REVISIÓN DE ARTÍCULOS

Salud mental después de conmoción cerebral, efecto del maltrato infantil, y monoterapia con corticoesteroides en síndrome inflamatorio multisistémico infantil

Dr. Jesús Hernández Tiscareño

Conflictos de interés

4 de abril de 2022

En este contenido

Resultados a corto plazo de la monoterapia con corticoesteroides en el síndrome inflamatorio multisistémico infantil

El síndrome inflamatorio multisistémico infantil es una complicación poco frecuente de la infección por SARS-CoV-2, que se caracteriza por fiebre, afectación multiorgánica, pruebas de laboratorio de inflamación y exposición documentada al SARS-CoV-2. La última declaración de orientación emitida por el American College of Rheumatology (ACR) recomienda inmunoglobulina intravenosa más corticoesteroides para la mayoría de los pacientes hospitalizados con síndrome inflamatorio multisistémico infantil, así como una reducción gradual de corticoesteroides de dos a tres semanas (o más).

La evidencia sobre el papel de la monoterapia con corticoesteroides en síndrome inflamatorio multisistémico infantil sigue siendo limitada, por lo que Villacis y sus colaboradores buscan en este estudio comparar los resultados de los pacientes a corto plazo según el tratamiento inicial con corticoesteroides, inmunoglobulina intravenosa, o ambos.

Se realizó un estudio de cohorte retrospectivo en Atlanta, Estados Unidos. Se incluyeron niños diagnosticados con síndrome inflamatorio multisistémico infantil entre el 1 de marzo de 2020 y el 28 de febrero de 2021 en Children's Healthcare of Atlanta. Se definieron tres grupos en función del tratamiento inicial recibido: corticoesteroides solos, inmunoglobulina intravenosa sola o inmunoglobulina intravenosa más corticoesteroides. 

Se identificaron 228 pacientes con síndrome inflamatorio multisistémico infantil durante el periodo de estudio, de los cuales 215 se incluyeron después de que 13 cumplieran los criterios de exclusión. El rango intercuartil fue de ocho años (cinco a 12). La mayoría de los pacientes era de sexo masculino (62,8%) y raza afroamericana (54,9%). 

Ochenta y nueve pacientes (41,4%) tenían afecciones comórbidas; la obesidad (n = 64) fue la más frecuente. Al inicio de la terapia 120 pacientes (55,8%) estaban en la unidad de cuidados intensivos. Los sistemas hematológico, gastrointestinal y cardiovascular fueron los más comúnmente afectados; en 212 (98,6%), 206 (95,8%) y 204 (94,9%) pacientes, respectivamente. El anticuerpo inmunoglobulina G contra el SARS-CoV-2 fue positivo en 207 pacientes (98,6%). Sesenta y nueve pacientes (32,1%) recibieron corticoesteroides solos, 31 (14,4%) recibieron inmunoglobulina intravenosa sola y 115 (53,5%) recibieron inmunoglobulina intravenosa más corticoesteroides como terapia inicial para síndrome inflamatorio multisistémico infantil.

El fracaso del tratamiento inicial fue más frecuente en el grupo de inmunoglobulina intravenosa (17/31: 54,8%), seguido del grupo de inmunoglobulina intravenosa más corticoesteroides (33/115: 28,7%). Entre los 69 pacientes que recibieron corticoesteroides como tratamiento inicial, 13 (18,8%) requirieron terapia adicional y 2 (2,9%) traslado a la unidad de cuidaos intensivos dentro de las 24 horas posteriores al inicio de la terapia. Cuarenta y nueve pacientes (71%) recibieron monoterapia con corticoesteroides durante diez días o menos.

Un paciente en el grupo de inmunoglobulina intravenosa más corticoesteroides requirió oxigenación por membrana extracorpórea. Tres individuos desarrollaron aneurismas coronarios gigantes: dos pacientes en el grupo inmunoglobulina intravenosa más corticoesteroides (puntuación z máxima: +13,8 y +17, respectivamente) y un paciente en el grupo corticoesteroides (puntuación z máxima: +31,4). Todos los pacientes sobrevivieron. Las tasas de fracaso del tratamiento no difirieron significativamente entre los grupos de corticoesteroides e inmunoglobulina intravenosa más corticoesteroides (OR: 0,95; IC 95%: 0,67 a 1,33). 

Entre los pacientes cuya terapia inicial no funcionó, el fracaso del tratamiento en el grupo de inmunoglobulina intravenosa más corticoesteroides fue significativamente más probable que se basara en la falta de mejora o el empeoramiento de los parámetros de laboratorio (OR: 1,96; IC 95 %: 1,07 a 3,60) y significativamente menos probable que se basara en sobre marcadores cardiovasculares (OR: 0,39; IC 95%: 0,20 a 0,76), según la evaluación del médico.

La mediana total de la duración de la estancia (LS-media: 1,53; IC 95%: 0,68 a 2,39) y la mediana de la duración del ciclo de corticoesteroides (LS-media: 6,04; IC 95%: 0,33 a 11,75) fueron significativamente más largas en el grupo de inmunoglobulina intravenosa más corticoesteroides, en comparación con el grupo de corticoesteroides, mientras que otros resultados secundarios, incluidas las anomalías coronarias, no mostraron diferencias significativas.

Lo más importante
Este estudio demuestra que la monoterapia inicial con corticoesteroides se asoció con tasas similares de fracaso del tratamiento, una duración más corta del ciclo de corticoesteroides y una estancia hospitalaria media más corta, en comparación con la terapia inicial con inmunoglobulina intravenosa más corticoesteroides, después de tener en cuenta las características basales y la gravedad de la enfermedad, por lo que respalda el uso de la monoterapia con corticoesteroides; considerando que los fármacos son económicos y potencialmente efectivos en ciclos cortos, se deben considerar para el síndrome inflamatorio multisistémico infantil leve.
REFERENCIA
  • Villacis-Nunez DS, Jones K, Jabbar A, Fan L, y cols. Short-term Outcomes of Corticosteroid Monotherapy in Multisystem Inflammatory Syndrome in ChildrenJAMA Pediatr. 28 Mar 2022. doi: 10.1001/jamapediatrics.2022.0292. PMID: 35344042. Fuente

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....