COMENTARIO

Impacto de la pandemia de COVID-19 en los servicios de endoscopia

Dra. Ylse Gutiérrez Grobe

Conflictos de interés

9 de febrero de 2022

Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la COVID-19 en el Centro de información sobre el coronavirus (SARS-CoV-2).

Como es ampliamente conocido, la pandemia de COVID-19 iniciada en 2019 impactó de una forma muy importante los sistemas de salud y la atención médica dirigida a patologías no COVID-19, como ha sido reportado en otros servicios adjuntos al servicio de gastroenterología, como las clínicas de trasplante hepático o los procedimientos quirúrgicos electivos o no esenciales.

Durante las mayores olas de contagios de SARS-COV-2, entre los servicios con gran número de procedimientos electivos más afectados se encuentran las unidades de endoscopia, donde al inicio de la pandemia se restringía (y se recomendaba por los organismos más importantes de endoscopia mundiales) la realización de procedimientos no urgentes, llevando a una caída drástica de la productividad de los servicios de endoscopia de todo el mundo.

Sin embargo, con la llegada de pruebas más rápidas que pueden ser realizadas de rutina preprocedimiento y la obligatoriedad del uso de equipo de protección personal en las salas de endoscopia, la actividad ha comenzado a reestablecerse poco a poco.

Recientemente se publicaron en línea los resultados de una encuesta internacional enfocada a conocer el comportamiento de las clínicas de endoscopia durante la pandemia, en el sentido de conocer los cambios numéricos de procedimientos prepandemia y durante la pandemia, las medidas de prevención establecidas por cada región o sitio encuestado, así como el impacto en el número de procedimientos realizado por los residentes en los centros encuestados que se dedican a la formación de endoscopistas.

La encuesta fue realizada por la World Endoscopy Organization (WEO) entre el 15 de octubre y el 15 de diciembre de 2020 e incluyó 121 unidades de endoscopia con 3.618 personas, entre endoscopistas (36%), enfermeras (47%) y técnicos (17%) de 35 países en todos los continentes.

En cuanto a medidas de prevención, 43% de las unidades encuestadas reportó realizar una prueba previa al procedimiento, 43% no realizó pruebas y 14% lo hizo de forma ocasional; 90% de las instituciones realizó pruebas de reacción en cadena de la polimerasa. En promedio se realizaron 1.393 pruebas por institución, de estas, 1,3% resultó positiva para COVID-19.

En cuanto a protección al personal, únicamente 19% de las unidades encuestadas realizaba pruebas a todo el personal, mientras que 55% realizaba pruebas en personal con síntomas; 10% del personal de las unidades encuestadas resultó positivo para COVID-19.

Respecto al número de procedimientos, un año previo a la pandemia se reportaron en total 1’029.000 de procedimientos en todas las clínicas; la encuesta reportó una reducción promedio de 58% de los procedimientos al inicio de la pandemia y al momento de la encuesta 54%, marcando un reinicio lento. El lugar con mayor porcentaje de reducción de procedimientos fue África, con una reducción de 72%.

En cuanto a los centros de entrenamiento de endoscopia, se encuestaron 73 unidades, que reportaron una reducción del número de procedimientos de 64% al inicio de la pandemia y de 54% al momento de la encuesta. Nuevamente África fue el continente con mayor reducción de procedimientos (90%) para los residentes.

En cuanto a las medidas de protección, 71% de las unidades reportó uso de mascarillas N95 en todos los procedimientos, 9% solo en endoscopias y 12% si los pacientes tenían resultados positivos.

Aunque la actividad no se ha reiniciado con normalidad, la adquisición con el tiempo de mayor conocimiento acerca de la infección, la mayor disponibilidad de pruebas y de equipo de protección personal han permitido un reinicio paulatino de la actividad de las unidades de endoscopia, lo que resulta muy relevante no solo para continuar los programas habituales de tratamiento, seguimiento y tamizaje, sino en términos de educación para los endoscopistas en formación, el reinicio de una actividad seminormal en las unidades que les permita adquirir la curva de aprendizaje de los principales procedimientos en endoscopia.

Por otro lado, el reporte hace hincapié en la importancia del uso adecuado de equipo de protección personal, ya que los números de personal infectado y con complicaciones se redujo drásticamente a comparación del inicio de la pandemia, donde se reportaba hasta 13% de pruebas positivas en el personal de las unidades de endoscopia.

Punto clínico

Es necesario conocer el impacto de la pandemia en los diferentes servicios de los hospitales, particularmente en aquellos con procedimientos electivos que tuvieron que ser cancelados o que eran de un alto riesgo de transmisión, con el fin de establecer pautas de intervención preendoscópicas, transendosópicas y posendoscópicas, que permitan hacer procedimientos con seguridad para el personal y los pacientes y continuar con la productividad de los servicios con el fin de brindar la mejor calidad posible y el menor retraso en la realización de procedimientos electivos importantes, incluyendo programas de tamizaje de cáncer.

Siga a la Dra. Ylse Gutiérrez Grobe de Medscape en español en Twitter @draylsegastro.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Recomendaciones de la editora

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....