COVID-19: el resumen semanal (24 al 30 de diciembre de 2021)

Matías A. Loewy

31 de diciembre de 2021

Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la COVID-19 en el Centro de información sobre el coronavirus (SARS-CoV-2).

Si se presenta un evento trascendente relacionado con COVID-19 (SARS-CoV-2) en su país, por favor póngase en contacto con nosotros para agregarlo al próximo resumen semanal.

En el fin de año, COVID-19 sigue dominando la escena global

Estados Unidos y China se consideran por lo general superpotencias. Pero desde 2020 el verdadero gobernante de este mundo no es Joe Biden, Xi Jinping o incluso Vladimir Putin, sino una criatura diminuta de menos de 150 nanómetros, el virus SARS-CoV-2, que ha matado a más personas que muchas guerras y que, en virtud de la aparición de la variante ómicron, produjo en las últimas semanas alzas preocupantes o incluso explosivas de contagios en países como Estados Unidos, Canadá, Argentina, Bolivia, Colombia, España, Francia, Reino Unido, Italia, Alemania, Etiopía. Kenia, Australia o Emiratos Árabes Unidos.  

Según el último reporte de situación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 2021 cierra con 278 millones de casos y 5,4 millones de muertes reportados, alrededor del triple de las cifras registradas para el fin del 2020. La circulación simultánea de delta y ómicron está creando un "tsunami" que lleva a los sistemas de salud "al borde del colapso", alertó este miércoles 29 el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, Ph.D. Entre el 22 y 28 de diciembre hubo una media diaria de 900.000 nuevos casos globales, récord absoluto de la pandemia, según un análisis de Reuters

Rápida propagación de ómicron y tres hipótesis sobre su origen

A poco más de un mes de su debut público y su incorporación por la OMS como variante de preocupación (sin pasar por el estadio intermedio de "variante de interés"), a esta altura parece claro que ómicron presenta un conjunto de mutaciones en la proteína de la espícula y en el dominio de interacción con el receptor (RBD) que podrían otorgarle mayor capacidad para ingresar a las células humanas, favoreciendo su rápida propagación global. Por ejemplo, en el Reino Unido, "ómicron está reemplazando a delta de 3 a 4 veces más rápido respecto de cómo delta desplazó a alfa", señaló el Dr. Paul Elliott, Ph.D., epidemiólogo del Imperial College London, en Londres. "Son escalas de tiempo que nunca habíamos visto", coincidió Dirk Brockmann, Ph.D., del grupo de dinámica de enfermedades infecciosas del Robert Koch-Institut, en Berlín, Alemania.

También se sabe que ómicron evade la respuesta inmune (son más probables las reinfecciones), pero aparentemente no al 100%. Y todo indica que no tiene mayor letalidad. "La evidencia sigue siendo la que hemos comentado desde que fue conocida: es una variante claramente más transmisible, pero que produce menos enfermedad grave", declaró el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de México, el Dr. Hugo López-Gatell Ramírez. En cambio, todavía hay tres hipótesis debatibles y sin confirmar del origen de esta variante: circulación no detectada, infección crónica desarrollada en personas con inmunodepresión o zoonosis inversa.

Protección de los refuerzos contra infección por ómicron dura menos tiempo

Las terceras dosis o refuerzos con las vacunas de Pfizer/BioNTech o Moderna en quienes completaron esquemas con Pfizer/BioNTech o AstraZeneca brindan una protección contra la infección sintomática por la variante ómicron del virus SARS-CoV-2 que cae de 60-75% después de dos a cuatro semanas de la aplicación a 35-45% cuando pasaron 10 semanas, una pérdida de la efectividad más acelerada que la verificada con delta. Sin embargo, todavía es probable que sigan previniendo un número significativo de hospitalizaciones y muertes, aunque esos resultados se tendrán en "algunas pocas semanas", según autores de un reporte técnico oficial británico difundido por The New York Times.

En tanto, un nuevo estudio en medRxiv muestra que la dosis de refuerzo de la vacuna de Johnson & Johnson en trabajadores de la salud sudafricanos que habían recibido una sola dosis del mismo producto 6 a 9 meses antes tuvo una efectividad del 85% en la prevención de hospitalizaciones en momentos en que el país era asolado por ómicron. El hallazgo "refuerza que las vacunas contra COVID-19 continúan siendo efectivas para el propósito para el que fueron diseñadas, que es proteger a las personas contra enfermedades graves y muerte", señaló una codirectora de la investigación, la Dra. Linda-Gail Bekker, del Institute of Infectious Disease and Molecular Medicine de University of Cape Town, en Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

CDC acorta los días de aislamiento y otros países siguen esa línea

Los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) de Estados Unidos redujeron el lunes 27 el tiempo recomendado de aislamiento o cuarentena para los pacientes con COVID-19 asintomáticos a 5 días desde la guía anterior de 10 días, aunque también deberán seguir usando mascarilla durante otros 5 días cuando estén cerca de otras personas. "La evidencia ha demostrado que la mayor parte de la transmisión del SARS-CoV-2 sucede, generalmente, 1-2 días antes y 2-3 días después de aparecer los síntomas", justificó el organismo, que también acortó el aislamiento para los contactos estrechos vacunados con esquema completo (o lo eliminó cuando tienen refuerzo).

