COVID-19: el resumen semanal (4 al 10 de marzo de 2022)

Matías A. Loewy

11 de marzo de 2022

Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la vacunación contra la COVID-19 en el Centro de información sobre la vacuna contra el SARS-CoV-2.

Si se presenta un evento trascendente relacionado con COVID-19 (SARS-CoV-2) en su país, por favor póngase en contacto con nosotros para agregarlo al próximo resumen semanal.

Dos años de pandemia, pero para la OMS está "lejos de terminar"

Cuando el 11 de marzo de 2020 la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que COVID-19 podía ser considerada una pandemia, había registrados más de 118.000 casos en 114 países y casi 4.300 muertes. Dos años después los contagios confirmados superan los 450 millones y las muertes superan oficialmente los seis millones, aunque es probable que las cifras sean una subestimación en muchos países.

"Aunque los casos y muertes reportados están disminuyendo a nivel mundial y varios países han levantado restricciones, la pandemia está lejos de terminar y no terminará en ninguna parte hasta que termine en todas partes", subrayó este miércoles 9 en rueda de prensa el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, Ph. D., que también lamentó la existencia de barreras para la distribución de vacunas, fármacos y pruebas, y criticó la reducción "drástica" de testeos en muchos países.

El camino a la endemicidad "va a ser una carrera con obstáculos"

Aunque la alta transmisión de SARS-CoV-2 en varios lugares del mundo no permite descartar la aparición de nuevas variantes, un escenario que muchos epidemiólogos anticipan es el de COVID-19 transformada en enfermedad endémica, al modo de la influenza estacional. Pero no se sabe cuánto se va a tardar en llegar a ese punto. "No debemos pensar que va a ser una carrera de 100 metros en una pista muy bien iluminada. En cambio, será más como una carrera de campo a través con varios obstáculos a lo largo del camino y una cierta cantidad de posibles rebrotes epidémicos", testificó ante el Senado de Francia Vittoria Colizza, Ph. D., epidemióloga del Institut Pierre Louis d'Epidémiologie et de Santé Publique, en París, Francia, y asesora del gobierno francés en la respuesta a COVID-19.

Otros expertos anticipan un escenario similar. El Dr. Mauricio Rodríguez Álvarez, miembro de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia Coronavirus de la Universidad Nacional Autónoma de México, en la Ciudad de México, también imagina una evolución a la endemia, aunque proyecta que "la población tiene que seguir pendiente de la actividad pandémica para que en función de ello haga o deje de hacer actividades o modifique conductas". Para el Dr. Julio Croda, investigador de la Fundação Oswaldo Cruz (Fiocruz), en Río de Janeiro, Brasil, y presidente de la Sociedade Brasileira de Medicina Tropical (SBMT), "habrá que convivir con el virus y tendremos temporadas epidémicas, con aumento de la circulación del SARS-CoV-2 que en momentos más críticos, podría obligar a adoptar medidas preventivas colectivas para limitar la transmisión del virus".

Con la flexibilización de las mascarillas, millones de inmunocomprometidos quedan "atrapados"

Mientras 90% de los estadounidenses vive en lugares con amenaza baja o media de COVID-19 y ya pueden usar las mascarillas de manera opcional, según las últimas recomendaciones de Centers for Disease Control and Prevention (CDC) de Estados Unidos, millones de personas con enfermedades o tratamientos que comprometen el sistema inmune sienten que la flexibilización las deja más expuestas a contagios, especialmente cuando la vacuna no induce tanta protección en esa población. "Estamos más atrapados", comentaron algunos en redes sociales. "Nos abandonaron de nuevo", denunciaron otros.

