Los trasplantes de pulmón pueden ayudar a algunos sobrevivientes de casos críticos de COVID-19

Equipo de Reuters

Conflictos de interés

8 de febrero de 2022

Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la COVID-19 en el Centro de información sobre el coronavirus (SARS-CoV-2).

Las personas que necesitan un trasplante de pulmón como consecuencia de la COVID-19 se recuperan tan bien como las que reciben pulmones donados por otros motivos, señalan los primeros datos de un estudio.[1]

Los investigadores indicaron que los resultados tranquilizan porque los malos resultados podrían descartar la elegibilidad de estos pacientes para un trasplante, aunque sus pulmones estuvieran completamente destruidos, dada la escasez de órganos disponibles.

Desde agosto de 2020 hasta septiembre de 2021 se realizaron 3.039 trasplantes de pulmón en Estados Unidos, 7% de los cuales se hizo en sobrevivientes de COVID-19 cuyos pulmones habían quedado irremediablemente dañados por el virus, informaron los investigadores en New England Journal of Medicine. En total, 197 sobrevivientes de COVID-19 recibieron dos pulmones y 17 solo uno. Algunos pacientes también necesitaron trasplantes de corazón o riñón. La tasa de sobrevida a los tres meses del trasplante fue de 95,6%, lo que "se acercó a la de los pacientes que se sometieron a un trasplante de pulmón por motivos distintos a la COVID-19", señalaron los investigadores.

No está claro cómo evolucionarán estos pacientes a largo plazo, pero parece que "el trasplante de pulmón puede ser un tratamiento aceptable para pacientes seleccionados con insuficiencia respiratoria irreversible debida a COVID-19", concluyeron.

Traducido y adaptado por el equipo de Medscape en español.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....