Otros países, desde España y Reino Unido hasta Australia y Uruguay, ya adoptaron o contemplan medidas similares, en un afán de no imponer mayores presiones para economías ya frágiles y prevenir las parálisis de servicios hospitalarios y públicos por el ausentismo del personal. Argentina anunció este miércoles 29 aislamientos más cortos para casos confirmados y contactos estrechos que hayan completado sus esquemas de inmunización en un lapso no mayor a cinco meses, aunque algunos expertos creen que se requieren evidencias epidemiológicas más sólidas para justificar esa política. "Es importante reconocer que existen riesgos en todo lo que hacemos y que, si tuviéramos que reducir el aislamiento a 5 días, eso tendría que basarse en evidencia muy clara de que no aumentará la tasa de infección", afirmó Matthew Taylor, director ejecutivo de la NHS Confederation, en Londres, Reino Unido.

"Es posible que hayamos puesto demasiadas esperanzas en las vacunas"

Más allá de que protejan contra formas graves de la enfermedad, si la efectividad de las vacunas actuales no se sostiene en el tiempo y la ola de ómicron no crea inmunidad colectiva, se necesitará desarrollar vacunas de próxima generación, afirmó el Dr. Benjamin Davido, infectólogo del Hôpital de Garches, en Francia, y una de las voces expertas más conocidas en ese país.

Sin embargo, cabe también otro escenario: "Es posible que hayamos puesto demasiadas esperanzas en vacunas que funcionaron más allá de las expectativas, en un tiempo récord y con nueva tecnología. Con los diques de vacunación estamos resistiendo muy fuerte, pero al final nos vencerá el tsunami. Todos vamos a contagiarnos unos a otros, obtendremos así nuestro refuerzo de inmunidad contra la enfermedad, solo se hará testeos a los pacientes que lleguen al hospital. Y entonces surgirá la cuestión de vacunar cada año a los ancianos y/o las personas con comorbilidades con una vacuna adecuada, que incluso podría estar combinada con la de influenza. Ya no sería una estrategia de ʹcero COVID-19ʹ, sino de convivir con una enfermedad endémica", anticipó.

Por qué no se vacunan los que no se vacunan

Siete de cada diez españoles que no se inmunizan contra COVID-19 argumentan que lo hacen porque las vacunas se han desarrollado demasiado rápido, no son seguras o están todavía en fase experimental, según los resultados preliminares de la encuesta COSMO-SPAIN de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que coordina el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), en Madrid. El 50% manifestó que las vacunas eran malas para la salud o declaró tener miedo de sus efectos adversos; el 44% adujo que "eran un negocio"; y 41% señaló que no funcionan y otro tanto, que por estar sanos no las necesitan.  

Para el Dr. Amós García Rojas, presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), los datos del relevamiento confirman que "la línea argumental en contra de las vacunas tiene una muy escasa solidez científica y responde a otros parámetros no centrados en la evidencia científica". E instó a los profesionales a convencer a los pacientes reacios con la siguiente reflexión: "Estamos hablando de una enfermedad que ha ocasionado en el mundo más de cinco millones de muertos, que ha causado la crisis sanitaria más terrible y tremenda que ha tenido el mundo en los últimos años, y frente a ese dantesco escenario no hacer uso de las vacunas es caer en la posibilidad de ser uno más de los damnificados".

Manifestaciones neurológicas en 80% de pacientes hospitalizados en México

Casi el 80% de los pacientes hospitalizados por neumonía por COVID-19 en un hospital de México entre el 1 de abril y el 30 de septiembre de 2020 presentaron síntomas neurológicos en la fase aguda de la enfermedad. Y, de ese total, las principales manifestaciones fueron cefalea (64,0%), anosmia (32,2%), ageusia (32,0%), miopatía (28,1%), desorientación (14,9%), encefalopatía (12,2%), neuropatía (5,4%), ictus (1,3%) y convulsiones (1,3%), según un estudio retrospectivo publicado en la revista de acceso abierto Healthcare.

"Aquellos pacientes que venían con mucha dificultad para respirar, que tenían enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), recibían del apoyo de un respirador, tenían una hospitalización prolongada o niveles elevados de fibrinógeno solían tener mayores manifestaciones neurológicas", resumió una de las coautoras, la Dra. Silvia García, jefa de investigación clínica del Centro Médico Nacional "20 de noviembre", en Ciudad de México. 

Test rápidos de antígenos: sus limitaciones no los invalidan

Tal como se sospechaba desde 2020, los resultados de los test rápidos de antígenos pueden dar falsos negativos cuando la carga viral es baja pero, en esos casos, las partículas virales son a menudo incapaces de crecer en medios de cultivo y por lo tanto se deduce que los pacientes también tienen muy pocas probabilidades de transmitir el virus a otros, según un estudio en medRxiv que analizó muestras de hisopados de 181 pacientes con prueba positiva en la reacción en cadena de la polimerasa (PCR). Esto es: a los fines prácticos, un testeo negativo con una prueba rápida es suficiente resguardo de que la persona no es contagiosa, al menos, inmediatamente antes de un evento o contacto con personas más vulnerables.

