España surfea el tsunami de ómicron redoblando las vacunaciones y el personal sanitario

Dr. Javier Cotelo

29 de diciembre de 2021

Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la COVID-19 en el Centro de información sobre el coronavirus (SARS-CoV-2).

MADRID, ESP. La variante ómicron (B.1.1.529) ha ocasionado una explosión de contagios no solo en España sino en muchos países del mundo, para convertirse en tiempo récord en la variante predominante. Aunque tarde, las administraciones están afrontando la situación facilitando la contratación de profesionales y agilizando las vacunaciones infantiles y de refuerzo, de cara a la temida sexta ola.

Para centrar la gigante sexta ola en España con un vertiginoso ascenso de casos en las últimas semanas, recurrimos a algunas cifras e indicadores que publica el ministerio de Sanidad todos los días laborables, y que hablan por sí mismas. Comparamos varios datos de la segunda quincena del mes de diciembre, concretamente cifras del día 16 con los de la última actualización a 28 de diciembre:[1]

  • La incidencia acumulada en los últimos 14 días fue de 472,9 y es hoy marcando un nuevo record desde el inicio de la pandemia de 1.360,62.

  • La tasa de ocupación hospitalaria por 100.000 habitantes era del 14,08 y es hoy del 20,76.

  • El porcentaje de camas ocupadas por pacientes con la COVID-19 era del 5,35% y hoy es del 8,06%.

  • La tasa de ocupación de por 100.000 habitantes era del 2,72 y ahora es del 3,66.

  • El porcentaje de camas en Unidades de Cuidados Intensivos ocupadas por pacientes con COVID-19 era del 13,92% y ahora es del 18,71%.

  • El número de ingresos en las últimas 24 horas por la COVID-19 era de 847 y ahora es de 1.491.

  • Además en el último día se han producido casi 100.000 casos y 114 fallecidos.

Todo son datos de media nacional con grandes diferencias entre la Comunidades Autónomas.

Temor por el colapso de la Sanidad

El día 17 de diciembre la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) emitió un comunicado urgente, ante el preocupante aumento de casos de COVID-19 que se estaba produciendo en las últimas semanas en España y tras el anuncio realizado el día anterior por el European Center for Disease Prevention and Control advirtiendo de la necesidad de dar una respuesta ante la nueva variante ómicron.[2]

La SEPAR expuso que en las últimas semanas han aumentando los diagnósticos de nuevos casos en los centros de salud y en hospitales, lo que puede llevar a corto o medio plazo a un nuevo colapso de la sanidad durante una sexta ola de COVID-19. También confirma que el aumento de ingresos hospitalarios y en unidades de críticos o semicríticos es mayor que el observado en las olas previas. Y, por último, el porcentaje de personas vacunadas con pauta completa, a expensas de recibir la tercera dosis de refuerzo, que ingresan en unidades de críticos o semicríticos está creciendo, sobre todo, en edades avanzadas y con factores de riesgo.

Pasaporte COVID-19 y agilizar la vacunación

La SEPAR insta a las distintas administraciones sanitarias central y autonómicas a tomar medidas suficientes y eficaces para controlar la transmisión de la infección del SARS-CoV-2, y entre ellas, implementar el pasaporte COVID-19 para acceder a espacios de restauración y ocio ya sean cerrados o al aire libre. 

También solicitan agilizar la vacunación a nivel nacional en población infantil y reevaluar la necesidad de una tercera dosis de la vacuna contra la COVID-19 en la población general por franjas de edad, dando preferencia a pacientes que presenten factores de riesgo de mala evolución.

Añáden también, que quieren advertir a la población que es de suma importancia cumplir estrictamente las medidas de prevención ya de sobra conocidas, cumplir los periodos de cuarentena indicados en caso de contraer la COVID-19 o de estar en contacto estrecho con un caso positivo. Que actúen con máxima prudencia y precaución en estas fechas venideras de celebración en las que podemos prever encuentros familiares y de amistad más numerosos, derivadas de las fiestas a celebrar.

