La revisión más extensa sobre las características clínicas del nuevo dolor de cabeza persistente diario

Steve Cimino

Conflictos de interés

30 de noviembre de 2021

La mayoría de los casos de nuevo dolor de cabeza persistente diario es de moderada a grave y muchos tienen características que a menudo se asocian con la migraña, según una nueva revisión retrospectiva de la historia clínica.[1]

"Se necesitan estudios prospectivos futuros para comprender mejor este trastorno discapacitante", escribieron el Dr. Randolph W. Evans, del Baylor College of Medicine, en Houston, Estados Unidos y la Dra. Dana P. Turner, Ph. D., del Massachusetts General Hospital y la Harvard Medical School, en Boston, Estados Unidos. Su estudio fue publicado en la edición del 28 de octubre de Headache.

Para clasificar las características clínicas de dolor de cabeza persistente diario reportadas con poca frecuencia, los investigadores realizaron un estudio retrospectivo de pacientes que fueron diagnosticados provisionalmente con el trastorno por el Dr. Evans en una clínica ambulatoria en Houston, Estados Unidos, desde el 1 de septiembre de 2011 hasta el 28 de febrero de 2020. De los 328 pacientes cuyo diagnóstico finalmente coincidió con los criterios de la tercera edición de la Clasificación internacional de cefaleas (ICHD-3), la edad promedio de inicio fue de 40,3 años (rango: 12 a 87 años). Aproximadamente 70% era de raza blanca y casi 66% de sexo femenino. Doscientos sesenta fueron diagnosticados con el fenotipo de migraña y 68 fueron diagnosticados con el fenotipo de tensión.

Características clave

La mediana de duración de dolor de cabeza persistente diario en el momento de la primera consulta con el Dr. Evans fue de 0,7 años y de 1,9 años en el momento de la última visita. Aproximadamente 33% de los pacientes con el fenotipo de migraña tenía antecedentes de migraña episódica, en comparación con 16,2% con el fenotipo de tipo tensional. Los dolores de cabeza fueron unilaterales de bloqueo lateral en 8,5% (n = 28) de todos los pacientes y 3,6% (n = 12) tuvo un inicio en trueno.

Las características clínicas más frecuentes en todos los pacientes incluyeron sensibilidad al ruido (72,1%), sensibilidad a la luz (71%), dolor moderado en el momento de la consulta inicial (57,9%), dolor por presión (54,9%) y dolor punzante (50,9%). Se notificaron náusea en 157 pacientes y vómito en 48 pacientes, todos en el grupo de fenotipo de migraña. El inicio del trueno fue mucho más prevalente en el grupo de fenotipo de migraña (11 pacientes), en comparación con el grupo de fenotipo de tipo tensión (1 paciente), al igual que el vértigo (19 pacientes frente a 1) y el aura visual (21 frente a 0).

Los principales factores precipitantes en todos los pacientes incluyeron acontecimientos vitales estresantes (20,4%), una infección respiratoria superior o una enfermedad similar a la influenza (10,1%) y tener como antecedente una cirugía extracraneal (1,5%). Los factores exacerbantes o agravantes fueron mucho más prevalentes en el grupo de fenotipo de migraña en comparación con el grupo de fenotipo de tipo tensión, incluyendo el estrés (14,6% frente a 5,9%), la luz brillante o intermitente (10,4% frente a 1,5%), el ruido fuerte (8,5% frente a 0%) y la falta de sueño (6,5% frente a 4,4%).

Los meses con más apariciones fueron junio (8,5%), enero (7,6%) y febrero (7,6%); no hubo una clara variación estacional o cíclica. El tipo de pronóstico más frecuente en todos los pacientes fue persistente (refractario) en 93%, seguido de remitente (autolimitado) en 4,3% y recidivante-remitente en 2,7%.

Desbloqueando un misterio médico

"Este es el estudio de revisión de casos más grande que se ha publicado sobre dolor de cabeza persistente diario, especialmente porque la mayoría de la gente piensa que es un trastorno bastante raro cuando en realidad no lo es", dijo en una entrevista el Dr. Herbert G. Markley, del New England Regional Headache Center, en Worcester, Estados Unidos.

"Lo que la gente debe entender es que pueden tener muchos de estos pacientes en su práctica y no darse cuenta. Siguen probando un fármaco tras otro y los pacientes se rinden y los médicos se dan por vencidos. Es terrible. No sabemos qué lo causa y no sabemos cómo tratarlo. Es uno de los mayores misterios que quedan en la ciencia médica", añadió.

"Mi idea sobre esta afección, compartida por otros, es que el dolor de cabeza persistente diario no es un diagnóstico que describe un grupo cohesionado de pacientes, sino un grupo de personas que comparten ciertas características", comentó el Dr. Morris Levin, director del Headache Center en la University of California, en San Francisco, Estados Unidos. "Y estarían mejor atendidos si este diagnóstico se dividiera en diferentes categorías".

Mientras elogiaba al Dr. Evans y a la Dra. Turner por su trabajo de categorización y clasificación, el Dr. Levin señaló: "Digamos que diagnostican a alguien con dolor de cabeza persistente diario, ¿eso ayudaría de alguna manera al manejo de esta persona? La respuesta es no. Algunos podrían decir: ʹSi coloca a los pacientes en el grupo de fenotipo de migraña puede utilizar tratamientos para la migrañaʹ. Mi punto sería: entonces llámelo migraña".

"Creo que otra forma de abordar el dolor de cabeza persistente diario podría ser crear subcategorías de migraña y dolores de cabeza de tipo tensional. Una migraña que es intermitente o inexistente de repente se vuelve diaria. Esa podría ser una subcategoría; en lugar de llamarse dolor de cabeza persistente diario, llámela 'nueva migraña crónica persistente'. o 'nuevo dolor de cabeza de tipo tensional crónico persistente'. Quizá eso nos sirva mejor en términos de comprender los mecanismos subyacentes y el mejor tratamiento para estos pacientes", agregó.

En la misma línea, el Dr. Markley hizo eco del llamado del Dr. Evans de realizar más estudios prospectivos y más investigación sobre posibles fármacos, con la esperanza de impulsar una mayor comprensión de este trastorno debilitante.

"Creo que este será un estudio histórico para que la gente mire hacia atrás, especialmente para cualquier persona que ingrese a la especialidad del dolor de cabeza y que nunca haya oído hablar de este tipo de dolor de cabeza y siga preguntándose por qué no puede ayudar a ciertos pacientes sin importar cuántos fármacos prueben", señaló.

Los autores reconocieron las limitaciones de su estudio, incluida su naturaleza de centro único y el proceso de abstracción de datos realizado por una sola persona. Sin embargo, agregaron que el Dr. Evans es un "investigador muy experimentado con más de 30 años de experiencia en la medicina del dolor de cabeza que estaba revisando datos de sus propios pacientes, datos que le eran muy familiares".

El Dr. Evans y la Dra. Turner han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....