La cirugía bariátrica puede conducir a la remisión de la diabetes y reducir el riesgo de cáncer

Marlene Busko

Conflictos de interés

22 de diciembre de 2021

Los pacientes con obesidad y diabetes de tipo 2 que se sometieron a cirugía bariátrica y tuvieron una remisión de diabetes duradera durante 10 años tuvieron un riesgo 60% menor de cáncer incidente que los quienes recibieron atención habitual para la obesidad.[1]

Y las mujeres que se sometieron a cirugía bariátrica tuvieron 42% menos riesgo de tener cáncer durante una mediana de seguimiento de 21 años, en comparación con las que recibieron la atención habitual para la obesidad.

Estos hallazgos de 701 pacientes que tenían diabetes de tipo 2 en el estudio Swedish Obese Subjects (SOS) se publicaron en Diabetes Care.

Los resultados ilustran la "conexión entre el control de la glucosa y la prevención del cáncer y sugieren que entre los pacientes con diabetes de tipo 2, muchos casos de cáncer se pueden prevenir", declaró la autora, Kajsa Sjöholm, Ph. D., profesora asociada de medicina molecular en Sahlgrenska Academy, University of Gothenburg, en Gothenburg, Suecia.

"La epidemia mundial de obesidad y diabetes conduce a un mayor riesgo de cáncer, así como a un mayor riesgo de muerte prematura", agregó la autora principal, Magdalena Taube, Ph. D., profesora asociada de medicina molecular en la misma academia.

"Se ha estimado que durante los próximos 10 a 15 años, la obesidad puede causar más casos de cáncer que el tabaquismo en varios países. Por tanto, se necesitan estrategias para prevenir este desarrollo y nuestros resultados pueden proporcionar una guía vital para la prevención del cáncer en pacientes con obesidad y diabetes de tipo 2", destacó.

La remisión duradera de la diabetes parece ser clave

Dos tercios de los pacientes en el grupo de cirugía bariátrica tenían gastroplastia vertical con banda (65%) y el resto tenía banda gástrica ajustable o no ajustable (18%) o bypass gástrico (17%).

Cada tipo de cirugía bariátrica se asoció con mayores tasas de remisión de la diabetes, en comparación con la atención habitual, en un estudio anterior de estos investigadores, comentó Taube a Medscape Noticias Médicas.[2]

Añadió: "En nuestro estudio actual observamos una tendencia no significativa, en la que los pacientes con obesidad y diabetes de tipo 2 en el tercil de pérdida de peso más alto (pérdida de peso promedio: -44,8 kg) tenían un riesgo algo menor de cáncer, en comparación con los terciles más bajos (pérdida de peso media: -14,9 kg)".

Esto podría sugerir que con respecto al riesgo de cáncer, las técnicas de cirugía que resulten en una mayor pérdida de peso (p. ej., bypass gástrico en Y de Roux y manga gástrica) deberían recomendarse en pacientes con obesidad y diabetes.

"Sin embargo, también debe tenerse en cuenta que la remisión de la diabetes a largo plazo parece imperativa para la reducción del riesgo de cáncer y en un metanálisis de McTigue y sus colaboradores publicado en JAMA Surgery en 2020 se demostró que los pacientes que tenían bypass gástrico en Y de Roux tuvieron una mayor pérdida de peso, una tasa de remisión de la diabetes de tipo 2 ligeramente más alta, menos recaídas de la diabetes de tipo 2 y un mejor control glucémico a largo plazo, en comparación con los que se sometieron a una manga gástrica".[3]

"La reducción del cáncer observada en mujeres con obesidad y diabetes de tipo 2 está en línea con hallazgos anteriores que muestran que la reducción del riesgo de cáncer después de la cirugía bariátrica en pacientes con obesidad es más marcada entre las mujeres que entre los hombres", anotó Taube. Esto puede deberse a que las tasas de cáncer son más altas en las mujeres con diabetes que en los hombres con diabetes y los tipos de cáncer más asociados con la obesidad son específicos de las mujeres, sugirió.

