Ansiedad en hombres asociada a factores de riesgo de enfermedad cardiovascular y diabetes

Marlene Busko

Conflictos de interés

8 de febrero de 2022

Entre los hombres sanos de mediana edad, los que tenían niveles más altos de ansiedad tenían más probabilidades de desarrollar niveles altos de múltiples biomarcadores de riesgo cardiometabólico durante un seguimiento de 40 años en un nuevo estudio.[1]

"En la edad adulta media los niveles más altos de ansiedad se asociaron con diferencias estables" en los biomarcadores de riesgo de enfermedad arterial coronaria, ictus y diabetes de tipo 2, que "se mantuvieron en edades más avanzadas", escribieron los investigadores.

Las personas ansiosas "pueden experimentar deterioros en la salud cardiometabólica más temprano en la vida y permanecer en una trayectoria estable de mayor riesgo en edades más avanzadas", concluyeron.

El estudio, dirigido por la Dra. Lewina Lee, Ph. D., se publicó en versión electrónica el 24 de enero en Journal of the American Heart Association.

"Los hombres que tenían niveles más altos de ansiedad al comienzo del estudio tenían un riesgo biológico consistentemente más alto de enfermedad cardiometabólica que los hombres menos ansiosos desde la mediana edad hasta la vejez", comentó a Medscape Noticias Médicas la Dra. Lee, profesora asistente de psiquiatría de Boston University School of Medicine, en Boston, Estados Unidos.

Es posible que los médicos no evalúen la enfermedad cardiaca y la diabetes y/o que solo discutan las modificaciones del estilo de vida cuando los pacientes sean mayores o tengan los primeros signos de la enfermedad, agregó.

Sin embargo, los hallazgos del estudio "sugieren que las preocupaciones y la ansiedad están asociadas con procesos fisiopatológicos preclínicos que tienden a culminar en enfermedades cardiometabólicas y muestran la importancia de detectar problemas de salud mental, como preocupaciones y ansiedad en los hombres, tan pronto como a los 30 y 40 años", enfatizó.

Dado que la mayoría de los hombres era de raza blanca (97%) y veteranos (94%), "sería importante para futuros estudios evaluar si estas asociaciones existen entre mujeres, personas de diversos grupos raciales y étnicos y en muestras con mayor variedad socioeconómica y considerar cómo la ansiedad podría relacionarse con el desarrollo del riesgo cardiometabólico en individuos mucho más jóvenes que los de nuestro estudio", señaló la Dra. Lee en un comunicado de prensa de la American Heart Association (AHA).

"Este estudio se suma al creciente cuerpo de investigación que relaciona la salud psicológica con el riesgo cardiovascular", indicó a Medscape Noticias Médicas el Dr. Glenn N. Levine, que no participó en esta investigación.

"Sabemos que factores como la depresión y el estrés pueden aumentar el riesgo cardiaco; este estudio respalda aún más que la ansiedad también puede hacerlo", añadió el Dr. Levine, jefe de cardiología de Michael E. DeBakey VA Medical Center, en Houston, Estados Unidos.

"Todos experimentan algo de ansiedad en su vida. Sin embargo, si un proveedor siente que la ansiedad de un paciente está mucho más allá de lo 'normal' que todos tenemos de vez en cuando y parece tener un impacto adverso tanto en su salud psicológica como física, sería razonable sugerirle que podría ser útil hablar con un profesional de la salud mental y si el paciente es receptivo, hacer una consulta o derivación formal", destacó el Dr. Levine, líder del grupo que escribió la Declaración Científica de la American Heart Asociation sobre la conexión entre la mente, el corazón y el cuerpo.

Neuroticismo y preocupación

Varios estudios han asociado la ansiedad con un mayor riesgo de aparición de enfermedades cardiometabólicas, escribieron la Dra. Lee y sus colaboradores, pero no está claro si las personas ansiosas tienen un riesgo de empeoramiento constante a medida que envejecen o si tienen un mayor riesgo en la mediana edad, que permanece igual en la edad avanzada.

