Organización Mundial de la Salud: 69.000 decesos más por malaria en 2020 debido a las interrupciones por COVID-19

Equipo de Reuters

Conflictos de interés

9 de diciembre de 2021

Las interrupciones en la atención médica vinculadas a la pandemia de COVID-19 contribuyeron a 69.000 más decesos por malaria en 2020 que en el año anterior, pero se evitó el peor escenario posible, declaró la Organización Mundial de la Salud (OMS).[1]

En total, más de 627.000 personas en todo el mundo fallecieron a causa de la malaria el año pasado (la mayoría bebés de las zonas más pobres de África) frente a 558.000 de 2019, declaró la OMS en su informe anual sobre la malaria.

La cifra eclipsa las 224.000 personas que según informes, fallecieron a causa de COVID-19 en África desde el inicio de la pandemia.

Alrededor de dos tercios de los decesos adicionales por paludismo en 2020 se debieron a las restricciones por COVID-19, que interrumpieron la prevención, el diagnóstico y el tratamiento del paludismo, afirmó la OMS.

Sin embargo, los esfuerzos por mantener activos los servicios de asistencia médica a pesar de las dificultades hicieron que en África subsahariana no se duplicaran los fallecimientos por paludismo en 2020, como había advertido la organización.

En cambio, el número de decesos en la región aumentó 12%, en comparación con 2019, según los datos de la OMS.

"Gracias a los esfuerzos urgentes y extenuantes podemos afirmar que se ha conseguido evitar el peor escenario de decesos por malaria", señaló Pedro Alonso, director del programa mundial de malaria de la OMS.

Los expertos esperan que la lucha contra el paludismo pueda ganar un terreno considerable tras la recomendación de la OMS en octubre de que la vacuna RTS,S (Mosquirix), desarrollada por la compañía farmacéutica británica GlaxoSmithKline, se administre ampliamente a los niños de África.

"Con un aumento de la financiación, el acceso a herramientas que salvan vidas y una sólida innovación en nuevas herramientas para adelantarse a la evolución del mosquito y del parásito, podemos acelerar la acción transformadora y acabar con la malaria dentro de una generación", comentó Abdourahmane Diallo, director ejecutivo del grupo de defensa de la Alianza RBM para acabar con la malaria.

"Nos encontramos en una coyuntura crítica y exhorto a los líderes mundiales a que renueven su compromiso y su inversión", puntualizó.

Traducido y adaptado por el equipo de Medscape en español.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....