COMENTARIO

Salud mental en los tiempos posteriores a la vacuna en la pandemia de COVID-19

Dr. José J. Mendoza Velásquez

Conflictos de interés

8 de diciembre de 2021

Encuentre las últimas noticias y orientación acerca de la vacunación contra la COVID-19 en el Centro de información sobre la vacuna contra el SARS-CoV-2.

El texto ha sido modificado para su mejor comprensión.

Hola, bienvenidos, soy el Dr. José J. Mendoza Velázquez, médico especialista en psiquiatría, grabando desde México para Medscape en español.

Hoy quiero hablar de manera particular sobre la situación que ocurre con la salud mental con relación a la pandemia de COVID-19 en este momento posterior a la vacuna y con la llegada de la variante ómicron.

La pandemia ha afectado la vida de miles de millones de personas en todo el mundo. El SARS-CoV-2, identificado originalmente en Asia causante de COVID-19, se extendió por todo el mundo a lo largo de los últimos dos años, lo que provocó una morbilidad y una mortalidad graves, con saldo de más de 5 millones de personas fallecidas por esta enfermedad.

Las manifestaciones de la COVID-19 incluyen síntomas respiratorios, cardiovasculares, insuficiencia orgánica múltiple, choque séptico y fallecimiento, así como una gran cantidad de efectos directos e indirectos en el sistema nervioso central, que van desde síndromes, como el delirium o la alteración de la función mental, hemorragia intracraneal e isquemia cerebral aguda hasta dolor de cabeza constante y sin explicación, insomnio, deterioro de las funciones ejecutivas y cambios cognitivos, cambios de comportamiento, depresión y comportamientos suicidas.

La ciencia nos permite conocer más sobre las patologías y los patógenos, actualmente en todo el mundo el público y la comunidad conocen los efectos físicos de la infección por SARS-CoV-2 y los pasos preventivos a tomar para limitar la exposición y minimizar la transmisión: esquema de vacunación completo contra la COVID-19, higiene y lavado de manos, así como uso de mascarillas estricto y la sana distancia para la población en general, uso de protección ocular con careta, bata y guantes para personal sanitario.

Con la llegada de la nueva variante ómicron la salud mental nuevamente se pondrá a prueba. Escucharemos muchas opiniones y aparecerán muchas necesidades. A lo largo del tiempo las instituciones continúan recomendando estar alertas y en cuidado por los próximos meses, seguir usando mascarillas, lavarnos las manos, completar nuestros esquemas de vacunación y evitar la exposición innecesaria.

Recomendaciones

Las pandemias siempre vienen con graves efectos directos e indirectos en la población mundial. La pandemia de COVID-19 parece interminable y su impacto emocional es cada día mayor. Las emociones asociadas a estos años se han ido acumulando y con el tiempo nuestros mecanismos adaptativos han sido sometidos a múltiples desgastes y en momentos es complicado no desesperanzarse. Además la ansiedad, el miedo por la incertidumbre y los cambios en el patrón del sueño siguen presentes y en muchas ocasiones las determinantes asociadas a la economía, la seguridad laboral, el trabajo en casa, tienden a asociarse con peores resultados en la salud mental.

Es fundamental proponer y desarrollar algunas estrategias de mitigación o manejo para mantener la salud mental. Meditación, yoga, ejercicios, compartir nuestros sentimientos con seres queridos y participar en actividades de interés podrían proporcionar ayuda para hacer frente a problemas de salud mental, pero también es relevante la participación global de los sistemas políticos tanto nacionales como internacionales para generar un ambiente de confianza.

Siga al Dr. José J. Mendoza Velásquez de Medscape en español en Twitter @josemendozamdr.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Contenido relacionado

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....