En tanto, la Food and Drug Administration (FDA) señaló el martes 28 que algunas pruebas rápidas de antígenos podrían ser menos sensibles frente a ómicron, lo que confirma que "si una persona siente algunos síntomas y da negativo en la prueba, eso no significa un pase libre y podría necesitar un nuevo test", comentó en NBC News Gigi Gronvall, Ph.D., investigadora del Johns Hopkins Center for Health Security, en Baltimore, Estados Unidos.

"Cualquier prueba diagnóstica tiene ventajas y desventajas, incluidas las PCR. Las pruebas rápidas son un avance científico que se debe apreciar, son baratas, accesibles y, si se saben usar, una herramienta invaluable en salud pública", tuiteó este jueves 30 la Dra. Dora Corzo, Ph. D., del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias de México. 

La contaminación del aire aumenta el riesgo de enfermedad grave

El riesgo de COVID-19 grave aumenta hasta un 50% si la persona ha estado expuesta a la contaminación crónica del aire, aunque esa exposición no incrementa la incidencia de la infección, según un estudio realizado sobre una cohorte en Cataluña. España.

Para el Dr. Manolis Kogevinas, investigador del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), España, la evidencia científica "vincula la exposición a la contaminación del aire con el ingreso en hospitales por otras infecciones respiratorias virales, como la gripe y la neumonía", así como también podría contribuir con cuadros más graves favoreciendo ciertas condiciones crónicas, como las cardiovasculares o respiratorias, mediante distintos mecanismos que incluyen estrés oxidativo, inflamación y mutaciones genómicas.

Pacientes bipolares: ¿menos vulnerables al impacto mental de la pandemia?

Los pacientes con trastorno bipolar pudieron haber superado mejor que la población general el impacto de la pandemia sobre la salud mental "posiblemente, porque ya estaban crónicamente expuestos al estrés, por lo que fueron capaces de lidiar mejor con los estresores o se volvieron menos vulnerables", consideró el Dr. Michele Fornaro, psiquiatra y profesor de la Università degli Studi di Napoli Federico II, en Nápoles, Italia, y autor principal de una revisión internacional de la literatura sobre el tema.

Aunque el Dr. Fornaro dijo que, por ahora, solo se trata de una hipótesis, hay algunos elementos que apoyan esa percepción. Por ejemplo, las tasas de suicidio, para las que el trastorno bipolar es un factor de riesgo bien establecido, no aumentaron de manera explosiva durante la pandemia como temían médicos y especialistas en salud pública, dijo.

Medicación reumatológica y vacunas: lo que dice la evidencia y lo que hacen los pacientes

Pese a que la vacunación es segura y efectiva en la mayoría de los pacientes con enfermedades autoinmunes, un nuevo estudio presentado en el congreso anual de la Société Française de Rheumatologie, celebrado en París, Francia, confirma que el tratamiento con rituximab reduce el porcentaje de respondedores humorales (29,2% frente a 79,4% y 92,2% de quienes reciben otros medicamentos), aunque no hay cambios en la respuesta de linfocitos T. Un estudio suizo reciente había llegado a una conclusión similar y consideraba que los pacientes aún podrían estar protegidos, como se consignó a comienzos de diciembre en otra edición de este Resumen.

La guía actual del American College of Rheumatology recomienda mantener tratamientos como metotrexato, abatacept y belimumab durante una a dos semanas después de cada dosis de la vacuna, seguir la pauta posológica de hidroxicloroquina y hablar con un reumatólogo sobre el horario óptimo de rituximab. Sin embargo, "muchas de las modificaciones de la medicación en torno a la vacuna contra la COVID-19 son realizadas por el paciente y no bajo la supervisión de un médico", señaló la Dra. Medha Barbhaiya, del Hospital for Special Surgery de Nueva York, Estados Unidos, coautora de un estudio sobre la cuestión en The Lancet Rheumatology.

Sorpresa sudamericana: ya es la región más vacunada del mundo

Después de ser epicentro de algunas situaciones dantescas durante la pandemia, desde cuerpos en las calles hasta asfixiados por falta de oxígeno, en los últimos meses Sudamérica revirtió el panorama y se convirtió en la región del mundo con mayor proporción de la población vacunada: 63,3% con esquema completo, seguida por Europa con 60,7%, según Our World in Data. [En el otro extremo, solo 8,8% de las personas en África están completamente inmunizados.]

Según los expertos, parte del éxito sudamericano puede explicarse por una arraigada "cultura de la vacunación" y una baja proporción de reticentes en comparación con otras regiones. Como contrapartida, muchos países, como Brasil. Chile y Uruguay, basaron fuertemente sus campañas de inmunización en CoronaVac, fabricada por Sinovac Biotech Ltd, de China, una vacuna que sería menos eficaz que otras y que según la OMS requiere un refuerzo.

Siga a Matías A. Loewy de Medscape en español en Twitter @MLoewy.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....