pero las cosas no salieron como esperaban.

"Teníamos una mascota chihuahua; por su tamaño es común que estas perritas necesiten cesáreas. Esa ocasión mi mamá, que también era ayudante de mi papá, se tuvo que ir y yo me quedé asistiéndolo. Me acuerdo mucho de la cirugía, porque ya estábamos en útero y al momento de hacer el corte para sacar a los perritos empezó a salir mucha pus. Lo que sucedió fue que los perritos habían fallecido y ya había comenzado el proceso de putrefacción".

La Dra. Valencia recordó que le impresionó mucho el olor que llenó el cuarto después del primer corte del útero. Su padre tampoco se lo esperaba y lo primero que atinó a hacer fue voltear a verla; quería asegurarse cómo estaba su hija ante esas condiciones tan fuertes. Fue entonces cuando él se impresionó, la niña no presentó la menor intención de vomitar o de soltar los instrumentos; él ni siquiera notó una tensión en sus músculos. La pequeña presentía que el trabajo no había terminado aún y conservaba su papel de asistente."Siento que desde allí supe que atender ese tipo de situaciones era algo para mí y mi padre también lo supo. Poco después mi papá comenzó a llevarme a una granja de exposición donde era veterinario y hacíamos curaciones a los caballos. Recuerdo a uno de los caballos con una infección muy grande en las patas, ocasionada por la mordedura de una mosca. En esos casos a veces nos tocaba desbridar. Yo comencé a desbridar desde que tenía cinco años y creo que desde allí dije: ʹQuiero ser médica, los animales no hablan y no me pueden decir qué les duele, yo quiero ser médicaʹ".

Pero esa pasión tan marcada por la medicina no sería la única que la Dra. Valencia profesaría. De hecho, se convertiría en la primera mexicana en clasificar a unos Juegos Olímpicos en la disciplina de lucha libre.

Además de asistir a su padre en el área de la veterinaria empezó a practicar deporte y cuenta que pasó "por todo". Hizo gimnasia, natación, voleibol, fútbol. Se cambió a baile y practicó jazz, danza polinesia, hawaiano. Se brincó a música, canto y actuación, para después volver al deporte. Así, a los 15 años llegó a la lucha libre olímpica, deporte en el que sus dos hermanos mayores ya tenían cinco años y que ella jamás pensó practicar.

"No me gustaba la lucha porque es un deporte de contacto y hay mucho sudor y olores involucrados y tengo un tipo de fobia al sudor, eso era lo que no me gustaba mucho. Pero al final terminé quedándome, por el nivel de competencia que se tiene en este deporte", recordó.

La joven médica decidió dar una oportunidad al deporte y pronto se dio cuenta que sus habilidades podrían llevarla lejos en el ámbito competitivo. A los dos meses de entrenamiento ganó la competencia estatal y a los cuatro meses el campeonato nacional de lucha. 

Figura 1. La Dra. Valencia ganó su pase a los Juegos Olímpicos de Tokio. 

"Me dije: ʹEsto es algo en lo que puedo ser buena, me gusta y tiene más pros que contrasʹ. La competencia era lo que más me gustaba y lo que más me gusta todavía".

La Dra. Valencia continuó entrenando lucha hasta que llegó el momento de entrar a la universidad. Lo tenía claro desde hacía años, pero cuando inició la carrera comenzaron las complicaciones. Conjuntar dos actividades tan demandantes, la medicina y el deporte de alto rendimiento no iba a ser fácil.

"En ciertos momentos sentí que no lograría combinar mis dos pasiones. La comunidad médica me va a entender y todas las personas que son trabajadoras de la salud; estudiar medicina es muy demandante, las prácticas, los desvelos, las guardias. Muchos maestros me decían que tenía que escoger una de las dos, así que me lo replanteaba mucho. Pero afortunadamente tuve compañeros que siempre me apoyaron, me ayudaban a repasar cuando lo necesitaba muy buenos amigos que me ayudaban cuando había algo que yo no entendía", agregó.

