Mini-pulsos de corticoesteroides, efectivos contra la alopecia areata

Amapola Nava

21 de abril de 2022

Un grupo de investigadores españoles encontró que una dosis promedio de 2,72 mg/día de dexametasona, administrados dos días a la semana, es un tratamiento efectivo contra la alopecia areata moderada o grave que no responde al tratamiento tópico. Además encontró que el tratamiento no es eficaz en el caso de pacientes con aparición temprana de la enfermedad o que presentan hipertiroidismo. Los resultados de su investigación se publicaron en Journal of Clinical Medicine.[1]

Dr. Manuel Sánchez Díaz

"Uno de los puntos más interesantes de los resultados es el análisis de los factores predictores de la respuesta al tratamiento con corticoesteroides orales. Pese a ser un tratamiento ampliamente utilizado para casos de alopecia areata extensa, existe poca evidencia científica respecto a los factores que se asocian a mejor o peor respuesta al tratamiento. En nuestro estudio se mostró cómo los pacientes con hipotiroidismo asociado o aquellos que tuvieron un debut temprano de la alopecia eran más propensos a tener una respuesta pobre al tratamiento", detalló el Dr. Manuel Sánchez Díaz, autor del estudio y residente en el Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Virgen de las Nieves.

Los tratamientos para la alopecia areata son variados, pero requieren de largos periodos para probar su efectividad y mientras tanto la pérdida de cabello afecta la autoimagen y la salud psicológica de los pacientes. Esto vuelve más valiosa la información del estudio, pues podría ayudar a definir qué pacientes se van a beneficiar con los mini-pulsos de corticoesteroides y en cuáles no vale la pena administrarlos, añadió el especialista en formación.

Alopecia en pacientes jóvenes y las dificultades de tratamiento

El estudio, observacional prospectivo, incluyó 40 pacientes con una media de edad de 3,28 años (57,5% de sexo femenino). La media de aparición de la enfermedad fue de 27,12 años (desviación estándar [DE]: 17,07). Treinta y cinco por ciento de los pacientes presentó un inicio temprano de la enfermedad (antes de los 15 años de edad). La media de evolución de la enfermedad previo al tratamiento fue de 5,11 años (DE: 7,11).

Todos los pacientes fueron tratados con una media de 2,72 mg/día de dexametasona (DE: 1,48), dos veces por semana, con una duración media del tratamiento de 12,22 meses (DE: 8,89). La mayoría también recibió inhibidores de la bomba de protones (70%) además de suplementos de calcio y vitamina D (82,5%).

El puntaje basal promedio de los pacientes en la escala de gravedad de alopecia SALT II, fue de 70,78% (DE: 31,13), con afectación a cejas y pestañas en 56,4% de los pacientes. Un valor de 100 en la escala SALT es una ausencia total de cabello, mientras que cero es una repoblación total.[2]

El tratamiento con mini-pulsos de dexametasona logró una reducción media de 50% en el puntaje SALT a los nueve meses, pero hubo una diferencia entre los pacientes con inicio tardío de la enfermedad, que presentaron un puntaje medio de 34,36% a los nueve meses y una reducción estadísticamente significativa de su puntaje basal y los pacientes con inicio temprano, cuyo puntaje se redujo a 60,90 y no fue estadísticamente significativo.

Por otro lado, las mujeres presentaron una mayor reducción del puntaje SALT (p = 0,05) y el hipotiroidismo se encontró inversamente relacionado a la mejora de los valores en la escala (p = 0,03). Sin embargo, parece que estos efectos desaparecen con el tiempo.

Además, a un subgrupo de once pacientes se le dio minoxidil por vía oral, en un rango de 0,5 a 1 mg/día para las mujeres y 2,5 a 5 mg/día para los hombres. Sin embargo, el análisis final mostró que el tratamiento con minoxidil no tuvo un efecto en la reducción del puntaje en SALT.

Un tratamiento complejo

Aunque en este estudio todos los pacientes presentaron efectos secundarios asociados a dexametasona, ninguno sufrió efectos adversos graves. Treinta y cinco por ciento (14/40) de los pacientes presentí aumento de peso y 5% (2/40) trastornos glicémicos. Erupción acneiforme, hirsutismo, ansiedad e insomnio se observaron en menos de 5% (1/40) de los pacientes.