Ómicron ya es la variante predominante

Dos días después el Colegio de Médicos de Madrid publicó un escrito que relataba su preocupación y hacía un llamamiento urgente a las autoridades en una línea similar a la publicación de la SEPAR.[3]

"Ante la nueva situación epidemiológica tanto a nivel estatal como en nuestra comunidad de la pandemia causada por la COVID-19, en relación en más del 60% de los casos por la variante ómicron, que está demostrando ser de una muy altísima trasmisión comunitaria, desde la Mesa de Atención Primaria del Colegio de Médicos de Madrid", quisieron trasmitir su  profunda preocupación ante esta grave situación y hacer un llamamiento urgente a las autoridades responsables de la Comunidad Autónoma de Madrid para que se valoren y pongan en marcha otras medidas que han demostrado su alta efectividad ante estas situaciones epidémicas con tan altísima trasmisión comunitaria.

Reorganizar la atención y concienciar

Las medidas propuestas por el Colegio de Médicos de Madrid serían:

  • Reorganizar urgentemente la manera de prestar atención a la población, priorizando de forma selectiva toda la atención urgente o no demorable, dada la saturación y falta de recursos humanos. 

  • Campañas de concienciación permanentes estimulando y exigiendo las actitudes personales que favorecen la lucha contra la infección.

  • Establecer restricciones a la concentración de personas, especialmente en recintos cerrados, hostelería, transportes públicos, eventos sociales etc. 

  • Además de adelantar las vacaciones escolares, para evitar la diseminación de la nueva cepa en población infantil no vacunada.

Alta transmisión entre inmunizados

Al día siguiente, 20 de diciembre, la Junta Directiva de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) emitió un comunicado en el que se sumaba a la consideración de altamente preocupante a la situación epidemiológica actual.[4] Debido a los siguientes factores:

  • La elevada transmisión del virus, con todos los indicadores en alza de forma sostenida durante las últimas cuatro semanas.

  • La pérdida parcial de la inmunidad conferida por las vacunas a partir de los cinco meses de inoculación de la segunda dosis.

  • La lentitud en la administración de la tercera dosis de la vacuna.

  • La irrupción de la nueva variante ómicron, con mutaciones que la hacen altamente transmisible en sujetos inmunizados.

Se triplican los ingresos en Unidades de Cuidados Intensivos

La situación específica de las Unidades de Cuidados Intensivos puede resumirse en el hecho de que el número de pacientes ingresados se ha triplicado durante las últimas 4 semanas, con una cifra actual que supera los 1.300 pacientes ingresados en todo el país. Los índices de ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos por pacientes con COVID-19 ya superan el 20% en 5 comunidades autónomas. El 80% de estos pacientes precisarán ventilación mecánica invasiva con una estancia media de 3 semanas. Algunas Unidades ya se han expandido para poder seguir atendiendo a los pacientes con patologías diferentes a COVID-19.

Por tanto, y con el fin de evitar la saturación del sistema sanitario, la SEMICYUC solicitó a las administraciones sanitarias que consideren seriamente la intensificación de las medidas habituales para reducir la transmisión de ambas variantes, delta y ómicron, entre las que se encuentran: acelerar la revacunación de los adultos con la tercera dosis de recuerdo, especialmente en los más vulnerables y mayor limitación de aforos y de reuniones numerosas en espacios públicos.

La población se autodiagnostica

El 21 diciembre, la Comunidad de Madrid, una de las más afectadas por la pandemia realizó un importante cambio de estrategia, debido en parte, a la sobresaturación del sistema y a las malas perspectivas a corto plazo, que consistió en admitir el resultado positivo de los test de antígenos realizados por los propios ciudadanos como caso de infección.[5] Los ciudadanos deben registrarse vía teléfonica para ser informador sobre las medidas que debe adoptar, como: autoaislamiento durante 10 días, evitar recibir visitas y extremar las medidas de prevención habituales y autocontrol de síntomas y temperatura por si se convierte en urgencia y contactar con el 112.

No cuarentenar a contactos estrechos vacunados

En cuanto a los contactos estrechos de las personas que obtienen resultado positivo con los test de autodiagnóstico, si están vacunados con pauta completa, además de extremar las medidas de prevención, deben reducir las salidas a las esenciales, y si es factible se debe teletrabajar durante los 7 a 10 días posteriores tras la exposición.

Si los contactos estrechos no están vacunados, o lo están de forma incompleta, deben contactar con su centro sanitario donde les indicarán la necesidad de mantener cuarentena y la realización de una prueba diagnóstica de infección aguda.

Ese mismo día, la Comisión de Salud Pública a nivel estatal refrendó y aprobó también eliminar las cuarentenas de los contactos estrechos de los positivos con la variante ómicron si las personas están completamente vacunadas.

