Empatía, respeto y dinámicas de integración contra los estereotipos, clasismo y discriminación en la medicina en México

Perla Miranda

16 de febrero de 2022

En una conversación con Medscape en español, algunos profesionales de la salud pusieron de manifiesto que en México los estereotipos, el clasismo y la discriminación están arraigados dentro de la medicina desde la formación académica y que programas televisivos y medios de comunicación han contribuido a normalizar estos estereotipos.

Asimismo, añadieron que para eliminar estas prácticas es necesario ser empáticos, respetar las distintas profesiones y especialidades, así como realizar convivencias de integración que permitan conocer acerca de las distintas áreas de la salud, pero sobre todo, entender que en la medicina el bienestar del paciente es el objetivo principal y para alcanzarlo se requiere de trabajo en equipo.

El clasismo, los estereotipos y la discriminación

El clasismo es una actitud que implica la discriminación de una persona por el simple hecho de pertenecer a un determinado nivel social.

El pasado 30 de enero la enfermera Lourdes Rodríguez subió un hilo en el que relató que el clasismo, la hostilidad y la falta de compañerismo son comunes para algunos profesionales de la salud, y resaltó que no existe una guerra entre personal de enfermería y médicos, pero se han normalizado los maltratos y estereotipos.

Dra. Ana Cecilia Jara Ettinger

La Dra. Ana Cecilia Jara Ettinger, que realiza la residencia en genética y labora tanto en el Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional Siglo XXI del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) como en su práctica privada, señaló que el clasismo en la medicina no existe únicamente hacia el personal de enfermería, enfatizando que desde la formación académica se estereotipa y discrimina no solo por el nivel socioeconómico, sino por ser mujer, por la especialidad que se pretende estudiar y por iniciar una carrera en la medicina.

"Desde que entras a estudiar medicina eres testigo del clasismo, nos dicen con qué especialidad vamos a morir de hambre; a las mujeres nos apabullan con que si queremos ser mamás o tener una familia elijamos una especialidad que no demande tiempo y esfuerzo. Si estudias en escuela privada dan por sentado que no vas a estudiar, que solo quieres un título profesional, se discrimina por el tono de piel, por el poder adquisitivo y eso nada tiene que ver con la salud. Claro que uno elige una profesión porque pretende vivir de ella, pero también por convicción, por pasión y humanismo".

La Dra. Jara resaltó que es muy común escuchar que quienes estudian medicina familiar solo buscan una base, que los especialistas en medicina interna no tienen un buen salario, que si se quiere ofender a un médico se le compare con un camillero, que las enfermeras venden productos por catálogo, que a las especialidades quirúrgicas entran más hombres porque no deben cuidar a los hijos o hacerse cargo del hogar.

"Todos estos estereotipos son clasistas porque a partir de lo que elijes como profesión te discriminan, te menosprecian, están muy normalizados y se escuchan desde que eres estudiante y lo único que generan es esta mala comunicación y mala relación entre las diferentes áreas de la medicina. Porque pareciera que somos médicos contra personal de enfermería o médicos especialistas contra médicos generales y no debe ser así, pero es tan normal que se hace parte de la realidad", destacó.

Dra. Sonia López Álvarez

La Dra. Sonia López Álvarez, directora ejecutiva de la Sociedad Mexicana de Salud Pública y especialista en medicina preventiva, comentó que el clasismo siempre ha existido. Resaltó que en la práctica clínica existe falta de compañerismo porque por años se ha eternizado el sentimiento de superioridad y subordinación, en donde no hay un objetivo específico.

"No se entiende que cada quien tiene una función en la salud, que el médico general no es subordinado del especialista, que el especialista no es subordinado del subespecialista, que el personal de enfermería no es subordinado de los médicos. No entendemos nuestra realidad y por eso se cometen burlas y acoso porque es lo más fácil, pero debemos ser conscientes de que en la medicina no se entiende una especialidad sin la otra y que cada uno contribuye a que el paciente reciba la atención adecuada".

Estereotipos contribuyen a empeorar la realidad

Enf. Martha del Carmen Farías Ocampo

"Eres muy inteligente, podrías ser doctora", fue el primer comentario que escuchó la enfermera Martha del Carmen Farías Ocampo, que trabaja en el Hospital General de Cuernavaca de la Secretaría de Salud y en el Hospital Reforma, pero ella estaba feliz con su elección de profesión.

Años más tarde, durante un descanso, vio una serie televisiva sobre medicina... ni siquiera terminó un capítulo porque cada personaje tenía un estereotipo; desde la enfermera que solo checaba signos vitales o daba baños de esponja a los pacientes o el cirujano que es muy atractivo, pero es mujeriego, el neurocirujano que es brillante, pero engreído o la doctora que por ser "bonita" eligió especializarse en dermatología.