Para investigar esto analizaron datos de 1.561 hombres que fueron atendidos en la clínica ambulatoria VA Boston Clinic, en Boston, Estados Unidos, y no tenían enfermedad arterial coronaria, diabetes de tipo 2, ictus o cáncer cuando se inscribieron en el Normative Aging Study.

Los hombres tenían una media de 53 años de edad (rango: 33 a 84) en 1975 y tuvieron seguimiento hasta 2015 o hasta el abandono del estudio o el fallecimiento.

Al inicio del estudio los participantes completaron el Eysenck Personality Inventory, que evalúa el neuroticismo y también respondieron a una escala que indica qué tanto se preocupan por 20 problemas (excluyendo la salud).

"El neuroticismo es una tendencia a percibir las experiencias como amenazantes, sentir que los desafíos son incontrolables y experimentar emociones negativas frecuentes y desproporcionadamente intensas, como miedo, ansiedad, tristeza e ira, en muchas situaciones", señalaron los investigadores.

"La preocupación se refiere a los intentos de resolver un problema en el que el resultado futuro es incierto y potencialmente positivo o negativo", anotó la Dra. Lee. Aunque la preocupación puede ser saludable y dar lugar a soluciones constructivas, "puede no ser saludable, especialmente cuando se vuelve incontrolable e interfiere con el funcionamiento diario".

Cabe destacar que en 1980 la American Psychiatric Association (APA) eliminó el término neurosis de su manual de diagnóstico. Lo que antes se llamaba neurosis se incluye como parte del trastorno de ansiedad generalizada, que también abarca la preocupación excesiva.

Riesgo cardiometabólico desde la mediana edad hasta la vejez

Los hombres en el estudio actual se realizaban exámenes físicos cada 3 a 5 años.

Los investigadores calcularon la puntuación de riesgo cardiometabólico (de 0 a 7) de los hombres, asignando 1 punto a cada uno de los siguientes: presión arterial sistólica > 130 mm Hg; presión arterial diastólica > 85 mm Hg; colesterol total ≥ 240 mg/dl; triglicéridos ≥ 150 mg/dl; índice de masa corporal ≥ 30 kg/m2; glucosa ≥ 100 mg/dl y velocidad de sedimentación globular (un marcador de inflamación) ≥ 14 mm/hora.

Alternativamente, a cada paciente se le asignó un punto por tomar fármacos que pudieran afectar estos marcadores (excepto el índice de masa corporal).

En general, en promedio, al inicio del estudio los hombres tenían una puntuación de riesgo cardiometabólico de 2,9. De los 33 a los 65 años este puntaje aumentó a 3,8 y luego no aumentó tanto.

Es decir, la puntuación de riesgo cardiometabólico aumentó en 0,8 por década hasta los 65 años, seguida de un aumento más lento de 0,5 por década.

En todas las edades los hombres con niveles más altos de neuroticismo o preocupación tenían una puntuación de riesgo cardiometabólico más alta.

Cada desviación estándar adicional de neuroticismo se asoció con un aumento de 13% en el riesgo de tener seis o más de estos siete marcadores de riesgo cardiometabólico durante el seguimiento, después de ajustar por edad, demografía y antecedentes familiares de enfermedad arterial coronaria, pero la relación se atenuó después de ajustar también por comportamientos de salud (p. ej., tabaquismo, consumo de alcohol, actividad física y visita al médico en el último año antes del inicio del estudio).

De manera similar, cada desviación estándar adicional de preocupación se asoció con un aumento de 10% en el riesgo de tener seis o más de estos siete marcadores de riesgo cardiometabólico durante el seguimiento después de los mismos ajustes y la diferencia ya no fue significativa después de los mismos ajustes adicionales.

La investigación fue apoyada por becas de National Institutes of Health y un Premio Científico de Office of Research and Development, US Department of Veterans Affairs. El estudio Normative Aging Study es un componente de investigación del Massachusetts Veterans Epidemiology Research and Information Center y cuenta con el apoyo de VA Cooperative Studies Program/Epidemiological Research Centers. Los autores del estudio y el Dr. Levine han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....