La Osteoarthritis Research Society International analiza la clasificación de la artrosis de rodilla en fase inicial

Sara Freeman

Conflictos de interés

28 de abril de 2022

Un grupo de expertos convocado por la Osteoarthritis Research Society International (OARSI) ha iniciado el proceso de consolidación de los criterios de clasificación de la artrosis de rodilla en fase inicial.[1]

"Creemos que los criterios de clasificación de la artrosis de rodilla en su fase inicial tienen vital importancia", afirmó la Dra. Gillian Hawker en el Congreso Mundial de Osteoartritis de la Osteoarthritis Research Society International (OARSI) de 2022.

La Dra. Hawker, que preside el Comité Directivo del Grupo de Trabajo, señaló que los criterios de clasificación son necesarios por varias razones, por ejemplo, "para avanzar en la terapéutica de la artrosis y [la] identificación más temprana de las personas con artrosis de rodilla que pueden beneficiarse de los tratamientos existentes".

Además, son necesarios para que las personas con artrosis de rodilla puedan "estar preparadas y listas para recibir los tratamientos disponibles una vez que los desarrollemos", prosiguió la Dra. Hawker, profesora de medicina de la University of Toronto y científica clínica principal del Women’s College Research Institute en el Women’s College Hospital, ambos en Toronto, Canadá.

Razones para buscar la artrosis temprana

"La artrosis es una enfermedad muy grave con una carga poblacional creciente", recordó la Dr. Hawker a los asistentes al congreso. Sin embargo, a pesar de los "asombrosos avances" en la comprensión de la fisiopatología de la enfermedad y de la identificación de varias dianas farmacológicas potenciales, "aún no disponemos de intervenciones seguras y eficaces para prevenir o frenar la progresión de la enfermedad".

"¿Por qué han fracasado todos los fármacos modificadores de la artrosis?", se preguntó.

Una hipótesis es que se debe a la heterogeneidad de la artrosis. "Hemos estado incluyendo a personas con diferentes tipos o fenotipos de artrosis en los mismos ensayos clínicos, y tenemos que ajustar mejor los fenotipos de artrosis con el tratamiento adecuado", mencionó la Dra. Hawker.

Además, "los cambios estructurales en las imágenes y los síntomas de función, dolor, rigidez, etc., que caracterizan a la enfermedad no están muy bien correlacionados. Es posible que cualquier intento de modificación de la estructura por sí solo no mejore adecuadamente los síntomas clínicos".

Sin embargo, lo más importante es que "estamos tratando a la gente demasiado tarde en el curso de su enfermedad", señaló la Dra. Hawker. "Cuando seguimos reclutando a personas con grado 2 o 3 de Kellgren y Lawrence en ensayos clínicos, tal vez no haya nada que podamos hacer que realmente marque la diferencia".

¿ Por qué solo la artrosis de rodilla?

El motivo de estudiar la artrosis en fase inicial es que los criterios actuales de clasificación de la artrosis de rodilla se establecieron hace casi 40 años y contemplaban una fase posterior de la enfermedad, diferenciando principalmente la artrosis de otros tipos de artritis inflamatoria, sobre todo la artritis reumatoide.

El objetivo del grupo de trabajo de la Osteoarthritis Research Society International sobre la artrosis temprana es, por tanto, desarrollar, perfeccionar y validar los criterios de clasificación que no solo ayudarán a identificar a las personas con artrosis en fase temprana que puedan entrar en los ensayos clínicos de nuevos tratamientos, sino que también definirán una población que pueda participar en los trabajos preclínicos y de pronóstico.

"El grupo de trabajo decidió empezar con la artrosis de rodilla en fase inicial debido a la mayor carga y al enfoque de la mayoría de los ensayos clínicos", observó durante el debate el Dr. Martin Englund, miembro del comité directivo.

"Cuando veamos cómo va eso, podríamos considerar la posibilidad de una artrosis de cadera temprana", apuntó el Dr. Englund, de la Lund University y del Skåne University Hospital, en Suecia.

La Dra. Hawker añadió que el grupo de trabajo consideraba que agrupar la artrosis de cadera y de rodilla complicaría las cosas porque pensaba que los criterios de clasificación probablemente serían muy diferentes entre sí.

"Pero la buena noticia es que pensamos que, si podemos identificar la artrosis de rodilla temprana, es probable que también identifiquemos a las personas con al menos artrosis de mano", comentó.

Basándose en el trabajo previo

La iniciativa del grupo de trabajo de la Osteoarthritis Research Society International se basará en los primeros estudios sobre la artrosis realizados por Dr. Stefan Lohmander y el Dr. Frank Luyten, que formaron parte de un grupo de consenso que propuso un proyecto de criterios de clasificación hace unos años.[2] Esos criterios, derivados de un taller de consenso en el que participaron científicos básicos, médicos-científicos, reumatólogos, cirujanos ortopédicos y fisioterapeutas, identificaron tres áreas principales de importancia: los síntomas del paciente, como el dolor y la función, la crepitación o la sensibilidad articular en la exploración clínica, y tener un grado de Kellgren y Lawrence bajo (0 o 1).

El Dr. Lohmander sigue muy involucrado, encabezando el comité asesor, y es probable que se creen muchos otros comités ad hoc durante el proyecto.

"Más de 70 personas de la comunidad Osteoarthritis Research Society International se ofrecieron como voluntarios para participar de alguna manera o forma", compartió la Dra. Hawker. Todos serán necesarios, dijo, ya que habrá mucho trabajo por hacer. El punto de partida son las personas con síntomas indiferenciados de rodilla, para identificar los factores que aumentan o disminuyen la probabilidad de padecer artrosis en fase inicial. Una vez encontrada una población, hay que definir los resultados de la prevención.

Se ha iniciado una búsqueda sistemática de la bibliografía disponible y se está revisando el texto completo de más de 200 artículos. El reto que tenemos por delante es definir cuál será la "pregunta ancla", es decir, ¿qué pregunta debe hacerse para determinar si un paciente cumple los criterios?

La Dra. Hawker señaló que cuando el American College of Rheumatology elaboró los criterios de clasificación de la artritis reumatoide, la cuestión principal giraba en torno a si debía prescribirse metotrexato.

"No tenemos un 'metotrexato' en la artrosis, y es bastante poco arriesgado empezar a controlar el peso o la actividad física o incluso recetar un antiinflamatorio tópico. Así que todavía estamos tratando de averiguar exactamente cómo creamos nuestra ancla", declaró la investigadora.

Es probable que la pregunta clave se base en la opinión de los expertos y no en datos concretos. Quizá se enfoque en las posibilidades de que los síntomas de un paciente se vuelvan persistentes con pérdida de función o de que desarrollen una artrosis establecida. Quizás podría girar en torno al inicio de un nuevo fármaco modificador de la artrosis, si se demostrara que es lo suficientemente eficaz como para ser utilizado.

"¡Tenemos muchas, muchas, preguntas!", continuó la Dra. Hawker. Una de las más importantes es decidir qué se debe prevenir exactamente. ¿Los síntomas? ¿El daño estructural?

"Creo que una combinación de síntomas y pérdida de función es probablemente lo que queremos prevenir. Pero, de nuevo, vamos a tener que definirlo muy claramente. Esto nos va a llevar bastante tiempo".

Es probable que sea un proceso en dos fases: "Primero definimos qué es la artrosis en fase inicial y luego identificamos a los que tienen más riesgo de progresión rápida a fin de dirigirnos a esos individuos para los ensayos clínicos".

La Dra. Hawker y el Dr. Englund han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Este contenido fue originalmente publicado en MDedge, parte de la Red Profesional de Medscape.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....