Las hospitalizaciones por infecciones graves disminuyeron en pacientes con artritis psoriásica

Tara Haelle

Conflictos de interés

25 de noviembre de 2021

La tasa de hospitalizaciones en Estados Unidos por tres tipos de infecciones graves en pacientes con artritis psoriásica parece haber disminuido de 2012 a 2017, según una investigación presentada en el Congreso del American College of Rheumatology Convergence (ACR) de 2021.[1]

Varios de los tratamientos estándar para la artritis psoriásica conllevan más riesgo de infecciones, pero las tasas varían entre fármacos antirreumáticos modificadores de enfermedad habituales, glucocorticoides, biofármacos y otros tratamientos.

"Dado que la utilización de biofármacos ha aumentado en los últimos años, quisimos investigar las tendencias nacionales en infecciones graves en pacientes con artritis psoriásica de los años 2012 a 2017", declaró la Dra. Vagishwari Murugesan, fellow de artritis psoriásica en la Toronto University, en Toronto, Canadá, durante una presentación de póster pregrabada. La Dra. Murugesan era fellow de la Boston University, en Boston, Estados Unidos, cuando realizó la investigación.

Los investigadores analizaron datos de 2012 a 2017 de la National Inpatient Sample de Estados Unidos, que incluye cerca de 20% de todas las altas de hospitales de las poblaciones de este país, excepto los centros de rehabilitación y de cuidados agudos a largo plazo. Utilizando los códigos de la novena y décima ediciones de la Clasificación Internacional de Enfermedades, los investigadores identificaron todos los registros de alta que contenían un diagnóstico de artritis psoriásica, así como de neumonía, sepsis, infección de las vías urinarias e infecciones de la piel y los tejidos blandos. Tras realizar ajustes para que coincidieran con las distribuciones de edad de la población estadounidense en el curso de los años, examinaron las tendencias de las infecciones graves en los pacientes con artritis psoriásica durante ese periodo de 6 años.

Las características demográficas en esos años cambiaron poco: la edad media de los pacientes dados de alta era de 59,5 años en 2012 y de 60,8 años en 2017. Asimismo, la población de pacientes era 56% de mujeres y 88,5% de raza blanca en 2012 y 57,7% de mujeres y 88,4% de raza blanca en 2017. La duración media de la hospitalización en promedio también fue similar: 4,7 días en 2012, frente a 4,9 días en 2017.

Entre las 50.700 altas de pacientes con artritis psoriásica en 2012, los investigadores identificaron 125 con neumonía, 230 con sepsis, 312 con infecciones de piel y tejidos blandos y 174 con una infección de las vías urinarias. De las 179.400 altas en 2017 de pacientes con artritis psoriásica , 344 tenían neumonía, 374 tenían sepsis, 681 tenían infecciones de piel y tejidos blandos y 348 tenían una infección de las vías urinarias. Tras el análisis estadístico, los investigadores no encontraron diferencias significativas en los diagnósticos de neumonía durante los años estudiados, pero sí un descenso estadísticamente significativo en las altas de pacientes con sepsis, infecciones de piel y tejidos blandos e infección de las vías urinarias (p <0,001).

Una limitación notable del estudio es que la base de carece de información sobre tratamientos o datos de pacientes externos, lo que imposibilita determinar si se estaban presentando más infecciones y simplemente se estaban tratando en entornos ambulatorios, aunque no está claro por qué se produciría un cambio tan considerable en solo 5 años. También es posible que los procedimientos de codificación difieran entre hospitales, pero, cabe suponer que las formas en que podrían diferir en 2012 serían similares a cualquier diferencia en 2017.

El Dr. Arthur Kavanaugh, profesor de medicina y director del Center for Innovative Therapy de la California University en San Diego, Estados Unidos, consideró que los resultados son interesantes para lo que considera un tema importante.

"Lo que hace que estos datos sean interesantes es lo mismo que limita su fiabilidad: Los autores señalan que las infecciones disminuyeron 'pese al aumento del uso de biofármacos durante este periodo'", declaró el Dr. Kavanaugh en una entrevista.

"Estos son datos de reclamaciones, por lo que no hay manera de apoyar ninguna asociación entre esas infecciones graves y el uso de biofármacos. De hecho, hay múltiples factores que podrían haber influido en estos datos. No es posible saberlo a partir de los datos de reclamaciones", agregó.

El Dr. Kavanaugh señaló que vale la pena seguir investigando la cuestión con datos de otras fuentes.

La investigación fue financiada por el National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases. Uno de los coautores del estudio informó de vínculos con UCB; la Dra. Murugesan y sus otros coautores declararon no tener conflictos de intereses. El Dr. Kavanaugh declaró no tener conflictos de intereses.

Este artículo fue publicado originalmente en MDEdge, parte de la Red Profesional de Medscape.

Para más contenido siga a Medscape en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....