El mensaje de los inmunocompetentes a los inmunocomprometidos ahora parece ser: "Protegerse depende de ustedes. No nos pidan que nos sacrifiquemos más por ustedes", comentó Art Caplan, Ph. D., director de la División de Ética Médica de NYU Langone Medical Center, en Nueva York, Estados Unidos. Más de un centenar de organizaciones de pacientes o grupos con alguna discapacidad reclamó a CDC de Estados Unidos que revoque la medida: "Apoyamos el uso universal de mascarillas en interiores con las mascarillas más protectoras como una protección necesaria para prevenir y reducir la propagación y garantizar que las personas con discapacidades y afecciones de salud de alto riesgo puedan incluirse plenamente en sus comunidades, asistir a la escuela y acceder a los centros de salud, como es su derecho civil".

La infección produce reducciones "modestas" de la materia gris y el volumen cerebral

Incluso los casos leves de COVID-19 se asocian con cambios cerebrales, incluida disminución de la materia gris de 0,2% a 2% en el giro parahipocampal, la ínsula y la corteza orbitofrontal; una reducción general del volumen cerebral y deterioro cognitivo, señala un nuevo estudio de imágenes sobre 785 pacientes de 51 a 81 años, de los cuales 401 tuvieron una prueba positiva para SARS-CoV-2.

"Queda por investigar si estos cambios anormales son el sello distintivo de la propagación de los efectos patógenos en el cerebro o del propio virus y si estos pueden prefigurar una futura vulnerabilidad del sistema límbico en particular, incluida la memoria", escribieron investigadores británicos en Nature. Pero otros científicos consideraron que los efectos son "modestos" y podrían reflejar la pérdida de experiencias mentales, como la desconexión con el propio sentido del olfato

El futuro de la vacuna anti-COVID-19: ¿universal o de amplio espectro?

Numerosas empresas y centros de investigación trabajan en vacunas que sean capaces de hacer frente a las diversas variantes de SARS-CoV-2 y a futuras variantes o incluso nuevos coronavirus que puedan irrumpir, un desarrollo bautizado como vacuna "pancoronavirus". Los proyectos en marcha incluyen el armado de varias proteínas espiga de distintas variantes y especies con nanopartículas de ferritina, nanopartículas de una proteína de Streptococcus pyogenes ensambladas con el dominio de unión al receptor de las proteínas espiga de cuatro u ocho betacoronavirus o hasta la transformación de la nucleocápside (una proteína más conservada de SARS-CoV-2) en un antígeno altamente inmunogénico.

Pero los científicos que lideran estos esfuerzos hacen algunas aclaraciones. Las vacunas más efectivas son aquellas que apuntan contra una variante específica, por lo que cubrir a varias a la vez implicará sacrificar algo de eficacia. Por otra parte, "vacuna universal" es un nombre inapropiado y debería pensarse en ella como "vacuna de amplio espectro", advirtió Artem Babaian, Ph. D., biólogo computacional de University of Cambridge, en Cambridge, Reino Unido. "Es fundamental ser sincero con respecto a que estas vacunas nunca pueden garantizar la inmunidad contra todos los coronavirus", dijo.

Baricitinib surge como opción efectiva en los pacientes más enfermos

Baricitinib, un inhibidor de cinasas de la familia Janus (JAK) de Eli Lilly, que se usa como agente inmunomodulador oral para tratar la artritis reumatoide, reduce 13% la mortalidad en pacientes hospitalizados con COVID-19 grave respecto del tratamiento estándar, según los últimos resultados del gran ensayo RECOVERY, presentados como preimpresión en medRxiv. Es el cuarto tratamiento que prueba salvar vidas en ese ensayo, después de dexametasona, tocilizumab y casirivimab/imdevimab.

Los expertos creen que agregar baricitinib (4 mg/día) a dexametasona o tocilizumab podría ser un enfoque útil en los pacientes más enfermos. "El resultado fue consistente en la amplia variedad de personas que estudiamos, jóvenes o mayores, hombres o mujeres, pero también por el nivel de soporte respiratorio además de los esteroides e incluso entre los pacientes que también recibieron tocilizumab o remdisivir", afirmó uno de los investigadores principales, Dr. Martin Landray, Ph. D., profesor de medicina y epidemiología en University of Oxford, en Oxford, Reino Unido.

