TENDENCIA CLÍNICA

Ingestión de sustancias tóxicas

Ryan Syrek

Conflictos de interés

18 de marzo de 2022

Semanalmente identificamos un término de búsqueda frecuente, analizamos qué causó su popularidad y presentamos una infografía relacionada. Si tiene una sugerencia sobre cuál es la Tendencia Clínica destacada y por qué compártala con nosotros en Twitter o Facebook. 

El Programa Nacional de Toxicología del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos publicó recientemente el 15º informe sobre carcinógenos (ver infografía). Por otra parte, surgieron noticias sobre las impactantes consecuencias de la intoxicación por plomo en toda la población. Estas y otras novedades dieron lugar a la Tendencia clínica de esta semana.

El primer informe, publicado en 1980, incluía solo 26 carcinógenos. Los expertos señalan que la lista probablemente continúa subestimando el número de carcinógenos a los que estamos expuestos los seres humanos. En el pasado, algunas sustancias incluidas originalmente fueron "retiradas de la lista" tras un litigio o nuevas investigaciones. Por ejemplo, en 1981 se incluyó sacarina en la lista con la justificación de que era "razonablemente previsible" que causara cáncer, pero después se excluyó de la novena edición, luego de que una revisión exhaustiva determinara que los datos eran insuficientes para cumplir los criterios. Otras entradas siguen siendo controvertidas. Tamoxifeno, que figuraba originalmente en el noveno informe (y que sigue incluyéndose en el 15º), se añadió porque en algunos estudios se observó que podía aumentar el riesgo de cáncer uterino en las mujeres. Sin embargo, también se encontraron datos concluyentes de que puede prevenir o retrasar el cáncer de mama en mujeres con alto riesgo.

En cuanto a las preocupaciones por otras sustancias tóxicas, investigadores que estudian las sustancias químicas de productos cosméticos encontraron altos niveles de flúor en muchos de los que analizaron. Esto indica que probablemente contienen PFAS, que son sustancias perfluoroalquiladas y polifluoradas. Para el estudio, publicado en versión electrónica en Environmental Science & Technology Letters, Bruton y sus colegas examinaron 231 productos cosméticos adquiridos en tiendas como Ulta Beauty, Sephora, Target y Bed Bath & Beyond en busca de flúor. Tres cuartas partes de las muestras de máscaras de pestañas a prueba de agua tenían altas concentraciones de flúor, al igual que casi dos tercios de las bases de maquillaje y las barras de labios líquidas, así como más de la mitad de los productos para ojos y labios que se analizaron. Muchas de estas sustancias químicas no estaban incluidas en las etiquetas de los productos, lo que dificulta que los consumidores las eviten conscientemente.

En cuanto a las consecuencias relacionadas con la ingestión de otras sustancias tóxicas, un estudio reciente reveló que la mitad de los adultos estadounidenses estuvieron expuestos a niveles nocivos de plomo durante la infancia. Más de 170 millones de estadounidenses estuvieron expuestos a niveles nocivos de plomo, y 90% de los nacidos entre 1951 y 1980 tenían concentraciones de plomo en sangre superiores al umbral establecido por Centers for Disease Control and Prevention (CDC) de Estados Unidos. En promedio, esta exposición al plomo dio lugar a un descenso de 2,6 puntos en el coeficiente intelectual (CI) por persona. En total, son más de 800 millones de puntos de CI.

Al revisar los datos, el Dr. F. Perry Wilson, afirmó que "de 1960 a 1980, prácticamente todos los niños de Estados Unidos habrían tenido niveles de plomo en la sangre que hoy consideramos tóxicos". El Dr. Wilson concluye que la principal conclusión del estudio no es un llamamiento a la acción específica contra la ingestión tóxica de plomo, sino "un recordatorio de que es posible que el impacto del medio ambiente —en la forma en que organizamos la industria y la sociedad— sobre nuestra salud no se comprenda plenamente durante décadas".

Desde las preocupaciones actuales por los carcinógenos hasta la medición moderna de un problema histórico, las noticias sobre la ingestión de sustancias tóxicas acapararon considerable atención esta semana, lo que dio lugar a la Tendencia clínica.

Para más información sobre la toxicidad del plomo, lea aquí.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....