El tratamiento reduce los síntomas y la carga viral en el estudio de desafío del virus respiratorio sincitial

Gene Emery

Conflictos de interés

23 de febrero de 2022

Una terapia experimental contra el virus sincitial respiratorio (VSR) fue capaz de reducir la carga viral, reducir la puntuación de los síntomas y generar menos mucosidad que la terapia con placebo, según un estudio de desafío de fase 2a en el que participaron 178 adultos.[1]

El tratamiento, conocido como EDP-938, se administró por vía oral durante 5 días en diferentes dosis, comenzando tan pronto como las muestras de lavado nasal revelaron que se había arraigado una infección por virus sincitial respiratorio.

"Todos los esquemas probados fueron superiores al placebo", dijo el autor principal, Dr. Alaa Ahmad, a Reuters Health en una entrevista telefónica. "No identificamos ningún problema de seguridad". El Dr. Ahmad es vicepresidente de farmacología clínica de Enanta Pharmaceuticals, que está desarrollando el fármaco y financió el estudio.

Para los que recibieron placebo, las áreas bajo la curva para la carga viral fueron 790,2 y 879,0 cuando el tiempo se midió contra el logaritmo base 10 de copias por mililitro en las dos partes del estudio. Las áreas en los grupos de tratamiento fueron 196,2 para el grupo de 200 mg dos veces al día, 173,9 en el grupo de 300 mg una vez al día, 217,7 para el grupo de 300 mg dos veces al día y 204,0 para el grupo de 600 mg una vez al día.

Cuando los investigadores evaluaron las áreas bajo la curva para las puntuaciones totales medias de los síntomas, el tratamiento también fue significativamente más eficaz que el placebo.

Fueron 478,8 y 432,2 para el placebo, 89,6 para el grupo de 200 mg dos veces al día, 99,3 en el grupo de 300 mg una vez al día, 181,8 para el grupo de 300 mg dos veces al día y 124,5 para el de 600 mg una vez al día.

"En ambas partes del ensayo, la producción de mucosidad fue 70% menor en cada grupo de EDP-938, en comparación con el grupo de placebo", informó el equipo del Dr. Ahmad en The New England Journal of Medicine.

Los pacientes del grupo de 200 mg dos veces al día recibieron inicialmente una dosis de carga inicial de 400 mg, los del grupo de 300 mg dos veces al día recibieron una dosis de carga inicial de 500 mg y los participantes del grupo de 300 mg una vez al día recibió una dosis de carga inicial de 600 mg.

Enanta informó los datos de los primeros 115 pacientes en un comunicado de prensa del 14 de junio de 2019. El nuevo informe también incluye hallazgos de 63 pacientes que formaron la parte 2 del estudio y recibieron las dosis más bajas del fármaco.

EDP-938 modula la nucleoproteína viral para que actúe como un inhibidor de la replicación sin fusión contra el virus sincitial respiratorio y las primeras investigaciones han sugerido que puede funcionar incluso después de que el virus haya infectado una célula. El nuevo estudio utilizó la cepa RSV-A Memphis 37b. Los voluntarios se mantuvieron en cuarentena durante 12 días.

En un editorial publicado simultáneamente, los doctores Larry Anderson de la Facultad de Medicina de la Emory University en Atlanta, Georgia, y Edward Walsh de la Facultad de Medicina de la University of Rochester en Rochester, ambos en Estados Unidos, advirtieron que otros antivirales contra el virus sincitial respiratorio se han mostrado prometedores en los estudios de desafío "pero los resultados fueron decepcionantes en ensayos clínicos de seguimiento".

El problema, dijeron, puede ser el tiempo.

"En los estudios de desafío, el fármaco se administra temprano, mientras que en los ensayos clínicos de infección natural por virus sincitial respiratorio el fármaco se administra cuando los títulos virales han alcanzado su punto máximo, ya que los pacientes generalmente se presentan para recibir atención de 3 a 8 días después del inicio de los síntomas (es decir, de 5 a 10 días después de la infección, con una suposición de 2 días entre el inicio más temprano de la positividad de la reacción en cadena de la polimerasa y el inicio de los síntomas)", escribieron.

Por lo tanto, los estudios de desafío le dan una ventaja al fármaco.

"Incluso en lactantes sin antecedente de infección previa con virus sincitial respiratorio, los títulos virales están en declive en el momento de la hospitalización, probablemente debido a la eliminación viral efectiva por respuestas inmunitarias innatas rápidas. Por lo tanto, la enfermedad causada por la replicación activa del virus probablemente se vería más afectada por el tratamiento en estudios de desafío que en ensayos clínicos", los Dres. Anderson y Walsh escribieron.

Enanta ha llevado a cabo un estudio de fase 2 del fármaco en virus sincitial respiratorio adquirido en la comunidad y espera informar los resultados principales de ese ensayo, conocido como RSVP, en el segundo trimestre de este año a pesar de verse obstaculizado por COVID-19.

El cierre de las escuelas, los requisitos del uso de mascarillas, los confinamientos y las prohibiciones de viaje "prácticamente acabaron con la aparición de la influenza y el virus sincitial respiratorio. Fue solo a finales del año pasado que se empezó a ver que el virus sincitial respiratorio y la influenza reaparecían" después de que el reclutamiento se estancó, dijo Jay Luly, director ejecutivo y director de Enata.

Pero el aumento de casos del año pasado "permitió completar el reclutamientó", dijo a Reuters Health.

Otro estudio, RSVPEDs, analizará el fármaco en pacientes pediátricos y se espera que el reclutamiento continúe hasta el próximo año. El fármaco también se está probando en receptores adultos de trasplantes de células hematopoyéticas.

En ambas partes del ensayo de desafío, los eventos adversos fueron generalmente leves y se resolvieron. "No se produjeron eventos adversos graves que condujeran a la interrupción del esquema de tratamiento en el ensayo, y ningún participante fue retirado del ensayo como resultado de un evento adverso", dijeron los investigadores.

El virus sincitial respiratorio en adultos representa 177.000 hospitalizaciones y 14.000 muertes en los Estados Unidos cada año. Anualmente envía a 57.000 lactantes y niños pequeños al hospital y mata a entre 94.600 y 149.400 niños menores de 5 años en todo el mundo cada año.

"Realmente no hay terapias aprobadas para esta infección a pesar de que se caracterizó en 1956. Hace mucho tiempo que se necesitaba. Incluso antes de la COVID-19, el virus sincitial respiratorio era una gran necesidad médica no satisfecha", señaló Luly.

El estudio de provocación "mostró un efecto antiviral muy potente. Ahora nos corresponde a nosotros demostrar que esto es efectivo en el mundo real", concluyó.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....