El uso de antibióticos en atención primaria pediátrica desciende durante la pandemia de COVID-19

Lisa Rapaport

Conflictos de interés

7 de marzo de 2022

Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la COVID-19 en el Centro de información sobre el coronavirus (SARS-CoV-2).

Un estudio reciente señala que durante la pandemia de COVID-19 se administraron menos antibióticos a los niños en las consultas de atención primaria, debido a un fuerte descenso de las prescripciones para infecciones de las vías respiratorias altas.[1]

Los investigadores examinaron los datos sobre prescripción de antibióticos en 27 consultorios de atención primaria pediátrica en el área metropolitana de Filadelfia, en Estados Unidos, entre el 1 de enero de 2018 y el 30 de junio de 2021. En general, hubo un total de 69.327 prescripciones de antibióticos durante un periodo prepandémico que va de abril a diciembre de 2019. Las prescripciones de antibióticos se redujeron 72,7% y llegaron a 18.935 durante el periodo pandémico que va de abril a diciembre de 2020.

La mayor parte de este descenso (87,3%) se debió a la reducción de las prescripciones de antibióticos en las consultas por infecciones respiratorias altas durante la pandemia, informaron los investigadores en Pediatrics.

"Nuestro grupo y otros descubrieron que las consultas por infecciones respiratorias comunitarias no relacionadas con la COVID-19 se redujeron con el inicio de la pandemia", dijo la primera autora del estudio, la Dra. Lauren Dutcher, instructora de medicina y médica adjunta en la división de enfermedades infecciosas de la Perelman School of Medicine de la University of Pennsylvania, en Filadelfia, Estados Unidos.

"Si bien no podemos descartar que algunos pacientes hayan evitado la atención médica o hayan acudido a otro lugar por los síntomas respiratorios, es probable que este cambio se deba en parte a las medidas de salud pública asociadas y a los cambios de comportamiento que evitaron la transmisión en la población", escribió la Dra. Dutcher por correo electrónico.

Cuando los investigadores examinaron la tendencia mediante un análisis de series temporales interrumpidas, descubrieron que las prescripciones generales de antibióticos se redujeron de 31,6 a 6,4 por cada 1.000 pacientes en abril de 2020, es decir, hubo un descenso de 25,2 prescripciones por cada 1.000 pacientes.

Ese descenso se mantuvo hasta el final del periodo de estudio. De abril de 2020 a junio de 2021, este análisis mostró un pequeño y no significativo aumento mensual en el uso de antibióticos de 0,25 prescripciones por cada 1.000 pacientes.

Si bien las prescripciones fueron en general más comunes en los niños más pequeños del estudio, en los grupos de edad de 1 a 4 años y de 5 a 11 años, los investigadores encontraron que las prescripciones de antibióticos disminuyeron y luego se mantuvieron en niveles más bajos en todos los grupos de edad.

Las medidas de salud pública aplicadas durante la pandemia, como el uso de mascarillas y el distanciamiento social, pueden haber dado lugar a una reducción de la transmisión comunitaria de las infecciones de las vías respiratorias y de las prescripciones de antibióticos relacionadas, señaló el equipo del estudio.

Los autores también señalaron que aún se necesita investigar más para determinar cómo la relajación de estas medidas de mitigación, junto con la mayor disponibilidad de la vacunación contra la COVID-19 para los niños, influye en la utilización de antibióticos en esta población.

Una de las limitaciones del estudio es que el análisis se limitó a los pacientes de un sistema de salud y es posible que los patrones de prescripción de antibióticos sean diferentes en otros lugares. Los investigadores tampoco contaron con datos para distinguir entre el uso apropiado e inapropiado de los antibióticos, señaló la Dra. Dutcher.

"Se sabe que parte de esta prescripción para infecciones respiratorias era innecesaria antes de la pandemia, dado que los virus son una causa importante de infección de las vías respiratorias", afirmó la Dra. Dutcher. Sin embargo, durante el periodo del estudio, "es posible que algunos pacientes hayan evitado la atención necesaria durante este tiempo en el que estaba justificado un antibiótico", dijo.

"Este estudio puede recordar a los médicos que en la decisión de prescribir un antibiótico por una infección de las vías respiratorias se deben tener en cuenta los datos clínicos y las guías para una prescripción adecuada", aconsejó la Dra. Dutcher.

Traducido y adaptado por el equipo de Medscape en español.

Para más contenido, siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....