Los principales cánceres en mujeres fueron el cáncer de mama, seguido del cáncer de endometrio y cáncer colorrectal. En los hombres, los principales tipos de cáncer fueron cáncer colorrectal, cáncer de próstata y cáncer urotelial/cáncer de piel maligno.

Diseño y hallazgos del estudio

Está bien establecido que la obesidad es un factor de riesgo para 13 tipos de cáncer, y algunos de estos cánceres (hígado, páncreas, endometrio, colon y recto, mama y vejiga) pueden estar relacionados con la diabetes de tipo 2. Además se ha demostrado que la cirugía bariátrica reduce el riesgo de cáncer en pacientes con obesidad.

Sin embargo, no está claro cómo la cirugía bariátrica puede afectar el riesgo de cáncer en pacientes con obesidad y diabetes de tipo 2.

Para estudiar esto, los investigadores examinaron datos de 393 pacientes que se sometieron a cirugía bariátrica y 308 pacientes que recibieron el tratamiento habitual para la obesidad, que formaron parte del estudio SOS.

El estudio SOS reclutó a hombres con un índice de masa corporal (IMC) ≥ 34 kg/m2 y mujeres con un índice de masa corporal ≥ 38 kg/m2 que tenían entre 37 y 60 años, entre 1987 y 2001.

El desenlace del estudio actual (incidencia de cáncer en pacientes con obesidad y diabetes de tipo 2) no fue un desenlace preespecificado.

Los grupos de intervención se parearon de acuerdo con 18 variables, incluidos edad, sexo, insulina sérica, alcohol, educación y tabaquismo.

Al inicio del estudio los pacientes tenían una edad promedio de aproximadamente 49 años y 60% lo integraban mujeres. Tenían un índice de masa corporal medio de aproximadamente 42 kg/m2 y una hemoglobina glucosilada media de 7,8%.

En promedio, los pacientes del grupo de cirugía habían perdido 27,5 kg y 22,7 kg y los pacientes del grupo de atención habitual habían perdido 3,2 kg y 4,8 kg, a los 2 y 10 años, respectivamente.

Durante una mediana de seguimiento de 21 años hubo 74 cánceres incidentes en el grupo control y 68 cánceres en el grupo de cirugía bariátrica.

El riesgo de cáncer durante el seguimiento fue 37% menor en el grupo de cirugía que en el grupo de atención habitual, después del ajuste multivariable (hazard ratio ajustado [HRa]: 0,63; intervalo de confianza de 95% [IC 95%]: 0,44 a 0,89; p = 0,008).

Un análisis más profundo mostró que hubo 86 cánceres incidentes en mujeres y 56 cánceres en hombres. El riesgo de cáncer fue significativamente menor en las mujeres que se sometieron a cirugía bariátrica, en comparación con las que recibieron la atención habitual (HRa: 0,58; IC 95%: 0,38 a 0,90; p = 0,016). Sin embargo, el riesgo de cáncer no fue significativamente menor en los hombres que se sometieron a cirugía bariátrica, en comparación con los que recibieron la atención habitual (HRa: 0,79; IC 95%: 0,46 a 1,38; p = 0,413).

La remisión de la diabetes a los 10 años se asoció con una reducción de 60% en la incidencia de cáncer (HRa: 0,40; IC 95%: 0,22 a 0,74, p = 0,003).

El estudio fue financiado por el estado sueco (en virtud de un acuerdo entre el gobierno sueco y los consejos del condado), el Consejo de Investigación Sueco, Novo Nordisk Foundation, Swedish Heart-Lung Foundation y Swedish Diabetes Foundation. Un autor declaró haber recibido honorarios por consultoría de Johnson & Johnson. Los otros declararon no tener conflictos de interés económico pertinentes.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....