Mini-examen clínico: Manejo de la tromboembolia pulmonar

Reinaldo Hamamoto

Conflictos de interés

21 de junio de 2022

El objetivo de la anticoagulación tras una embolia pulmonar aguda es completar el tratamiento del episodio, prevenir su recidiva a largo plazo y equilibrar el riesgo de hemorragia. Se recomienda el tratamiento anticoagulante durante ≥3 meses para todos los pacientes con tromboembolia pulmonar.[1,4]

La mayoría de las guías centran las recomendaciones en función del riesgo de recidiva de la tromboembolia venosa asociado a un factor de riesgo identificable:[1]

  • Pacientes con un factor de riesgo transitorio o reversible identificable que contribuya al episodio agudo (cirugía mayor o traumatismo).

  • Pacientes en los que el episodio índice podría explicarse en parte por la existencia de un factor de riesgo menor transitorio o reversible.

  • Pacientes sin ningún factor de riesgo identificable.

  • Pacientes con uno o más episodios previos de tromboembolia venosa o con un estado protrombótico persistente importante (síndrome de anticuerpos antifosfolípidos).

  • Pacientes con cáncer activo.

La anticoagulación debe suspenderse después de 3 meses en los pacientes con un primer episodio de tromboembolia pulmonar secundario a un factor de riesgo transitorio/reversible importante.[1,4]

En pacientes con síndrome de anticuerpos antifosfolípidos, se recomienda el uso indefinido de tratamiento anticoagulante oral con un antagonista de la vitamina K. La anticoagulación oral prolongada también debe considerarse para los pacientes con un primer episodio de tromboembolia pulmonar y sin algún factor de riesgo identificable.[1,4] En el caso de los pacientes con tromboembolia pulmonar no provocada, la American Society of Hematology (ASH) desaconseja el uso sistemático de puntuaciones de pronóstico, pruebas de dímero D o ecografía para detectar trombosis venosa residual como orientación sobre la duración de la anticoagulación. Sin embargo, estas herramientas pueden ser valiosas cuando los pacientes están indecisos o el equilibrio entre riesgos y beneficios es incierto.[3]

Para más información sobre la guía de 2020 de la American Society of Hematology, lea aquí.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Contenido relacionado

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....