Rechazan supuesta subnotificación en Alemania de eventos adversos de vacunas

El 24 de febrero pasado la compañía alemana de seguros de salud BKK Provita envió una carta pública al Paul-Ehrlich-Institut, la agencia federal responsable de autorizar vacunas, denunciando que el análisis de su base de asegurados "nos dan motivos para creer que existe un subregistro muy significativo de sospechas de efectos secundarios después de la vacuna contra la COVID-19", lo que calificaron como una "señal de alerta"

Pero las críticas no se hicieron esperar. "Ignorancia vergonzosa o intención insidiosa de engañar", resumió el Dr. Dirk Heinrich, médico de Hamburgo que preside una asociación de médicos de práctica privada (VirchowBund). Los datos de BKK Provita no establecían causalidad ni distinguían efectos leves esperados que por lo general no se notifican, además de que en su elaboración participó un conocido integrante de movimientos antivacunas, reveló la estación pública de radio SWR. La junta directiva de BKK Provita decidió separar al gerente que había firmado la carta, Andreas Schöfbeck.

Las diferencias entre reportes de eventos adversos a los sistemas de farmacovigilancia y los que surgen de monitoreos más activos quedaron en evidencia con la publicación en Lancet Infectious Diseases de los datos de v-safe, un verificador de estado de salud posvacunación contra la COVID-19 a través del smartphone impulsado por CDC de Estados Unidos. En los primeros seis meses el Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS) de ese país procesó 340.552 eventos adversos informados sobre 298,7 millones de dosis aplicadas de vacunas de ARN mensajero, una proporción de 0,11%. En cambio, más de dos tercios de los 7,9 millones de participantes del v-safe indicaron haber tenido reacciones locales o sistémicas después de la primera o segunda dosis, aunque menos de 1% declaró haber necesitado asistencia médica por esa causa. La conclusión no cambia; la gran mayoría de los eventos adversos por las vacunas es leves y de corta duración.

COVID-19 es un factor de riesgo cardiovascular independiente

Haber tenido COVID-19 es un factor de riesgo independiente para tener eventos cardiovasculares a futuro, según un estudio en Estados Unidos publicado en Nature Medicine y que según el Dr. Francisco López-Jiménez, cardiólogo de la Mayo Clinic, en Rochester, Estados Unidos, anticipa que sus colegas tendrán que lidiar con esa situación en el futuro.

"Se demostró que los pacientes que tuvieron COVID-19 presentan un riesgo elevado o mayor que los controles de desarrollar enfermedad cerebrovascular, arritmias, enfermedad isquémica coronaria, enfermedad trombótica vascular y la asociación no fue pequeña o modesta, con riesgo relativos de 1,5 hasta arriba de dos", explicó el Dr. López-Jiménez durante una exposición en el Congreso Anual de Cardiología Internacional (CADECI 2022), realizada en Guadalajara, México.

Prohíben venta de producto engañoso para "tratar" secuelas pulmonares

Donde persisten interrogantes sobre la génesis, la evolución y los tratamientos para los diferentes síntomas de COVID-19 persistente, que según un nuevo estudio danés afecta a casi un tercio de los pacientes con antecedentes de la infección en los 6 a 12 meses previos, hay aventureros que no se permiten las dudas para lucrar. Es el caso de la empresa Labe Pharmaceutical, que promociona en la web un producto (Rehab Respiratoire/Pulmo) "con proteínas, carbohidratos, ácidos grasos, vitaminas y minerales" que promete "tratar las secuelas por COVID-19 y mejorar la función pulmonar", afirmaciones que según la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) de México no están respaldadas en "ninguna evidencia científica-técnica".

El organismo mexicano emitió una alerta para evitar la venta, distribución y publicidad del producto, que "no debe ser comercializado por ninguna vía, distribuidos por servicios de paquetería, mensajería ni ser publicitados. A las empresas que incumplan la normatividad les serán aplicadas las sanciones administrativas que resulten procedentes". Este miércoles 9 el gerente de Incidente para COVID-19 de la OPS, Dr. Sylvain Aldighieri, señaló que la recuperación de la función pulmonar y otras secuelas de COVID-19 requieren de ejercicios guiados idealmente por un especialista en rehabilitación y con ritmo gradual.