"Es indignante cómo nos caricaturizan en los programas de televisión, en los medios de comunicación se da como cierto que los enfermeros son hombres homosexuales, que los cirujanos son mujeriegos, que los especialistas en medicina interna son pobres, los neurocirujanos engreídos, que las enfermeras somos sexys o lo contrario, que nuestra labor es muy pobre, que solo se busca conquistar a un médico para adquirir una posición económica más favorable, y eso solo fomenta el clasismo y no contribuye a mostrar la realidad de los profesionales de la salud".

La licenciada en enfermería denunció que en el gremio existen cuentas de redes sociales que ridiculizan y exponen a los trabajadores de la salud, además de que constantemente los profesionales de la salud son convertidos en memes, pero realmente no existe una preocupación por revisar las condiciones laborales, económicas y sociales de quienes laboran en el sector salud y que mucho tiene que ver con el clasismo y discriminación que prevalece en el gremio.

"Hay memes alusivos a que en México las enfermeras somos gorditas, usamos fleco, somos malhumoradas, vendemos por catálogo o coqueteamos con médicos porque queremos que nos saquen de trabajar, pero la enfermería no es la única área afectada por esto. También hay memes de especialistas en medicina interna comiendo sopa instantánea porque es para lo único que les alcanza o de camilleros que nunca están en su lugar de trabajo, pero estos estereotipos clasistas no los inventó la gente, existen porque nuestra realidad es cruel", reflexionó.

"Si las enfermeras vendemos productos es porque los sueldos son bajos, si tardas en encontrar un camillero es porque muchas veces hay dos para un hospital, entonces en lugar de juzgar, de burlarse, de replicar estas actitudes clasistas, todos deberíamos preguntarnos qué hacer para mejorar nuestras condiciones, hacer equipo y luchar por nuestros derechos, además de ser respetuosos y empáticos entre nosotros".

Visibilizar está bien, pero no es suficiente

La Dra. Jara indicó que visibilizar el clasismo y los estereotipos que existen en la medicina en México es bueno, porque conocer el problema siempre ayudará a resolverlo, pero aseguró que no basta con ello, que se requiere de estrategias integrales que contribuyan a eliminar los actos clasistas y la discriminación entre profesionales de la salud.

"Bien, ya visibilizamos el problema, pero qué sigue, qué vamos a hacer para cambiar esta realidad, porque no es algo que surgió ayer con un tuit, es una realidad que ha perdurado por años y se ha normalizado tanto que parece que no es necesario erradicarla. Podemos empezar con prácticas de integración, el IMSS tiene un programa que se llama Ser IMSS y me pareció excelente, porque había dinámicas en las que nos conocíamos médicos, enfermeros, camilleros, administrativos y la finalidad era saber qué actividades realizábamos y eso nos permitió valorar nuestro [equipo de] trabajo, entonces podríamos empezar con ese tipo de prácticas en las que aprendamos que somos un equipo y que el trabajo individual no es suficiente cuando de medicina se trata".

La Dra. López coincidió con su colega y añadió que desde la formación académica se debe capacitar a las futuras generaciones para que no repliquen los estereotipos y la discriminación dentro de la medicina.

"Lo que a todos nos debe quedar claro es que somos formadores de nuevas generaciones de profesionales de la salud y nuestra contribución puede ser que fomentemos el buen trato entre pares, que evitemos el clasismo hacia diversas especialidades o áreas de la medicina, porque tenemos que trabajar en equipo, en donde nadie es superior a nadie y solo así lograremos un impacto positivo, pero lo primordial es ser empático y respetuoso con los demás, si no empezamos por ahí, estos comentarios clasistas y estos estereotipos nunca se van a erradicar".

La enfermera Farías hizo un llamado a los profesionales de la salud para que cada quien desde su trinchera sea motor de cambio y promueva la eliminación de estereotipos, agregó que el objetivo de cualquier trabajador de la salud es que los pacientes reciban una atención de calidad y humana, pero para lograrlo es necesario hacer equipo.

"No podemos esperar que se cree una fórmula mágica para eliminar los estereotipos, no podemos hacerlo si vemos un video en el que se ridiculiza a un compañero y lo hacemos viral, no podemos marcar una ruta de cambio si no dejamos de discriminar por la especialidad que cada uno de nosotros eligió como profesión, debemos valorarnos como seres humanos y como profesionistas y ser conscientes de que nuestro fin es el bienestar de los pacientes y para lograr este objetivo se debe trabajar en equipo", concluyó.

La Enf. Martha Farías, la Dra. Jara y la Dra. López han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....