Figura 2. La Dra. Jane Valencia logro conjuntar dos actividades tan demandantes, la medicina y el deporte de alto rendimiento.

Y aunque fue difícil, la Dra. Valencia hizo caso omiso de quienes le decían que no podía realizar las dos actividades al mismo tiempo. Y comenzó a ser hábil para combinar sus estudios y el deporte. En vacaciones se dedicaba 100% a la lucha y también hubo tiempos, como durante finales o el internado, en que se dedicaba solo a la medicina. La joven no dejaba de repetirse que los momentos más duros pasarían. Además también recibió mensajes de aliento por parte de la comunidad médica.

"Tuve varios maestros, con los que todavía sigo en contacto, que me animaron. Que mientras hacía mis prácticas me brindaron todo su apoyo, que me dijeron que no me rindiera, que siguiera haciendo las dos cosas. Doctores que me enseñaron mucho y fueron parte importante de todo el proceso".

Así, entre horas interminables de estudio y horas agotadoras de entrenamiento físico, la Dra. Valencia quedó muy cerca de clasificar a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Después de ese proceso tan desgastante decidió darse un tiempo para concentrarse en formar su familia. Se fue a vivir con su esposo a Puerto Rico y tuvo a su hija. Poco después decidió volver con su hija a México para terminar su internado.

La Dra. Valencia destacó: "Estando de regreso todos mis amigos que no estaban envueltos en medicina estaban envueltos en lucha y siempre me decían: ʹCuando tengas tiempo libre vente a entrenarʹ. Y aproveché eso, empecé a entrenar y a volver a querer estar dentro de una competencia grande. Al final, ya que me gradué, decidí volver a luchar".

La Dra. Valencia volvió a competir en 2019, algo que no fue tan fácil. Cuenta que hubo momentos en los que la única posibilidad para prepararse fue pelear exclusivamente con hombres, que no siempre estaban dispuestos a entrenar con una mujer.

Pero al final, en el Campeonato Panamericano de Ottawa, celebrado en marzo de 2020 la Dra. Valencia ganó su pase a los Juegos Olímpicos de Tokio. Algo que ninguna mexicana había logrado antes. Y aunque su participación en la justa olímpica no le trajo una medalla, le dejó grandes satisfacciones y aprendizajes. Por ejemplo, que ser un buen ser humano es más valioso que cualquier carrera y cualquier triunfo.

"No solo lo estaba haciendo por mí, mi hija también necesita un modelo a seguir. Quiero que diga: ʹSi mi mamá pudo, hay una manera de hacerloʹ. No quiero aparentar que es fácil, había días muy duros en los que yo estaba allí, amamantando a mi hija con un libro a lado o abrazando a mi hija montada en una bicicleta para bajar de peso. Pero sabía que le estaba abriendo esa posibilidad a ella y a muchas niñas y mujeres que además de ser especialistas de la salud, tienen otras aspiraciones a nivel personal, deportivo o físico", puntualizó la médica.

Ahora la Dra. Valencia vive en Pensilvania, Estados Unidos, pues allí encontró el lugar perfecto para seguir entrenando y prepararse para los Juegos Olímpicos de París 2024, ya que su participación en Tokio la dejó con deseos de aprovechar que todavía está en edad competitiva. Pero la medicina sigue y seguirá siendo parte de su vida.

"En mi mente está la medicina a 100%; quiero hacer el proceso de homologación, los exámenes aquí, encontrar una clínica que me acepte y empezar a hacer las prácticas. Es un camino largo, pero no tengo prisa, no siento que la vida se me esté terminando. Quiero hacer una especialidad, me gusta mucho la anestesiología y quiero seguir en esto. Porque siento que no soy yo sin la medicina y no soy yo sin la lucha", concluyó la especialista.

La Dra. Valencia ha declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Conoces a un médico con una pasión que quieras destacar, nomínalo.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Contenido relacionado

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....