Mini-examen clínico: Optimización del tratamiento en insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida

Dr. Reinaldo Hamamoto

Conflictos de interés

11 de febrero de 2022

Según la Primera declaración Mexicana en materia de Insuficiencia Cardiaca, la tríada de un inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina y neprisilina, un beta-bloqueante y un antagonista de los receptores de mineralocorticoides se recomienda como tratamiento fundamental para los pacientes con insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida, a menos que los fármacos estén contraindicados o no se toleren.[2,3] Como se señaló anteriormente, el inhibidor de la neprilisina y del receptor de angiotensina es el inhibidor de la renina-angiotensina preferido cuando no hay hipotensión, inestabilidad electrolítica/renal, o angioedema previo con un inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina o un antagonista de los receptores de angiotensina en pacientes ambulatorios con insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida.[1,2,3]

Los datos procedentes de varios ensayos clínicos (SOLVD, CONSENSUS,SAVE) mostraron la reducción de la mortalidad y las hospitalizaciones por insuficiencia cardiaca tras el uso de inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina, como enalapril y captopril, en el tratamiento de los pacientes con insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida. Actualmente, todas las guías de práctica clínica recomiendan los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina como tratamiento inicial de la insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida.[3] Los inhibidores de la neprilisina no deben combinarse con un inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina debido a un mayor riesgo de angioedema.[1]

Se recomienda un antagonista de los receptores de angiotensina para reducir el riesgo de hospitalización por insuficiencia cardiaca y deceso por causas cardiovasculares en pacientes sintomáticos que no toleran un inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina o un inhibidor de la neprilisina y del receptor de angiotensina (los pacientes deben recibir también un beta-bloqueante y un antagonista de los receptores de mineralocorticoide). Sin embargo, ningún antagonista de los receptores de angiotensina ha reducido la mortalidad por cualquier causa en ningún ensayo.[2] Los antagonistas de los receptores de la angiotensina II deben considerarse como fármacos de segunda elección y su uso debe considerarse solo en pacientes con impedimentos para el uso de inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina.[3]

Los inhibidores del cotransportador de sodio y glucosa de tipo 2 no sustituyen a los antagonistas del sistema renina-angiotensina-aldosterona, a los inhibidores de la neprilisina y del receptor de angiotensina ni a los beta-bloqueantes en la insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida, por lo que solo deben considerarse cuando un paciente ya ha recibido farmacoterapia óptima.[1,2,3]

Para más información sobre las dosis basadas en evidencia de los fármacos modificadores de enfermedad en pacientes con insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida, lea aquí.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....