"Con este abordaje, que se emplea de manera rutinaria en nuestro Servicio de Dermatología, se disminuye la dosis total de corticoesteroides administrados y, por tanto, también se reducen los efectos adversos derivados del tratamiento. Dado que la alopecia areata puede presentarse como un trastorno duradero en el tiempo, es imprescindible emplear modos terapéuticos que aumenten la tolerancia a los tratamientos para que puedan ser efectivos y seguros a largo plazo", explicó el Dr. Sánchez.

Dr. David Saceda Corralo

La terapia con mini-pulsos de corticoesteroides tiene otras ventajas, como el costo y accesibilidad de los fármacos, por lo que es ampliamente utilizado. Por ejemplo, el Dr. David Saceda Corralo, dermatólogo y tricólogo en el Hospital Universitario Ramón y Cajal, en Madrid, España, utiliza los mini-pulsos como primera línea de tratamiento y considera que por su efectividad vale la pena probarlo con los pacientes.

"Hablamos de un tratamiento que puede durar más o menos un año, desde que conseguimos una repoblación hasta que conseguimos bajar los corticoesteroides e intentar eliminarlos del todo, sustituyéndolos por otra opción, como los fármacos sistémicos", explicó el especialista.

Añadió que en la alopecia areata, conseguir la repoblación no es el mayor de los retos, sino lograr mantener ese cabello sin tratamiento o con una opción de tratamiento a largo plazo, pues los corticoesteroides se asocian a efectos adversos importantes y los fármacos sistémicos pocas veces mantienen su efectividad en periodos prolongados.

Dr. Sergio Vañó

El Dr. Sergio Vañó, dermatólogo y tricólogo del Grupo Pedro Jaén, en Madrid, España, coincidió, señalando: "El mayor reto sería encontrar un tratamiento realmente curativo para esta alopecia que tanto afecta a la calidad de vida de los pacientes. Hasta entonces el reto es disponer de terapias que permitan mejorar aunque sea de forma transitoria, teniendo un perfil de seguridad aceptable. La mejora en estos pacientes también produce una mejora en su calidad de vida, autoestima, confianza, etcétera, lo que es de gran relevancia. Para muchos pacientes con alopecia areata, la alopecia es el principal problema de sus vidas, por lo que a nivel médico debe dársele toda la importancia que tiene".

El Dr. Vañó señaló que aunque los mini-pulsos de corticoesteroides tienen buena efectividad y un perfil de seguridad, no son un tratamiento curativo. Al suspender la terapia el paciente puede recaer, por lo que constituyen una herramienta más en el difícil manejo de pacientes con alopecia areata extensa.

Perspectivas a futuro

El Dr. David Saceda comentó que poco a poco irán surgiendo alternativas interesantes para el tratamiento de la alopecia areata, como la inmunoterapia tópica, que consiste en aplicar productos irritantes en la zona afectada.

"El tratamiento más utilizado en España es con difenciprona, que produce una dermatitis que cambia el perfil inmunológico del paciente, de tal forma que el sistema inmune deja de atacar la raíz del cabello y ataca a la superficie de la piel, produciendo un eccema controlado. Esa sería la mejor opción, porque evita la toma sistémica de un fármaco. El paciente se puede mantener solamente con un producto tópico, que sería ideal", añadió.

El dermatólogo añadió que considera que lo que cambiará el tratamiento de estos pacientes son los fármacos inhibidores de JAK, que prometen ser sostenibles a largo plazo y podrían aprobarse con indicación para alopecia en un par de años.

De hecho, el Dr. Sánchez destacó que estas y otras alternativas seguirán en investigación en el Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Virgen de las Nieves, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los pacientes.

"Tenemos varias líneas de estudio actualmente abiertas con respecto a tratamientos para alopecia areata. Algunas se centran en el estudio de terapias novedosas para esta enfermedad, como los fármacos inhibidores de las cinasas Janus (anti-JAK) o en el estudio de factores predictores de respuesta a diversos tratamientos en pacientes con alopecia areata. De igual manera, se trabaja en diversos ámbitos terapéuticos y de calidad de vida en otros subtipos de alopecias", concluyó.

Los doctores Sánchez, Saceda y Vañó han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....