Mascarilla en exteriores y más personal sanitario

La ministra de Sanidad Carolina Darias informó el día 23, de la aprobación por parte del Consejo de Ministros, de un Real Decreto Ley que modifica el artículo 6 de la ley 2/21 y recupera la obligatoriedad del uso de la mascarilla en espacios exteriores, en personas mayores de 6 años, en espacios al aire libre de uso público o que se encuentre abierto al público, para contribuir a la reducción de la transmisión comunitaria del virus, dada la capacidad de las mascarillas para bloquear la emisión y recepción de aerosoles.[]Darias, subrayó que se trata de una medida de carácter temporal, que estará vigente durante el tiempo imprescindible hasta que mejore la situación epidemiológica actual.

Garantizar profesionales durante 2022

A su vez, Darias explicó que este Real Decreto Ley también desarrolla dos medidas extraordinarias y transitorias, por un plazo de 12 meses, hasta el 31 de diciembre de 2022, para garantizar las necesidades adicionales de profesionales sanitarios.

Por un lado, se habilita a los centros sanitarios públicos y privados a la contratación de profesionales de la medicina y de la enfermería para la realización de actividades asistenciales relacionadas con la COVID-19, manteniendo las prestaciones de jubilación, a la vez que se garantizan los derechos de las personas jubiladas. Así como la contratación, de forma excepcional y transitoria, por las comunidades autónomas, de profesionales sanitarios con título de especialista obtenido en los estados no miembros de la Unión Europea.

Redoblan esfuerzos de vacunación para 2022

Por otro lado, escuchando las reclamaciones de diversas sociedades científicas y colegios profesionales, y por el surgimiento de la nueva variante, en cuanto a la vacunación, la ministra recalcó que los objetivos en este sentido, son alcanzar el 80% de la población mayor de 60 años vacunada con la tercera dosis, antes de que finalice el año 2021; el 80% de la población de entre 50 a 59 años vacunada con dosis de refuerzo en la semana del 24 de enero; y el 80% de la población de entre 40 a 49 años vacunada con dosis de refuerzo en la primera semana de marzo.

Además, en cuanto a la vacunación pediátrica, la ministra de Sanidad ha recordado que se ha fijado el 70% de los niños entre 5 y 11 años, con la primera dosis pediátrica en la semana del 7 de febrero y el 70% con la segunda dosis pediátrica en la semana del 18 de abril.

También recordó la ministra, que España cuenta con vacunas suficientes, ya que dispone de una reserva estratégica de casi 8 millones de dosis y contratos para recibir en 2022 más de 90 millones de vacunas.

Una luz en cuanto al fin de la pandemia

Los buenos augurios llegan una vez más de la mano de los científicos, la variante ómicron parece que es menos agresiva que otras, según algunos estudios todavía en fase de preimpresión.

El viceconsejero de la Comunidad de Madrid indicó que las cifras comparativas en la Comunidad respecto a la tercera ola reflejan una disminución de ingresos hospitalarios y en Unidades de Cuidados Intensivos de un 86% y 87% respectivamente, lo que extrapola una menor gravedad de la nueva variante. Hechos que no restan preocupación por la situación y la puesta en tensión de los profesionales y del sistema sanitario.

Así las cosas, algunos expertos empiezan a ver cerca el fin de la pandemia, basándose en los datos de Sudáfrica, donde primero se detectó esta variante, y donde en este momento los positivos empiezan a caer de forma significativa.

El virus tiende a estacionalizarse

El hecho de que la variante ómicron crezca demasiado rápido, podría ser hasta bueno según declaró a Antena 3 el 26 de diciembre, el microbiólogo Raúl Ortiz de Lejarazu, del Centro Nacional de Gripe de Valladolid: "La curva es exponencial al principio hasta que se va agotando realmente el número crítico de contactos que necesita este virus para seguir transmitiéndose con la misma velocidad".

Además, "lo normal es que ese virus como otros virus respiratorios nuevos, se estacionalice. La realidad es que no hay ningún virus respiratorio que produzca inmunidad de por vida, y por eso es fundamental seguir vacunándose", apostilló el experto.

Hoy, 29 de diciembre, se reunió el Consejo Interterritorial, para entre otras cosas plantear la reducción del periodo de aislamiento en los casos positivos asintomáticos o poco sintomáticos, como ya han hecho otros países como Estados Unidos y Grecia que lo han establecido en solo 5 días, y Reino Unido en 7 días.

Siga al Dr. Javier Cotelo de Medscape en español en Twitter @Drjavico.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....