Combinación de delta y ómicron circula "a niveles muy bajos"

La combinación de una variante híbrida o recombinante de SARS-CoV-2 que combina delta y ómicron, apodada de manera no oficial como "deltacron" o "deltamicron", está circulando en Francia a niveles muy bajos desde mediados de enero, comentó Santé Publique France después de detectar 18 casos al 2 de marzo. También se ha detectado en Países Bajos, Dinamarca y Estados Unidos. La mayor parte de su genoma corresponde a la variante delta (sublinaje AY.4), pero gran parte del gen S (que codifica para la proteína espiga o Spike) corresponde a la variante ómicron (sublinaje BA.1).

Estas recombinaciones virales están sujetas a mayor vigilancia, porque constituyen "importantes eventos evolutivos", definieron las autoridades francesas. Pero es prematuro para preocuparse. "Es difícil predecir cuáles serán sus características en relación con las variantes de las que derivan, y por tanto su impacto en la salud pública en caso de circulación en la población", señalaron. El miércoles 9 la Dra. Maria Van Kerkhove, epidemióloga líder de la OMS, señaló que esta recombinación "era de esperar", pero que todavía no se observó "ningún cambio en la epidemiología ni en la gravedad", según publicó Redacción Médica.

Denuncian que Nicaragua ocultó 14.800 muertes por COVID-19

Si hay que creer en las cifras oficiales, desde el 13 de octubre de 2020, en Nicaragua solo fallece una persona por COVID-19 cada semana, de manera constante. Serían 226 desde el inicio de la pandemia, menos de 0,5% de todas las registradas en Centroamérica. Sin embargo, el medio Confidencial publicó este domingo 6 que considerando el exceso de muertes por neumonía, infarto, diabetes e hipertensión que surge del análisis de certificados de defunción, en 2020 y 2021 hubo al menos 14.800 decesos atribuibles a la infección por SARS-CoV-2 que nunca se notificaron como tales.

"Desde el inicio ha habido una voluntad de no revelar los datos reales, de modo de proyectar una imagen internacional de gestión exitosa de la pandemia. Pero la realidad es otra. Se dificulta el acceso a pruebas, muchos casos positivos se informan como ‘indeterminados’, no se hace trazabilidad o rastreo de contactos, se persigue o amenaza a quienes cuestionan esas cifras", indicó el Dr. Carlos Quant, especialista en medicina interna e infectólogo del Hospital Vivian Pellas, en Managua.

Paciente vuelve a casa después de estar hospitalizado más de 500 días

Según varios estudios a lo largo de la pandemia, la mediana de días de hospitalización por COVID-19 en Estados Unidos ha rondado entre 5,5 y 8 días. Pero Donnell Hunter, un residente de 49 años de Roswell, Estados Unidos, es un hombre de extremos: fue recibido en su casa con fanfarrias y escolta policial después de pasar 549 días en nueve hospitales. Había sido diagnosticado con la infección por SARS-CoV-2 en septiembre de 2020. Se sintió enfermo en el trabajo y notó que le faltaba energía o aire para siquiera bajar del auto.

Durante el primer año de hospitalización, Hunter estuvo sedado y con asistencia respiratoria. "Perdí el uso de mis manos, de mis brazos, de todo, mis piernas, así que tuve que esperar a que volviera todo eso. Tuve que hacer mucha rehabilitación, terapia del habla, aprender a comer, aprender a tragar. Tuve que aprender todo de nuevo", declaró a la cadena KOB 4. Un lector de Medscape, Dr. Matthew Klein, comentó: "Es raro que lea una historia que me haga llorar. ¡Es increíble lo que ha hecho hasta ahora!" Pero otro le respondió con acidez: "¿Llorar? Espere que le llegue la factura".

Siga a Matías A. Loewy de Medscape en español en Twitter @MLoewy.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....