COMENTARIO

¿Cómo prepararnos para el impacto físico y emocional de las fiestas de fin de año?

Dr. José J. Mendoza Velásquez

Conflictos de interés

20 de diciembre de 2021

El texto ha sido modificado para su mejor comprensión.

Hola. Bienvenidos. Soy el Dr. José Mendoza Velázquez, médico especialista en psiquiatría, grabando desde México para Medscape en español.

Hoy quiero hablar sobre cómo prevenir el impacto físico y emocional de las fiestas de fin de año.

Aun cuando pueda pasar desapercibido, para muchas personas el impacto emocional y físico de las fiestas de final de año deja huellas que se acumulan a lo largo del tiempo: estrés agudo y crónico, trastornos afectivos recurrentes o recaídas en trastornos previos, aumento de peso y cambios en los hábitos de vida.

No obstante que las fiestas de final de año se asocian con la ganancia de peso, se ha descrito que particularmente en nuestro país, los cambios en patrones alimentarios y de consumo de sustancias aumentan desde la primera semana del mes de noviembre hasta la segunda semana de enero.

Cada persona tiene una historia asociada a estos festejos; para algunas será una época feliz y para otras será lo peor que les puede ocurrir.

Algunos estudios han sugerido que existe una ganancia de peso asociada a las fiestas del final de año. En México esta ganancia es de aproximadamente dos kilogramos, lo que nos ha parecido normal. Un metanálisis publicado por Journal of Obesity reporta un aumento en adultos, de 0,4 a 0,9 kg en una ganancia de peso observada en forma consistente y difícil de percibir, lo cual es una situación importante, ya que la mayoría de personas que intentaba perder peso consiguió lo contrario en dicha época.[1]

Existen factores de riesgo, pues ante las emociones por el festejo no nos percatamos de que muchos alimentos y bebidas que consumimos están cargados de carbohidratos y azúcares,

Un estudio en estudiantes estuvo basado en evidencia empírica relacionada no solo al peso, sino a la grasa corporal, con un incremento de 0,1 kg de grasa corporal posterior a las fiestas. Esta realidad no es la misma en los niños, el estudio revisado no mostró efectos en el índice de masa corporal, sin embargo, los cambios en los estilos de vida al finalizar el año pueden tener impacto durante los primeros meses del Año Nuevo.

Otras características importantes del final del año son las experiencias emocionales.[2]

Cada persona tiene una historia asociada a estos festejos; para algunas será una época feliz y para otras será lo peor que les puede ocurrir.

El fin de año y la Navidad también nos permiten experimentar un "cierre de ciclo" de actividad autocrítica y potencial frustración y, por tanto, aumentan el riesgo de la aparición de síntomas depresivos.

Hablar de depresión específicamente ligada a esta época es arriesgado, pero sin duda lo que está lejos de ser aventurado o errado es el incremento de los factores de riesgo.

El acúmulo de experiencias estresantes a lo largo de los meses e incluso estos casi dos años viviendo bajo las circunstancias determinadas por la pandemia pueden ser disparadores que permitan que los síntomas depresivos se establezcan como trastorno.

Hablar de depresión específicamente ligada a esta época es arriesgado, pero sin duda lo que está lejos de ser aventurado o errado es el incremento de los factores de riesgo.

Sin embargo, la situación común es más adaptativa y una reacción normal a estas circunstancias de una época festiva en el duelo de la pandemia y sus consecuencias, la comparación con los recuerdos de otros momentos, las pérdidas, los temores. Esto ya lo hemos descrito y se conoce como "tristeza, nostalgia o blues navideño" y particularmente en este año, tras el recuerdo de las consecuencias de la Navidad de 2020, podría ser un aspecto a tener en cuenta.

Es relevante observar que bajo la presencia sintomática en dos semanas de falta de interés, cambios en el estado de ánimo, tristeza, llanto, fallas en la concentración, lentitud psicomotora, a través de una historia clínica completa debemos descartar la presencia de un cuadro de depresión.

Mas allá del peso, es importante hacer conciencia de la conservación de nuestros hábitos saludables durante las fiestas de fin de año, particularmente en el consumo de carbohidratos, azúcares, alcohol y sustancias psicoactivas.

Algunos hallazgos implican que el estado de ánimo de los individuos en general puede empeorar y el número de fatalidades relacionadas al alcohol también. Sin embargo, el uso de los servicios de urgencias en áreas psiquiátricas y urgencias relacionadas a psiquiatría de hospitales generales, así como las hospitalizaciones psiquiátricas, tienden a disminuir, así como la prevalencia de intentos de suicidio o suicidio consumado con un repunte predominante en suicidios e intentos de suicidio tras las fiestas del fin del año que nos debe hacer mantener la alerta durante el primer mes del nuevo año.

Contra todo lo pensado, Navidad y Año Nuevo no incrementan los índices de suicidio. Navidad prácticamente continúa con las tasas del resto de los días del año, sin embargo, posterior a las fiestas de fin de año, este fenómeno tiene un repunte predominante en suicidios e intentos de suicidio que convierte una vez más a las fiestas del fin del año en un posible factor importante en la salud pública.

Un estudio en Suecia describe en cifras entre 2006 y 2015 que el repunte ocurre prácticamente posterior a la noche de Año Nuevo, relacionándolo con posibles mecanismos, como el "efecto de la promesa rota", el incremento en el consumo de alcohol, la dificultad para buscar ayuda y el acceso a servicios durante estas fechas.[3]

Como conclusión, debemos enfatizar en la relevancia de concientizar a la población sobre este impacto, considerado un problema de salud pública, a fin de implementar medidas encaminadas al autocontrol y de ser posible, crear programas de seguimiento.

Siga al Dr. José J. Mendoza Velásquez de Medscape en español en Twitter @josemendozamdr.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Contenido relacionado

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....